3 jun. 2014

El caso del rey Saúl y su salvación

El caso del rey Saúl y su salvación

Por: Serafín Romero.

El caso del rey Saúl y su salvación, es uno de los casos difíciles de entender que encontramos en la biblia, y para estos casos hay maneras de interpretar las escrituras, primero y sumamente importante, debemos aceptar “la inerrancia de la biblia” pues es de inspiración divina, los hombres podemos fallar, contradecirnos, cambiar, equivocarnos, etc. pero la palabra de Dios jamás. Dios no se contradice ni se equivoca, es perfecto, y su palabra por ende. Aunque para nosotros (viles mortales) haya cosas que no tenemos la capacidad de entender ni comprender al 100%, débenos aceptar y respetar esta verdad.

También, para la buena interpretación de la Biblia hay una materia en teología que se llama “hermenéutica”, esta se compone de diversas reglas de interpretación que debemos aplicar al texto en cuestión para su mejor comprensión. Una de las reglas de la hermenéutica que debemos utilizar en los casos difíciles es  “la analogía de la fe” esto es, que no debemos afirmar ni concluir nada hasta haber hecho una comparación de todo lo que dice la biblia al respeto del tema, en este caso, debemos tener las bases bíblicas de qué es lo que dice toda la biblia acerca de “la salvación”.  La hermenéutica nos enseña que debemos  revisar muy bien lo que dice el contexto no solo del capítulo, sino de todo el libro, y más aun de toda la biblia esto es “la analogía de la fe”.
Una regla dentro de la hermenéutica que muchos descuidan (tal vez por ignorancia), es la que dice que todos los pasajes difíciles de la escritura se deben interpretar a la luz de los pasajes fáciles; Todos los pasajes oscuros deben ser iluminados por los pasajes claros, así debemos interpretar el caso del rey Saúl y su salvación.

Hay tres formas de interpretación que le han dado a este caso.

Primera: Algunos afirman que Saúl fue salvo por un tiempo, pero por no cuidar su salvación y más aun por haberse suicidado, la perdió.

Segunda: Otros afirman que Saúl fue salvo, siempre salvo a pesar de que se suicido.

La tercer forma de interpretar este caso dice: Saúl nunca fue salvo, sino solo un iluminado tal y como lo fue Judas Iscariote.

Yo estoy en base al estudio y la aplicación de las reglas de interpretación de acuerdo con la tercera postura.

Vemos en el relato que Dios era el que guiaba y gobernaba al pueblo de Israel por medio de jueces pero el pueblo ya no quiso este sistema de gobierno y pidió rey…

Todos los ancianos de Israel se juntaron, y vinieron a Ramá para ver a Samuel, y le dijeron: He aquí tú has envejecido, y tus hijos no andan en tus caminos; por tanto, constitúyenos ahora un rey que nos juzgue, como tienen todas las naciones. Pero no agradó a Samuel esta palabra que dijeron: Danos un rey que nos juzgue. Y Samuel oró a Jehová. Y dijo Jehová a Samuel: Oye la voz del pueblo en todo lo que te digan; porque no te han desechado a ti, sino a mí me han desechado, para que no reine sobre ellos. 1Sa 8:4-7 

Dios mismo estableció a los jueces para que guiaran al pueblo a diferencia de todas las naciones, pero el pueblo no quiso ser especial y diferente a las otras naciones, sino que quisieron ser como todos los demás desechando así a Dios mismo como Rey.

Samuel dio advertencia al pueblo de que tener un rey no era muy bueno…
Pero el pueblo no quiso oír la voz de Samuel, y dijo: No, sino que habrá rey sobre nosotros; y nosotros seremos también como todas las naciones, y nuestro rey nos gobernará, y saldrá delante de nosotros, y hará nuestras guerras. 1Sa 8:19-20

Dios accedió a cumplirles esta petición…
Y Jehová dijo a Samuel: Oye su voz, y pon rey sobre ellos. 1Sa 8:22 

Y mando a Samuel ungir a Saúl como rey.
Saúl, joven y hermoso. Entre los hijos de Israel no había otro más hermoso que él; de hombros arriba sobrepasaba a cualquiera del pueblo. 1Sa 9:2 

Nota: Si bien sabemos que nuestro Dios no elige según la apariencia física de las personas(Dios no mira su parecer, ni lo grande de su estatura, porque lo desecha; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón. Exactamente Como lo hizo con David, un muchacho sencillo e insgnificante.  1Samuel 16:7,) en el caso de Saúl si lo hizo así, eligió a un varón con personalidad imponente para los ojos del pueblo, pero no agradable a los ojos de Dios. 

Y dijo a los hijos de Israel: Así ha dicho Jehová el Dios de Israel: Yo saqué a Israel de Egipto, y os libré de mano de los egipcios, y de mano de todos los reinos que os afligieron.Pero vosotros habéis desechado hoy a vuestro Dios, que os guarda de todas vuestras aflicciones y angustias, y habéis dicho: No, sino pon rey sobre nosotros. Ahora, pues, presentaos delante de Jehová por vuestras tribus y por vuestros millares. 1Sa 10:18-19

Nota: cuando se dice “Dios eligió a Saúl” lo dice en base a que el pueblo eligió un humano en vez de Dios  como Rey, no porque Dios lo haya dispuesto así según su voluntad y beneplácito, sino por ceder a la petición del pueblo y para enseñarles una lección.

Ahora, pues, he aquí el rey que habéis elegidoel cual pedisteis; ya veis que Jehová ha puesto rey sobre vosotros. 1Sa 12:13 

Para Dios fue una gran ofensa; un pecado contra él que el pueblo pidiera rey.
¿No es ahora la siega del trigo? Yo clamaré a Jehová, y él dará truenos y lluvias, para que conozcáis y veáis que es grande vuestra maldad que habéis hecho ante los ojos de Jehová, pidiendo para vosotros rey. Y Samuel clamó a Jehová, y Jehová dio truenos y lluvias en aquel día; y todo el pueblo tuvo gran temor de Jehová y de Samuel. Entonces dijo todo el pueblo a Samuel: Ruega por tus siervos a Jehová tu Dios, para que no muramos; porque a todos nuestros pecados hemos añadido este mal de pedir rey para nosotros. Y Samuel respondió al pueblo: No temáis; vosotros habéis hecho todo este mal; pero con todo eso no os apartéis de en pos de Jehová, sino servidle con todo vuestro corazón. Mas si perseverareis en hacer mal, vosotros y vuestro rey pereceréis. 1Sa 12:17 - 25

Una vez establecido como rey temporal, Saúl mostro evidencias de ser usado por Dios, evidencias tales como: el Espíritu Santo sobre él, Corazón cambiado, profetizó, y le diovictorias sobre sus enemigos.
Pero estas señales no son evidencias de ser salvo, pues como podemos ver en otros casos (analogía de la fe) Dios uso y mostro estas señales en más personas, sin embargo no eran hijos de él.

Evidencia uno “Espíritu Santo sobre Saúl”
En la carta a los hebreos cap. 6 vemos esto mismo con la expresión  “partícipes del Espíritu Santo” y tenemos  casos muy claros en la escritura  como Judas Iscariote y todos aquellos que llegarán aquel día final delante de Cristo diciendo: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Mateo 7:22
Pero el Señor les responde en el verso siguiente con claridad y contundencia “NUNCA OS CONOCI” que es lo mismo que decir “nunca fueron míos, nunca fueron ovejas de mi rebaño, nunca tuve relación con ustedes, nunca fueron salvos.” Entonces la expresión “El Espíritu Santo sobre él” no quiere decir “El Espíritu Santo dentro de él”.

Evidencia dos “Corazón cambiado”
Aconteció luego, que al volver él la espalda para apartarse de Samuel, le mudó Dios su corazón; y todas estas señales acontecieron en aquel día. 1Sa 10:9 
Esta expresión “mudó Dios su corazón” es la misma que “mudado en otro hombre”1Sa 10:6

Esto no se refiere a una regeneración, sino a la actitud de personalidad, volverse de una actitud indiferente a Dios, seguida de señales milagrosas.
 Como bien podemos ver, Saúl tenía una estima baja, pues Saúl mismo dijo: ¿No soy yo hijo de Benjamín, de la más pequeña de las tribus de Israel? Y mi familia ¿no es la más pequeña de todas las familias de la tribu de Benjamín? ¿Por qué, pues, me has dicho cosa semejante? 1Samuel 9:21 
Más adelante cuando Saúl iba a ser presentado delante del pueblo como rey, se escondió, pues aun tenía la actitud temerosa y miserable…  Preguntaron, pues, otra vez a Jehová si aún no había venido allí aquel varón. Y respondió Jehová: He aquí que él está escondido entre el bagaje. 1Samuel 10:22  Si seguimos leyendo el relato, vemos como llega un punto donde Saúl cambia de actitud, de sentirse un vil, a tomar la actitud de rey, esto es ser mudado en otro hombre.

Evidencia tres “Profetizar”
El profetizar, no es algo exclusivo de los hijos de Dios, también han habido casos en la escritura que Dios ha hecho hablar en su nombre a diversas personas sin ser hijos de él, como el caso (nuevamente) de Judas Iscariote o como el profeta Balam Peor y todos aquellos que el Señor apartara de su presencia aquel día final como lo vemos en Mateo 7:22. Dios ha hecho hablar a hasta un burro, así que el profetizar no es evidencia de ser salvo.

Evidencia cuatro “Las victorias sobre sus enemigos”
El que Dios conceda estas victorias sobre los enemigos, si lo trasladamos a la época actual ¿cuántos hombres son exitosos en lo que emprenden; tienen victorias?... Pero esto no es evidencia de ser hijo de Dios, sino de que Dios puede conceder bienestar a muchos pero su fin sabemos cuál es.

En conclusión:
Saúl fue, como lo podemos ver en Hebreos 6:4-5 y Mateo 7:22-23 un iluminado que disfruto del don celestial, que fue hecho participe del Espíritu Santo, que gusto de la buena palabra (pues profetizo) y de los poderes del siglo venidero tal como Balaam Peor y Judas Iscariote, que por cierto este último también se suicido demostrando así que nunca fue salvo.

La escritura afirma de manera categórica que la salvación es de Dios, que alguno una vez hijo jamás dejara de serlo, que nadie nos arrebatara de sus manos, que nos da vida eterna, que no pereceremos jamás, que ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, que nos hizo perfectos para siempre, que nos santifico, justifico, regenero, glorifico, redimió, adopto, que nos resucito, que nos hizo sentar en los lugares celestiales, que nos sello,  que nos guardara irreprensibles para el día del Señor, que estará con nosotros hasta el fin del mudo, que pone fuerzas, que nada ni nadie nos podrá separar de su amor que es en Cristo Jesús.  Y otra evidencia escritural es que un hijo de Dios no puede suicidarse el Espíritu que mora en él se lo impide pues como dice la biblia no será tentado mas allá de lo que pueda soportar.

                                                                                                                                                                    

Apostasia al dia

Autor & Editor

Apostasia al dia

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.



Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).
Se produjo un error en este gadget.

Seguidores

Concordancia

Verso del dia

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.

 
Apostasía al día © 2015 - Designed by Templateism.com