15 sep. 2015

Reseña: Señor, necesito un Milagro... Pero, ¿cómo adquirirlo?


"Examinadlo todo - 1 Tes 5:21a, me ha parecido... después de haber investigado con diligencia todas las cosas desde su origen - Lc 1:3a (RVR)."


El título es más que llamativo, ¿quién no necesita un milagro?En la portada trasera del libro Señor, necesito un Milagro, el autor nos revela un “secreto”, que por alguna razón, las grandes mentes del mundo cristiano no supieron descubrir en 2000 años de historia. El supuesto“secreto” consiste en que usted como cristiano, puede y debe recibir sanidad siempre, además de vivir en perfecta salud todo los días de su vida. Lamentablemente, el libro no cumple lo que promete.

¿Fe en Dios o en mis declaraciones? 

Hinn afirma que existe un muro protector que nos protege de toda enfermedad (p. 93). Este muro protector consiste en“creer, proclamar y comenzar a vivir de tal forma que podamos decir: ‘¡La enfermedad no es mía y no la toleraré bajo ninguna circunstancia!’ Cuando este mensaje comience a moverse dentro de nuestra alma, la enfermedad tendrá que huir. . . Usted debe oírla, hablarla y confesarla” (pp. 94, 95).

Este concepto que se conoce como “la Confesión Positiva”, las sectas metafísicas por muchos años lo han enseñado a sus adeptos. La Biblia no enseña la confesión positiva.Esta forma de orar promueve una fe en su propia fe o en sus declaraciones en lugar de depender de la soberanía de Dios. Cuando Timoteo padecía de sus problemas estomacales y enfermedades, Pablo no le recetó que negara sus síntomas de enfermedad y que reclamara o confesará su sanidad. Todo lo contrario, Pablo más bien le dio un remedio para aliviar sus malestares, bebiendo un poco de vino en lugar de agua (1 Tim. 5:23). Todas las expresiones expuestas por Benny Hinn acerca de la oración contradice el fundamento y doctrina Bíblica etablecida por Cristo como bien se expone de la manera siguiente. 

"Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.Venga tu reino.Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén - Mateo 5-13 (RVR)."

¿Es la oración de interceción igual como la muestra la mala información presentada por el Sr. Hinn, así como Cristo lo expuso en la Escritura? Veamos.

Según los versos 5-6, Cristo comunica una Intimidad directa con Dios la cual se manifiesta en tres areas: 

1No hay hipocresía en ella, sino transparencia de corazón (Los rabinos de tal tiempo hacian oraciones repetitivas usando el Talmúd, cada oración era una letanía, de las cuales duraban de 13 a 18 minutos para cada servicio en la sinagoga y en las plazas). 

2No es para ser visto (En las sinagogas hacian oraciones publicas y elocuentes antes de comenzar la lectura Talmudica, y elogiaban al mas intelectual en ella y al que mejor la efectuó).  

3Es una que se hace en secreto (El aposento era la parte superior de los hogares Palestinos en tiempos antiguos en el cual se podia reposar y estar a solas sin ser visto por nadie, pero si se abria la puerta se hacia de vista publica. Es decir que luego de pasar tiempo a solas con Dios la gente notaria por si solos la acción ejecutada, no por la comunicación vanagloriada propia que se estaba en comunion con Dios).Al ver luego los versos 7-8 Cristo hace unas aclaraciones basicas:  

Hacian oraciones largas y repetidas las cuales duraban de 13 a 18 minutos como bien mencioné anteriormente, y era todo el tiempo lo mismo, lo mismo y lo mismo y más y más de lo mismo, ya que eran repeticiones o verbalizaciones del Talmúd (Ley Oral-fragmentos selectos del pentateuco a su conveniencia religiosa), y esto era hecho antes de cada ceremonia en la Sinagoga o en la plaza publica.

Cristo compara esto con un Balbuceo, es decir que en vez de ser oidos por Dios, Dios lo veia como palabras sin sentido. Luego de ello Cristo entra en la manera correcta de como se debe orar a Dios, al ver los versos 9-13 Jesús da los principios divinos de la misma.  

1) Padre - Esto es una relación personal intima (Necesidad Paternal).

2) En los cielos - Esto habla de Su posición (Presencia Divina).

3) Santificado - Forma de adoración (Caracter Divino).

4) Tu Nombre - Denota la persona en sí (Divinidad).

5) Venga Tu reino - Habla de Gobiero (Soberanía y Dirección), lo cual debe ser establecido en:
                                    A) Voluntad Divina.
                                    B) En la Tierra.

6) El pan nuestro de cada día, danoslo hoy - Necesidades materiales, fisicas y naturales (Provisión Divina).

7) Perdonanos - Demostrando la necesidad de ello (Gracia y Misericordia de Dios).

8) No nos metas en tentación - No permitas que cedamos a la tentación (Mensaje del original Griego), denota: Poder para vencer el mal (Sobre el maligno), rescatanos del maligno. 

Esto demuestra los principios Bíblicos de"como orar"  Todo lo contrario a lo que hoy en dia se maneja como oración de intercesión por muchos creyentes mal informados fuera del fundamento Escrito "La Biblia", el cual Dios dejo para que el creyente viva de manera ordenada y reciba todo beneficio celestial, la verdadera oración es una acto de adoración a Dios, un reconocimiento de lo que somos (Todo lo opuesto a Dios) y lo que Dios es. Todo esto argumenta lo contrario a las teorías metafisícas de Benny Hinn.Ahora seguiremos analizando las declaraciones del Sr. Benny Hinn en su libro. 

La Salvación y Sanidad 

En el libro, Benny Hinn dogmáticamente dice: “Repito, cuando el Señor perdona el pecado, siempre incluye sanidad” (p. 89) . Sin embargo, la Escritura y la vida real contradicen esta declaración. ¿Qué de las cantidades de personas que reciben a Cristo como su salvador estando enfermas y no son sanadas? ¿Qué de aquellos cristianos que caen enfermos y sufren por largo tiempo?  Benny Hinn tiene la respuesta a estas preguntas:

1. La persona no ha seguido sus 4 leyes (pp. 94-95). 
2. La persona puede estar en pecado (pp. 74-75). 
3. La persona no tiene suficiente fe (pp. 97 y 102).

La absurdidad del razonamiento de Hinn es evidente, cuando recordamos al apóstol Pablo y su enfermedad (2 Cor. 12:7-9), a Timoteo con sus malestares estomacales (1 Tim. 5:23), o al profeta Eliseo que murió de una enfermedad (2 Rey. 13:14). ¿Acaso estos hombres de Dios vivieron en pecado o fueron faltos de fe? Además, si llevamos la declaración de Hinn a su conclusión lógica de que: “cuando el Señor perdona el pecado, siempre incluye sanidad”(p. 89), tendríamos que decir que si la persona que aceptó al Señor por primera vez, no sanó porque no tuvo suficiente fe para sanar, tampoco puede tener suficiente fe para ser salva, lo cual sería ¡absurdo!

¿Hágase mi voluntad? 

Benny Hinn dice que nunca debemos decirle a Dios que se haga Su voluntad en nuestras peticiones: “Yo no soy de los que oran diciendo: ‘Si es tu voluntad Señor, sana a esta persona’. ¡La voluntad de Dios es sanar! Nunca me oirá orar diciendo palabras que puedan destruir la fe, tales como: Si es tu voluntad Señor, sánales. Dios quiere que se ponga de pie y sea sanado, hoy mañana y siempre!” (p. 83).

La palabra de Dios contradice categóricamente a Hinn. Jesucristo enseñó a sus discípulos a orar diciendo “hágase tu voluntad” (Mt. 6:10). En el jardín de Getsemaní Jesús mismo oró: “Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa, pero no sea como yo quiero, sino como tú” (Mt. 26:39). El apóstol Pablo oraba y pedía en oración, siempre condicionada a la voluntad de Dios (Rom. 1:10; 15:32). Además, el apóstol Juan nos dice que si oramos a Dios “conforme a su voluntad, él nos oye” (1 Jn. 5:14).

En Resumen 

Si necesita un milagro de Dios, ponga su vista y confianza en nuestro Señor Jesucristo, el autor y el consumador de nuestra fe (Heb. 12:2). Dependa completamente de El cuando haga su petición, aunque nuestra oración no parezca ser contestada. La verdad es que Dios siempre contesta; a veces es un “sí”, un “no” o “espera”. Cualquiera que sea la contestación debemos permanecer firmes en Sus caminos, ya que esa es la verdadera fe. 

Deseamos dejar algo en claro. Dios sana y hace milagros en las vidas de sus hijos, en su propio tiempo, en su propio plan y de acuerdo con su soberana voluntad y propósito, no conforme a nustra fe, voluntad o declaraciones.

Después de haber examinado, a la luz de las Escrituras, algunas de las enseñanzas del libro Señor, necesito un Milagro, creemos que éste no es muy edificante para el crecimiento del cuerpo de Cristo, ya que éste contiene principios antibíblicos y conceptos metafísicos. Estas enseñanzas pueden confundir o desviar a muchos de los caminos de Dios después de darse cuenta que el libro no cumple lo que promete.








Fuentes: 
_______________________________________________________________________________
www.vidayverdad.net. Tomado de diversas fuentes de información en conjunto del CIR (Centro de Investigaciones Religiosas), y del libro: Señor, necesito un Milagro, Benny Hinn. Editorial Peniel. 1993.

Apostasia al dia

Autor & Editor

Apostasia al dia

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.



Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).
Se produjo un error en este gadget.

Seguidores

Concordancia

Verso del dia

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.

 
Apostasía al día © 2015 - Designed by Templateism.com