26 feb. 2015

Una frase de Jesús Adrián Romero que no es tan “bonita” como parece

Una frase de Jesús Adrián Romero que no es tan “bonita” como parece

Por: Esau Mejia


Jesús Adrián Romero, tiene más de 9 millones de seguidores en su Facebook, no cabe duda que es una figura o persona de una influencia increíble para muchas personas.
Un ejemplo de esto que digo, una frase que JAR, compartió en su FB, y que una amiga me la envió para saber mi opinión o reacción.
Esta imagen o frase, ya tiene más de 56,000 likes, más de 4,000 veces compartidas y más de mil comentarios. Tener 56 mil likes en una imagen, significa que has alcanzado a mucha gente. Es como imaginar un estadio de Futbol, lleno de personas viendo esa imagen en una pantalla gigante. ¿Te das cuenta el gran impacto que puede tener lo que compartimos en las redes sociales?


Pero en lo que realmente quiero ocuparme en este post, es sobre el mensaje de la frase o la idea que transmite. Creo que esa frase no dice la verdad aunque suene “bonita” y muy “wow”. Sin embargo, en breve también veremos que elemento positivo podemos sacar de ella.

Pongamos en perspectiva la frase una vez más:


¿Es esa frase es coherente con lo que la Biblia enseña sobre las diferencias del mundo y la iglesia?

El mismo Jesús, a quien JAR, apunta en esa frase, dice lo siguiente:
“Entonces dijo a sus discípulos: «El que acepta el mensaje de ustedes me acepta también a mí. El que LOS RECHAZA a ustedes a mí me rechaza. Y el que me rechaza a mí rechaza a Dios, quien me envió» (Lucas 16:15, mayúsculas añadidas).
Con este solo versículo es suficiente para demostrar que la frase no tiene un mensaje claro ni muy bíblico. El mismo Jesús, les advirtió a sus discípulos que serían rechazados por el mundo. Pero, hay más, Jesús, sigue diciendo:
“Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros.

Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece.
Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra.” (Jn 15:18-20).
Espera un momento, ¿aquel a quien JAR, señala que imitemos si somos rechazados por el mundo, es el mismo Jesús que está diciendo que seriamos OBORRECIDOS, y que él también es aborrecido? Si la frase de JAR, menciona al mismo Cristo que dijo esas palabras en Juan, entonces, alguien está equivocado, y desde luego que no es nuestro perfecto y glorioso Cristo.

¿Por qué la gente rechaza a Cristo y a su iglesia?

 Jesús da la respuesta a este pregunta en el mismo capítulo 15 de Juan:
“Más todo esto os harán por causa de mi nombre, porque no conocen al que me ha enviado.

Si yo no hubiera venido, ni les hubiera hablado, no tendrían pecado; pero ahora no tienen excusa por su pecado.” (Jn 15:21-22).

La razón por la que el mundo rechaza a la iglesia de Cristo y Su evangelio, es porque “los hombres amaron más las tinieblas que la luz, pues sus acciones eran malas (Jn 3:19)”. Es decir, el mundo no solo rechaza a la iglesia sino que no busca a Dios (Rom 3:11). No quieren vivir para Dios sino para sí mismos (2 Cor 5:15). No están dispuestos a negarse a ellos mismos ni tomar la cruz de Cristo. En fin, el mundo ama su pecado.

Si el mundo rechaza la iglesia, la iglesia debe seguir siendo iglesia:

No tiene mucho sentido bíblico afirmar que debemos ser  Jesús, si el mundo nos rechaza. La iglesia es representante de Cristo. Cuando la iglesia predica el evangelio  es “como si Dios los exhortara a ustedes por medio de nosotros (2 Corintios 5:20)”. Los cristianos somos embajadores de Cristo. Cuando Saulo, era perseguidor de los cristianos, él creía que solo estaba tratando de eliminar un intento de revuelta social, pero el mismo Cristo se le apareció diciéndole: “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?  Y él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y El respondió: Yo soy Jesús a quien tú persigues” (Hech 9:4).


Si pretendemos no ser la iglesia o no tener la apariencia de iglesia ni las debilidades y defectos que tenemos como iglesia de Cristo, solo con el fin de no ser rechazados, nos encontraremos con esta verdad bíblica terrible:  rechazar la iglesia aun con sus debilidades y defectos, es rechazar a Cristo.
Yo me pregunto: ¿Jesús dejó de ser Jesús, para no ser rechazado por el mundo? ¿A Jesús, le preocupó cuando las multitudes rechazaban su mensaje al punto de hacer relaciones públicas para mejorar su imagen? ¿A caso Jesús no fundó su iglesia llamando a 12 apóstoles llenos de defectos, que a veces tenían desacuerdos entre ellos y lo que es peor, uno le traicionó, otro le negó y otro tenía dudas de que él había resucitado?
Si bien las divisiones y contiendas entre los mismos cristianos no son bien vistas ni edifican, también es cierto que hay un tipo de división que es positiva para la iglesia de Cristo. El apóstol Pablo dice a la iglesia de Corintos: “Porque es preciso que entre vosotros haya disensiones, para que se hagan manifiestos entre vosotros los que son aprobados (1 Cor 11:19)”.
Jesús, fue muy consciente de que su iglesia siempre ha tenido debilidades y es vulnerable e imperfecta, por eso oró a Dios, su Padre, para que seamos uno como él y el Padre son uno. Por eso mandó a sus seguidores a amarse unos a otros y guardar sus mandamientos. Pero Jesús, nunca dijo que no seriamos rechazados por el mundo aun teniendo unidad.
¿Quiénes conforman la iglesia de Jesús?
La iglesia no está compuesta de personas que merecen la aprobación de Dios o que nunca rechazaron a los cristianos ni a Cristo. Todo lo contrario, la iglesia de Cristo, incluyendo la comunidad que pastorea Jesús Adrian Romero, está conformada por personas que antes estaban muertos en sus delitos y pecados, alejados de Dios, personas que en otros tiempos muchos de ellos no sentían ningún tipo de atracción o motivación de servir a Dios, mucho menos de congregarse o pertenecer a una iglesia. Pero Dios que es Soberano y lleno de amor, aun dentro de ese mundo que rechaza a Cristo y a la iglesia, nos ha escogido para salvación por pura gracia.  Por eso los cristianos “ya no forman parte del mundo. Yo los elegí para que salieran del mundo, por eso el mundo los odia”, declaró Jesús en Juna 15:19.
Es triste decirlo, pero hoy muchos cristianos están realmente preocupados en ser aceptados por el mundo, en caerle bien a todos. Esto ha llevado a que muchas iglesias caigan en todo tipo de excesos y en un pragmatismo religioso altamente dañino, con el fin de hacer cualquier cosa para ser atractivos para el mundo y llenar nuestras iglesias o que no se vayan los miembros que ya tenemos.


Cada vez que la iglesia de Cristo, es más como Jesús, el rechazo será mayor al punto de que el mismo Cristo, profetizó que seriamos perseguidos como iglesia por amor de su nombre.
Una muestra de esto es que, si se fijan mientras más los cristianos resaltan el diseño de Dios para la familia y el sexo, notaremos como organizaciones y activistas pro-homosexualidad, se distancian más de la iglesia de Cristo. Por el contrario, en estos tiempos hemos estado viendo que muchos homosexuales se están acercando más a la iglesia Católica, desde que el Papa, ha dado declaraciones que han hecho sentir a la comunidad gay apoyada en su elección o preferencia sexual.
Simple, mientras más centrada es la iglesia en el evangelio, más distanciado será el mundo de la iglesia. Pero Dios, traerá a aquellos que serán salvos a través de la predicación del evangelio de Jesús.


Lo único positivo de la frase que podríamos llevarnos

Lo único positivo que puedo decir la imagen (si es que tiene algo de positivo), es que, por un lado, si bien Cristo, ya ha afirmado y declarado que seriamos rechazados por el mundo, como iglesia debemos cuidar de que no seamos rechazados por ser inmorales, mentirosos, hipócritas, infieles, dando mal testimonio de la verdad.

Pero, debemos recordar que, si bien dentro de la iglesia de Cristo, se ven y se han visto muchas cosas negativas por parte de algunos líderes o miembros, eso no significa que la iglesia de Cristo, sea así en su totalidad. Siempre existirán personas dentro de la iglesia que con su mala conducta hacen que otros tropiecen y hablen mal de la iglesia, pero la verdadera de iglesia de Cristo, siempre se ha opuesto a tener entre sus miembros aquellos que persisten en la inmoralidad y la falsedad y que contaminan el cuerpo deliberadamente.

Consideré necesario extenderme en este tema porque mucha gente lee una frase o un pensamiento y solo porque viene de un “famoso”, a todo le dicen “amen”, “aleluya” y “gloria a Dios”.
Recordemos también que el mismo Jesús Adrián Romero, ha dicho en varias entrevistas que a sus conciertos van personas de todas las religiones porque no se sienten amenazadas o que la están atacando. Todos los extremos son malos. A  las personas no solo debemos hablar con amor sobre la gracia de Dios, también debemos confrontarlo con su pecado o su condición delante de Dios, aun seamos cantantes, escritores o jugadores profesionales de Candy Cruch.

Apostasia al dia

Autor & Editor

Apostasia al dia

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.



Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).
Se produjo un error en este gadget.

Seguidores

Concordancia

Verso del dia

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.

 
Apostasía al día © 2015 - Designed by Templateism.com