20 may. 2018

¿POR QUIÉN DEBEN VOTAR LOS CRISTIANOS?





Antes de iniciar este artículo tenemos que decir que votar es un deber, un derecho y una responsabilidad que tenemos como ciudadanos.
Pero como cristianos tenemos una mayor responsabilidad en como escoger a nuestros gobernantes, por ende debemos votar por los candidatos que promueven los principios y valores cristianos.
Tenemos que tener claro que Dios está en control, pero eso no significa que no hagamos nada para fomentar Su voluntad.
Por ejemplo en 1 Timoteo 2:1-4, el apóstol Pablo nos ordena orar por nuestras autoridades con el fin “para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.” En otras palabras para podamos vivir nuestra vida cristiana con plenitud, y de esta manera evangelizar a nuestra comunidad.
Históricamente el mayor sufrimiento viene cuando hay gobernantes que no toman en cuenta los valores cristianos, y traen calamidad a sus naciones y pueblos, tal como son los países ateos. (Proverbios 28:12).
Es importante señalar que la Biblia nos da instrucciones de obedecer antes las leyes de Dios cuando las de nuestros gobiernos van en contra de Su voluntad. Por ejemplo: El aborto, “matrimonios” igualitarios, la ideología de género.
Pero también tenemos que entender que es necesario someternos a nuestras autoridades porque fueron impuestas por Dios y son servidores de Él, y por lo tanto todo gobernante y persona que está en eminencia será llevada a juicio por como se condujo en su cargo. (Hechos 5:27-29; Romanos 13:1-7).
Por lo tanto como cristianos debemos analizar con mucho cuidado por elegir líderes que en sus principios tengan la cosmovisión cristiana y puedan ser guiados por el Señor. (1 Samuel 12:13-25)
Por ello les advertimos a los cristianos que tenemos tener sumo cuidado con los candidatos o aspirantes que violan los mandamientos bíblicos como la vida, la familia, el matrimonio, o la libertad religiosa, este tipo de candidatos nunca deben ser apoyados (Proverbios 14:34).


Los cristianos deben votar guiados a través de la oración y el estudio tanto de la Palabra de Dios así como de las propuestas de cada candidato.
Los cristianos en muchos países de este mundo son oprimidos y perseguidos. Sufren bajo gobiernos ante los que ellos no tienen el poder para cambiar, gobiernos que odian su fe y silencian sus voces. Estos creyentes predican el Evangelio de Jesucristo a riesgo de su propia vida. Muchos son muertos para que otros puedan beneficiarse del amor de Dios.
Los cristianos norteamericanos han sido bendecidos con el derecho de hablar y elegir a sus líderes sin temer por ellos mismos y sus familias.
En los Estados Unidos, por ejemplo Donald Trump ha ido en contra de la agenda LGBT quitando su sección de la página web de la Casa Blanca, de la ideología de género, y quitando el financiamiento a instituciones pro abortistas. Cosa que honra mandamientos como el “no matarás”, y la familia original; de esta manera ayuda a que los predicadores puedan ejercer libremente la predicación de la Palabra, sin miedo a que puedan ir a la cárcel por mencionar pecados como la homosexualidad, cosa contraria que está pasando en otros países donde la censura, puede llevarnos a la cárcel, o perder la custodia de nuestros hijos por no dejar que los adoctrinen con la Ideología de Género.
En nuestros días y en esta era, hay muchos que quieren retirar el nombre y el mensaje de Cristo totalmente fuera del ojo público tal como sucede con gobiernos socialistas y la nueva dictadura gay que está siendo impulsada por partidos que no toman en cuenta a Dios.
De esta manera votar es una oportunidad para promover, proteger y preservar un buen gobierno. Dejar pasar esa oportunidad, significa permitirles a aquellos que denigrarían el nombre de Cristo que se abran camino en nuestras vidas.
Los líderes que elegimos – o no hacemos nada para quitarlos – tienen gran influencia en nuestras libertades. Ellos pueden elegir proteger nuestros derechos de adorar y propagar el Evangelio, o pueden restringir nuestros derechos. Ellos pueden dirigir nuestra nación hacia la rectitud o hacia un desastre moral.
Los cristianos que pueden votar alrededor del mundo deben ponerse de pie y seguir nuestro mandato de cumplir con nuestros deberes cívicos, y sobretodo lo más importante la gran comisión de ir y predicar el Evangelio a toda criatura. (Mateo 22:21).

Apostasia al dia

Autor & Editor

Apostasia al dia

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.



Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).

Seguidores

Concordancia

Verso del dia

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.

 
Apostasía al día © 2015 - Designed by Vidayverdad.org