8 mar. 2017

¿SON LÍCITOS LA ESCLAVITUD Y EL DIVORCIO?



¿SON LÍCITOS LA ESCLAVITUD Y EL DIVORCIO?
Por: Samuel Vila

Jesús declaró en Mateo 19:1-12 ser la voluntad de Dios el matrimonio perpetuo con una sola mujer, doctrina que había sido ya enfatizada por Malaquías en el capítulo 2:14-16 de su profecía. 

Sin embargo, en Deuteronomio 21:10-14, leemos: «Cuando salgas a la guerra contra tus enemigos y Jehová tu Dios los entregue en tu mano y tomes de ellos cautivos, y Muchos expertos declaran que habría sido, a la larga, mucho más económico para las Naciones Unidas pagar viajes de transporte a Australia de todos los palestinos en los años 1948 a 1950, que ayudarles a vivir en los campos de refugiados de Jordania y Libia por casi medio siglo. 

Hoy estarían estas gentes dando productos al mundo y viviendo felizmente con sus familias, en granjas agrícolas, y no trayendo a los judíos y a otras naciones del mundo de cabeza con su terrorismo veas entre los cautivos a alguna mujer hermosa y te enamores de ella y quieras tomarla por mujer, la meterás en tu casa y ella rapará su cabeza y cortará sus uñas y se quitará el vestido de su cautiverio y se quedará en tu casa y llorará a su padre y a su madre un mes entero y después podrás llegarte a ella y tú serás su marido y ella será tu mujer. Y si después no te agrada, la dejarás en libertad; no la venderás por dinero ni la tratarás como esclava, por cuanto la humillaste.» ¿No favorece este texto el concepto de esclavitud, así como los de fornicación y de divorcio?


Fijémonos, en primer lugar, que no es Dios quien está hablando en este texto, pues el autor, Moisés, habla en tercera persona en el vers. 10, al decir: «Cuando salgas a la guerra contra tus enemigos y Jehová tu Dios los entregue en tu mano.» Por tanto, no se trata de algo como los Diez mandamientos, que Dios mismo los pronunció, sino de una regla impuesta por Moisés. Lo mismo puede decirse acerca del divorcio. Dios no instituyó el divorcio, sino que fue Moisés por permisión divina; no por precepto divino, tal como Jesús dice, en Mateo 19:8: Fue Moisés quien lo hizo, y nos da la razón: «Por la dureza de vuestro corazón», no porque Dios lo mandara. Dios no podía en aquellos tiempos dictar disposiciones de moral cristiana supercivilizada, pero consintió que Moisés, no El, acomodándose a las circunstancias de la época, dictara las mejores leyes que era posible en aquellas circunstancias. 

Filón de Alejandría dice: «Esta es una ley admirable. Por un lado, en vez de tolerar las licenciosas costumbres y las leyes de otras naciones que autorizaban la satisfacción inmediata de las pasiones sexuales, la ley de Israel mantenía al soldado durante 30 días en restricción de sus instintos carnales y le permitía conocer a la mujer que de momento había cautivado su atención, desprovista de sus galas artificiales. Por otro lado, esta ley era un bálsamo para las penas de la cautiva que había visto morir a sus parientes y quizás a su propio marido en la guerra, luchando.» (Véase la respuesta núm. 9 sobre Éxodo 21:20-21.)

Apostasia al dia

Autor & Editor

Apostasia al dia

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).
Se produjo un error en este gadget.

Seguidores

Verso del dia

Concordancia

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.

 
Apostasía al día © 2015 - Designed by Templateism.com