6 jun. 2017

Dr. Félix Muñoz: El Cuidado Pastoral Eficaz. ¿Cuidas del Rebaño?

El Cuidado Pastoral Eficaz
¿Cuidas del Rebaño?
Por: Dr. Félix Muñoz

"Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea. Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar; no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro; que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?); no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo. También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo. - 1 Timoteo 3:1-7 (RVR)". 

Tener una aspiración motivada por el Espíritu Santo es diferente a tener una ambición con un motivo impuro, carnal. Cundo Pablo se dirige a Timoteo le especifica que el que desea Obispado lo cual quiere decir: que observa o vigila, buena obra desea. Pero uno que vigila la iglesia local es un anciano (Hch 20:17-28). Un anciano denota una persona de madurez; el que vigila la iglesia local denota la función de un anciano, la vigila para que los falsos maestros no introduzcan herejías y mantienen alerta al cuerpo de Cristo de tales maestros. Pero esto no denota ser perfecto ante los ojos de Dios, sino estar en una condición irreprochable a los ojos del hombre.

Esto implica la restricción de la carne, es decir que esta inoperante, y lo cual es un requisito primordial para un anciano, es decir, que el anciano es maduro espiritualmente porque reconoce su identificación con Jesús y se apropia de la obra de la cruz de Cristo, refleja el control del Espíritu Santo, se ve Cristo no él. Esto guarda a un anciano en la vida matrimonial simple y pura, libre del enredo que viene de un matrimonio confuso y complicado, el cual está en la carne y no controlado por la Cabeza, Jesús.

Antes de dar a conocer cuál es el producto de una vida rendida a la soberanía de Dios conforme las Escrituras Pablo menciona, para tener mejor comprensión del tipo de voz griega, La voz media.

La diferencia fundamental entre el español y el griego se halla en la existencia de la llamada voz 'media'. Aunque también tiene significación activa, se distingue de ésta en que expresa un proceso verbal que, a los ojos  del sujeto, tiene un interés íntimo y personal, bien porque le afecta especialmente, bien porque entra en su esfera de dominio. La voz pasiva.
Su empleo tiene por finalidad no mencionar el agente y recalcar la acción en sí. Veamos lo que nos desea expresar originalmente las Escrituras.

Es palabra fiel (Gr. pistos ho logos). Aquí la frase señala a las palabras precedentes (no como 1:15) y debería cerrar el párrafo anterior. Si alguno anhela (ei tis oregetai). Condición de la primera clase, supuesta cierta. Presente de indicativo en voz media del viejo verbo oregö, ir en pos de algo, gobernando el genitivo. En el N.T. sólo aquí y en 6:10; Hebreos 11:16.

Obispado (episkopës). Caso genitivo después de oregetai. Proviene de episkopeö, y significa «cargo de supervisor» o «condición de supervisor», como en Hechos 1:20. Obispo en si es una palabra compuesta por ´epi´ que significa arriba, y ´scopos´ que significa el que vigila, esto da entender una persona con una responsabilidad para mantener vigilado que todo marche en el orden establecido, Pablo lo que menciona son aquellos que Dios coloca con una responsabilidad para guiar en un camino.

Para poder comprender lo subsiguiente debemos observar detalladamente haciendo un respectivo análisis léxico sintáctico de forma expositiva. Veamos. El obispo (ton episkopon). El supervisor. Es una vieja palabra, aparece en la LXX, inscripciones y papiros. Deissmann (Bible Studies, págs. 230ss.). Muestra que se aplicaba a oficiales comunitarios en Rodas. Ver Hechos 20:28 para su empleo para designar a los ancianos (presbíteros) en el versículo 17. Lo mismo en Tito 1:5, 7. Ver Filipenses 1:1. Esta palabra no tiene en el N.T. el sentido monárquico con que se encuentra en Ignacio, de un obispo presidiendo sobre ancianos.

Tal dirigente debe ser uno Irreprensible (anepilëmpton). Caso acusativo de referencia general con dei y einai. Antiguo y común adjetivo verbal (a, privativo, y epi lambanö, que no debe ser tomado), irreprochable. En el N.T. sólo aquí y en 5:7; 6:14.

De una sola mujer (mias gunaikos). Una a la vez, evidentemente. Sobrio (nëphalion). Viejo adjetivo. En el N.T. solamente aquí, versículo 11 y Tito 2:2.  

Sobrio, en 1 Tesalonicenses 5:6, 8. Persona con sentido moral iluminado, sabe discernir escrituralmente lo adecuado de lo no adecuado.

Prudente (söphrona). Otro viejo adjetivo (de saos o sös, sano; phrën, mente), en el N.T. sólo aquí, Tito 1:8; 2:2, 5. Con mente sana, enfocada, lo contrario es una mente enferma.

Ordenado (kosmion). Debe tener una conducta decorosa, decente, y de igual forma se refleja en su pensar, palabras, acciones, y casa.

Hospedador (philoxenon). Vieja palabra (philoxenia en Ro. 12:13), de philos y xenos, en el N.T. sólo aquí, Tito 1:8; 1 Pedro 4:9. En si una persona que de identifica con la necesidad del ajeno y la suple.

Apto para enseñar (didaktikon). Forma tardía del viejo término didaskalikos, uno calificado para enseñar, preparado para ello en teoría y práctica. (1 Ti. 3:2; 2 Ti. 2:24).

No dado al vino  (më paroinon). Palabra tardía en vez de la anterior paroinios, uno que se sienta largo tiempo ante, al lado (para) de su vino. En el N.T. sólo aquí y en Tito 1:3 es mencionado.

No pendenciero (më plëktën). Palabra tardía de plëssö, golpear, peleonero. En el N.T. sólo aquí y en Tito 1:3 de igual forma.

Amable (epieikë). Véase Filipenses 4:5 para esta interesante palabra, menciona gentileza. Todos lo ven con buenos ojos.

Apacible (amachon). Vieja palabra (de a, privativo, y machë), no luchador, persona fácil de llevar por su dulce carácter. En el N.T. sólo aquí y en Tito 3:2 es mencionado de igual forma.

No avaro (aphilarguron). Palabra tardía (a, privativo, y el compuesto phil-arguros) en inscripciones y papiros (Nägeli; también Deissmann, Light from the Ancient East, págs. 85ss.). En el N.T. sólo aquí y en Hebreos 13:5. 4. Eso demuestra una persona que no retiene lo suyo en momentos que otros necesiten.

Que gobierne (proistamenon). Participio presente en voz media de proistëmi, vieja palabra poner delante y (cuando es intransitivo como aquí) estar de pie ante, ser ejemplo. Véanse 1 Tesalonicenses 5:12; Romanos 12:8.

En sumisión (en hupotagëi). Mostrando dominio ejemplar, no una tiranía.

Aquel que no sabe (ei tis ouk oiden). Condición de la primera clase, supuesta cierta, mejor dicho, aquel que desconoce cómo.

Gobernar (prostënai). Segundo aoristo de infinitivo activo del mismo verbo proistëmi y con oiden, significa «saber cómo gobierna», no «saber que gobierna».

¿Cómo? (pös;) Pregunta retórica que espera una respuesta negativa. Cuidará (epimelësetai). Futuro en voz media de epimeleomai, viejo verbo compuesto (epi, dirección del cuidado hacia), en la LXX, en el N.T. sólo aquí y en Lucas 10:34ss.

La iglesia de Dios (ekklësias theou). Carente de artículo, como en el versículo 15, y con artículo en los demás pasajes (1 Co. 10:32; 15:9; 2 Co. 1:1; Gá. 1:13). La iglesia local descrita como perteneciente a Dios. Nadie más que Pablo, en el N.T., describe así a la iglesia (Hch. 20:28). Este versículo es parentético dentro de la descripción del obispo.

No un neófito (më neophuton). La palabra castellana es la misma que la griega. Es una palabra vernácula empleada en la literatura desde Aristófanes en adelante, en la LXX y en papiros, en el sentido original de «recién plantado» (neos, phuö), recién nacido. Sólo aquí en el N.T.

No sea que  (hina më). «Que no.» Es una orden de cuidado, para evitar un suceso. Envaneciéndose (tuphötheis). Primer participio aoristo pasivo de tuphoö, vieja palabra (de tuphos, humo, orgullo), levantar una humareda o neblina  (en si demuestra que el no maduro levanta una cortina de humo de orgullo). En el N.T. sólo aquí; 6:4; 2 Timoteo 3:4 se menciona.

Caiga en (empesëi eis). Propósito negativo, de caer dentro. Nótese ambos en y eis como en Mateo 12:11; Lucas 10:36. Es una persona que se deja hundir hasta que lo cubre, sin hacer el más mínimo esfuerzo por salir.

La condenación del diablo (krima tou diabolou). Véase Romanos 3:8. Lo mejor es tomar tou diabolou como genitivo objetivo, aunque es subjetivo en el versículo 7, en si demuestra «la condena pronunciada sobre o recibida por el diablo» «el calumniador», No es la misma condena que recibirá por el juicio divino, sino más bien la acusación que el establece sobre aquel que peca.   

(Muchos piensan que son requisitos cuando no es así, tal lista mencionada es y debe ser el producto de una vida rendida) Si traducimos el mensaje original, lo que nos da entender sobre el obispo es:

1. Dominio propio (2 Tim 1:7). El dominio propio viene por la sujeción al Espíritu Santo, ya que es El quien nos lleva a vivir en la Santidad de Él.

2. Templado, Sobrio [Moderado, tranquilo] no habla palabras vanas (Efe 5:6), sino que habla la Palabra de Dios (Efe 6:19, 1 Ped 4:11, 2 Tim 3:16-17)

3. Es Perspicaz, Sensato, Prudente, Razonable [Capaz de percatarse con facilidad de hasta las cosas más difíciles] es cuidadoso del entendimiento de los asuntos, es decir: toda decisión la toma Bíblicamente, no fuera de contexto sino bajo el orden establecido por la Palabra de Dios.

4. Decoroso; esto es en el sentido de ser apropiado para la situación que se presente, tiene Pudor, es Honesto en lo que hace (Fil 4:8). Piensa en todo lo celestial antes de tomar decisiones difíciles, camina bajo la honestidad de Cristo Jesús.

5. Hospitalario, hospedador la hospitalidad requiere amor, solicitud por otros, y perseverancia (1 Cor 10:24).

Todas estas virtudes se requieren que un anciano [Creyente Maduro] este calificado (Tit 1:5-11), ahora veamos otros puntos que Pablo menciona ahora en el servicio eclesiástico:

1. Apto para enseñar, que sepa enseñar, Enseñar aquí es similar en la enseñanza que los padres imparten a sus hijos. Un anciano debe ser apto para proporcionar esta clase de enseñanza Bíblica, dirigida a los miembros de la Familia y a la Iglesia Local, dirige la educación Bíblica a cada miembro como si fueran sus propios hijos (Mt 28:20, 1 Tim 4:11, Tit 1:9).

2. No dado al vinono pendenciero [Peleonero], no contencioso, no amador del dinero. Aquí requiere un firme dominio propio, que sea el Espíritu Santo controlando, manejando la vida de tal anciano (Rom 8:1-3, v14). Esto exige que uno sea refrenado por el Espíritu Santo, pero para ello el mismo anciano debe ser uno rendido a Dios, uno que no haga su voluntad sino la de Dios. El dinero es una prueba para todos los hombres. Un anciano debe ser puro en los asuntos relacionados con el dinero, y con mayor razón sabiendo que los fondos de la iglesia están bajo su atención (Hch 11:29-30).

3. Apacible, transigente, accesible, templado, razonable y considerado al tratar a otros, sin rigidez, no disputador sino calmado.

Todo esto es una prueba de quien está calificado para el cargo de anciano, vigilante en la iglesia local. Todo esto que Pablo le escribió a Timoteo está dirigido al liderazgo en la Iglesia, pero el énfasis está en la Familia, la casa. Ya que es la raíz del liderazgo sano y Bíblico.

4. Que gobierne bien su casa, aquí Pablo está hablando de dirección, manejo, que dirijan bien su casa. El Anciano dirige a su familia a la persona de Cristo, Cristo la Cabeza del líder, el líder la cabeza de la casa (Efe 5:21-33, 6:1-4). Ahora Pablo dice: pues el que no sabe gobernar [dirigir] su propia casa, ¿Cómo cuidara de la iglesia de Dios? El anciano gobierna [dirige] su casa por la cabeza que es Cristo, pero no puede dirigir la Iglesia, solo cuidarla. La iglesia es de Cristo no del anciano, el anciano es un colaborador, un funcionario Bíblico rendido a la orden de Dios. Y solo hace lo que Dios establece en su Palabra para con la función del cuerpo [la iglesia] de Cristo aquí en la tierra. El anciano no gobierna la iglesia solo la cuida (1 Ped 5:1-3). Es ejemplo de fe, velan por el creyente (Heb 13:7, v17).

5. No un neófito, recién nacido, recién plantado, lo cual denota una persona que recientemente ha recibido la vida del Señor pero aún no ha crecido ni se ha desarrollado en dicha vida. Ejemplo: siembras una semilla, la misma muere, después su raíz y se fundamenta, se alimenta y crece, y ya cuando es un árbol ya maduro da su fruto. Es decir: morimos en la cruz juntamente con Jesús (Rom 6:6, Gal 2:20 5:24, 6:14, Col 3:3, Luc 9:23), nos fundamentamos en Cristo (2:20-22), nos alimentamos y crecemos hasta madurar en El (Jn 15:5, v8, 1 Cor 3:7), y luego viene el fruto (Gal 5:22-24). Por ello no puede ser uno que no viva dicha vida, no solo es aquel recién plantado, sino aquel que lleva tiempo en la iglesia y no crece porque vive en la carne (Rom 8:5-8) y esta atorado, es como un árbol que esta plantado en una maseta de hierro, como su raíz no está fundamentada correctamente no se alimenta correctamente y no crece correctamente y no da fruto, viene a ser como los arboles del oriente los cuales les llaman Bonsái, un árbol enano, así es aquel que lleva cierto tiempo en el evangelio y por no permanecer en comunión no crece (Heb 5:11-14).

6. No sea que Envanecido, cegado por el orgullo, hinchado, nublado, el orgullo se compara con el humo que nubla la mete, cegándola y embotellándola por una exagerada autoestima, viene por causa del egocentrismo. Es decir que aquel que no tiene su fundamento en Jesús no puede ser Cristo céntrico, al decir Pablo: en la condenación del diablo, es: el juicio sufrido por Satanás debido a que se enorgulleció de su alta posición (Ez 28:13-17). Y por causa de dicho orgullo, el creyente es atacado y juzgado por Satanás, ya que dicho creyente altivo no descansa en la obra de Cristo sino que descansa en su propia obra y el mismo es causa de división y de los tales debemos apartarnos (1 Tim 6:3-5, 2 Tim 3:1-7).

7. Buen testimonio, un andar y vivir que resultan de vivir a Cristo y de expresarle, los cuales son apreciados y reconocidos por otros. Un anciano debe ser recto con su familia, con la iglesia, y con los de afuera, es decir, con la sociedad. Y según el contexto un anciano debe ser recto en cuanto a intención, motivo, carácter, actitud, palabra y hechos (Hechos 6:3, Fil 4:5).

Si el anciano cae en la condenación sufrida por el diablo, se debe al orgullo mismo, si cae en el lazo del diablo, se debe a las críticas de afuera por el mal testimonio. Un anciano debe estar alerta para no ser orgulloso, y eso solo viene al por la cruz, reconociendo lo pecadores que somos (1 Tim 1:15), que la vida cristiana no la podemos vivir en nuestras fuerzas (Rom 8:3), solo se vive en El. El Espíritu Santo nos lleva a vivir libres del enredo del mundo, es decir libres del lazo del diablo (Ap 12:9-12).

El verdadero líder-siervo no es aquel que le siguen muchos, o aquel que tiene buena oratoria, e inclusive aquel que conoce mucho y tiene ciertos estudios, el verdadero líder-siervo espiritual es aquel que vive rendido a Dios y permite que el Espíritu Santo le controle conforme las Escrituras, para que así sea el fundamento Bíblico y no solo el conocimiento del mismo.

Que por la gracia de Dios veamos la responsabilidad Bíblicamente de lo que es ser un siervo establecido por Dios para educar y no para ejercer dominio personal. Bendecidos…..! (Efe 1:3).

Dr. Félix Muñoz



Apostasia al dia

Autor & Editor

Apostasia al dia

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.



Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).
Se produjo un error en este gadget.

Seguidores

Concordancia

Verso del dia

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.

 
Apostasía al día © 2015 - Designed by Templateism.com