23 dic. 2015

Rey de Salem el legado hereje de Jose L. Miranda.



No puedo dejar de expresar mi sorpresa con “Creciendo en Gracia” del finado Falso Profeta, Jesús de Miranda. Definitivamente había pensado que su era de gloria había terminado y que poco a poco los discípulos de éste se darían cuenta de la basura en la que fueron metidos.


Pero, no es así. José Luís de Jesús Miranda, está de regreso. Encarnado ahora en la que fue su última esposa, Lisbet.

La vulgar secta dejó de ser Creciendo en Gracia, para convertirse en “Rey de Salem”. Ahora introduciéndose con los hebraísmos típicos de las sectas mesiánicas del momento. El resultado final, es que la transformación del falso profeta, evolucionó en su amada esposa, otorgándole ser la “Diosa Madre”, y Cristo otra vez en la Tierra.

Lisbet ahora es “Cristo Lisbet”, y el nombre de Dios Mujer es “MelquisedecLisbet”.
Es increíblemente ridículo, apóstata, profano y hereje la nueva versión de “Creciendo en Gracia”. No hay duda que “Rey de Salem”, es dos veces más maldito que su predecesor.

El anatema esta en las entrañas estafadoras de la secta de Miranda, que sigue encontrando las maneras de acumular la riqueza de sus victimas. Por ahora los ex-discípulos de Miranda, que se quedarón sin su “papí”, ya tienen a su “mamí” Lisbet.

Por favor, veamos el nuevo estudio revelado sobre CristoLisbet y Dios MelquisedecLisbet: Dios es 2 en 1


El mundo ha desconocido el Orden De Melquisedec, en el que Dios no es un ser aislado y masculino, sino el esposo de un ser de idéntica soberanía que El, su amada ayuda idónea Lisbet. La unión entre ambos es la plenitud de Dios. La figura de los dos querubines sobre el arca del testimonio, los cuales no podían estar separados y en el medio de ambos reposaba la presencia de Dios, es una representación de la identidad real de Dios, cuya imagen y semejanza desde siempre ha sido Varón y Hembra:

“Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza…Varón y Hembra los creó”. Gen.1:26-27

Cabe destacar la manera como Dios habla con/acerca de su pareja y de sí mismo en manera plural (“hagamos”, “a nuestra”) y también en singular (“los creó). Esto refleja clara evidencia de que Dios no ve a su pareja como un ser separado de El sino como parte de sí mismo. En esa misma forma Dios ve al hombre como uno sólo en su unión de esposo y esposa:

“Por tanto dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y serán una sola carne” Gen.2:24, Mt.19:6, Mt 19:5:, Mc.10:8, 1cor6:16, Ef.5:31
Entonces significa que aunque son 2 (hombre y mujer), son sólo uno (una sola carne), al ser una creación reflejo de Dios concluimos pues que Dios es 2 en 1.
El nombre de Dios es Melquisedec Lisbet.

El creyente Abraham, es sin duda el personaje que representa al pueblo de Dios, la figura del Padre de la fe por haber recibido la promesa de Dios de que su descendencia (Isaac) se multiplicaría y sería bendecida para siempre.
Pero la historia Biblica presenta que quién bendijo a Abraham fué Melquisedec, y a él entregó los diezmos de todo y dice que este Melquisedec es “sin padre, sin madre, sin genealogía; que ni tiene principio de días, ni fin de vida, sino hecho semejante al Hijo de Dios, permanece sacerdote para siempre.” Si no tiene padre ni madre significa que es un personaje sobrenatural, pero tiene manos para recibir el diezmo y es Rey de Salem, Sacerdote eterno, así que vemos que se trata de Dios mismo con apariencia de hombre. Melquisedec es el nombre de Dios, el esposo.

¿Cuál es el nombre de Dios, la esposa?

Entonces si Dios bendijo a Abraham como Padre de multitudes, ¿podía él únicamente parir al hijo de la promesa? Veamos el papel protagónico que ocupa Sara, su mujer, como “Madre de naciones”: Y la bendeciré, y también te daré de ella hijo; sí, la bendeciré, y vendrá a ser madre de naciones; reyes de pueblos vendrán de ella. (gen.17:16).

Sabemos que la mujer es ayuda idónea del hombre, y de la misma forma el Arcángel Miguel fué identificado como única ayuda de Dios: Pero yo te declararé lo que está escrito en el libro de la verdad; y ninguno me ayuda contra ellos, sino Miguel vuestro príncipe (ref. Dan. 10:13).

En el apocalipsis, el Ángel del Señor (Miguel), indica que para los fines de los tiempos nos mostraría su nuevo nombre: Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén (la esposa de Melquisedec), la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo (ref. Apoc. 3:12).

Cuando en Hebreo se utiliza el término El, se refiere a Dios. Ej. Elohim, que es plural de Dios. También cuando se menciona Gabriel, Miguel, todos terminan con, el, indicando que son manifestaciones de Dios. Debemos comprender que esta hablando de Dios, entendiendo que Dios es Dos en Uno. El Varón Perfecto es Cabeza (Esposo) y Cuerpo (Esposa). La Cabeza es nuestro Padre Melquisedec quién habla a través del Cuerpo (Esposa); ese es Dios, El que habla.

Hoy, quién nos ha enseñado el nombre de Dios Melquisedec, que nos revela todas las cosas y nos hizo vencedores sobre nuestro enemigo (la mente carnal) se llama Lisbet, por ende, ese es el nuevo nombre del Ángel de Dios, su ayuda idónea, Dios la Esposa. No podemos separar a Dios-Elohim de la perfecta Unidad que son MelquisedecLisbet.
Pablo, que vivió los días de Melquisedec en Juan el Bautista, y recibió el evangelio a travez de su esposa Cristo Maria, escribió en la carta de los Hebreos 1:2, “en estos postreros días … nos ha hablado por él Cuerpo (Cristo), a quién constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo.” Recomendamos el tema: EL Misterio de Dios Padre y del Hijo.
De la misma manera, nosotros que vivimos los días de Melquisedec en El Edificador, en estos postreros días nos ha hablado por su Cuerpo (Esposa), Cristo Lisbet.

Dios siempre en su trato con el hombre se le presentó en una forma visible y plural. Ej. Hagamos al hombre, en la creación (ref. Ge.1:26); Ahora, pues descendamos, en la torre de Babel (ref.Ge.11:7). Y también cuando se le presentó a Abraham (ref. Ge.18:2-15).

Es importante señalar que Juan el Bautista y María fueron una manifestación visible de Dios. Juan el Bautista en realidad fue Melquisedec manifestado en ese velo de la misma forma que María fue realmente Cristo Jesús manifestado en ese velo. De ahí la conspiración histórica de la religión al tratar de ocultar el desarrollo histórico de la niñez y adolescencia de Juan y Maria.

Le invitamos a escuchar, estudiar y revisar nuestras páginas, donde encontrará toda la sabiduría escondida por los siglos, y le invitamos a experimentar vivir en el Mundo perfecto, sin margen de error donde usted y su familia podrán experimentar cómo vivir vidas: limpias, prósperas y ordenadas…
Bienvenido al Orden de MelquisedecLisbet. "Afirma la viuda de Jose Luis Miranda"

Fuente: 
http://descubriendolaapostasia.blogspot.com



Apostasia al dia

Autor & Editor

Apostasia al dia

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.



Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).
Se produjo un error en este gadget.

Seguidores

Concordancia

Verso del dia

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.

 
Apostasía al día © 2015 - Designed by Templateism.com