26 feb. 2015

¿Qué piensa un cristiano de la película 50 Sombras de Grey?


¿Qué piensa un cristiano de la película 50 Sombras de Grey?

Por: Esau Mejia


Según Wikipedia, “Cincuenta sombras de Grey (en inglés: Fifty Shades of Grey), es una novela erótica (no apta para menores de edad) de 2011 de la autora británica E. L. James. Se destaca por sus escenas explícitamente eróticas, con elementos de las prácticas sexuales que involucran: bondage/disciplina, dominación/sumisión, sadismo/masoquismo”.



Algo interesante es que, esta película a pesar de estar llenas de mensajes inmorales sobre el sexo los directores y productores no desean ocultar o “suavizar” nada para atraer más audiencia o no provocar el rechazo del público. Por el contrario, tanto el libro como la película, son bastante explícitos contando una historia llena de perversidades y aberraciones sexuales. Lo sorprendente es que, aunque Cincuenta Sombras de Grey, presenta a todas luces ideas satánicas sobre el sexo, esto no ha detenido su “éxito”, pues, “ha encabezado las listas de best seller en todo el mundo, incluyendo el Reino Unido y los Estados Unidos. La serie ha vendido 31 millones de copias en todo el mundo”, según nos cuenta Wikipedia. Y se espera que millones de personas acudan a ver la película.
En otras palabras, los directores de la película no han tenido que hacer esfuerzos tratando de ocultar o eliminar escenas cargadas de inmoralidad sexual, ya que parece haber millones de personas en el mundo dispuestas a abrir las puertas de sus mentes y corazones para consumir esta basura. En mi país, por ejemplo, un medio de comunicación reportó que todas las entradas para 50 Sombras de Grey, ya han sido vendidas en pre-ventas para los cines de Caribbean Cinemas.


¿Qué piensa un cristiano sobre esta el libro y la película “Cincuenta Sombras de Grey”?

Este post no está dedicado a hacer un análisis profundo de esta película. La razón por la que estoy escribiendo este post, es porque, algunos jóvenes cristianos me han preguntado qué opino sobre esta película, otros me han preguntado sobre si es correcto que un joven la vea o si es correcto que dos esposos vayan al cine a verla.
Entiendo que hay situaciones, temas o decisiones que a veces son difíciles de tomar porque quizás no contamos con suficiente textos bíblicos sobre algunas áreas “grises” de la vida. El problema que tomar la decisión de no ver esta película no es un área gris. La Biblia no hace silencio en cuanto a cuál debe ser mi respuesta o mis decisiones sobre la inmoralidad sexual y sobre la promoción del sexo ilícito.
Yo quiero que analicemos lo siguiente: Si esta película de la que estamos hablando, promueve aberraciones sexuales, violencia sexual, prácticas sexuales que solo pueden venir de mentes entregadas totalmente a sus bajas pasiones y la “creatividad” del diablo. Si esta película distorsiona la imagen del hombre y la mujer, si promueve a la mujer como un simple objeto sexual, si promueve el sexo sin que tenga que hacerse sobre la base del amor puro en el matrimonio, entonces, para qué rayos, un cristiano debe ver esa película.

La Biblia habla fuerte y claro sobre la inmoralidad sexual:

Como dije arriba, yo puedo entender que algunos cristianos se sientan confundidos cuando tienen que tomar decisiones o ejecutar acciones donde la Biblia no nos presenta un mandamiento preciso sobre qué hacer (y aun así la Biblia tiene luz para todo), pero esta película no es uno de esos casos donde yo debo actuar según lo que yo entienda en “mi libertad cristiana”. NO.
La Biblia me ordena mantenerme alejado de la inmoralidad sexual: “Que no haya ninguna inmoralidad sexual, impureza ni avaricia entre ustedes. Tales pecados no tienen lugar en el pueblo de Dios (Efesios 5:3)”.


La Biblia me ordena a “Huid de la fornicación. Todos los demás pecados que un hombre comete están fuera del cuerpo, pero el fornicario peca contra su propio cuerpo (1 Corintios 6:18)”.
En otras palaras, la Biblia no me motiva a ver una película o disfrutar un libro que celebra de forma vulgar y diabólica cualquier acto de fornicación.
La Biblia me ordena a presentar todo mi ser, incluyendo mi cuerpo a la santidad:

“ni presentéis los miembros de vuestro cuerpo al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia (Rom 6:13).
La Biblia me orden a “no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas (Efesios 5:11)”.
En otras palabras, en lugar de un cristiano promover o disfrutar de esta basura de película o libro, tiene un mandamiento a no tener nada que ver con eso. Por el contario, hace mejor reprendiendo o denunciando como pecado e incorrecto este tipo de contenido.


Avancemos a la madurez bíblica:
Amados hermanos que me leen, yo sé que muchos de ustedes son personas maduras en Cristo. Pero, lamentablemente también hay muchos cristianos que aunque tienen años dentro del evangelio, se mantienen inmaduros espiritualmente.
El apóstol Pablo, nos manda desarrollar una madurez de pensamiento.
“hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar (1 Cor 14:20)”.
Cuando un cristiano no está informado bíblicamente sobre cosas tan básicas como el diseño del sexo, la mayordomía del cuerpo, la santidad, la pureza sexual, temas como estos donde la Biblia abunda con mandamientos claros para procurar nuestra santificación y pureza para el Dios Santo y que demanda santidad, entonces, necesita ir delante de Dios, orar, estudiar la Biblia, relacionarse con hermanos en la fe que le ayuden a crecer, leer buenos libros que le ayuden a madurar en su conocimiento bíblico, entre otras disciplinas y acciones con el fin de madurar espiritualmente.
Por favor, responde conmigo esta última pregunta a modo de ejercicio:


¿Si la Biblia me ordena a vivir en pureza sexual y huir de la inmoralidad sexual, cuál debe ser mi decisión o respuesta cuando yo esté frente una película, canción, libro, novela o persona que me presente un contenido inmoral?
RESPUESTA: Decir NO, NO y NO.
Todo lo que me quita el deseo de obedecer a Dios, es un acto de pecado y de idolatría.

Apostasia al dia

Autor & Editor

Apostasia al dia

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.



Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).
Se produjo un error en este gadget.

Seguidores

Concordancia

Verso del dia

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.

 
Apostasía al día © 2015 - Designed by Templateism.com