20 may. 2018





Antes de iniciar este artículo tenemos que decir que votar es un deber, un derecho y una responsabilidad que tenemos como ciudadanos.
Pero como cristianos tenemos una mayor responsabilidad en como escoger a nuestros gobernantes, por ende debemos votar por los candidatos que promueven los principios y valores cristianos.
Tenemos que tener claro que Dios está en control, pero eso no significa que no hagamos nada para fomentar Su voluntad.
Por ejemplo en 1 Timoteo 2:1-4, el apóstol Pablo nos ordena orar por nuestras autoridades con el fin “para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.” En otras palabras para podamos vivir nuestra vida cristiana con plenitud, y de esta manera evangelizar a nuestra comunidad.
Históricamente el mayor sufrimiento viene cuando hay gobernantes que no toman en cuenta los valores cristianos, y traen calamidad a sus naciones y pueblos, tal como son los países ateos. (Proverbios 28:12).
Es importante señalar que la Biblia nos da instrucciones de obedecer antes las leyes de Dios cuando las de nuestros gobiernos van en contra de Su voluntad. Por ejemplo: El aborto, “matrimonios” igualitarios, la ideología de género.
Pero también tenemos que entender que es necesario someternos a nuestras autoridades porque fueron impuestas por Dios y son servidores de Él, y por lo tanto todo gobernante y persona que está en eminencia será llevada a juicio por como se condujo en su cargo. (Hechos 5:27-29; Romanos 13:1-7).
Por lo tanto como cristianos debemos analizar con mucho cuidado por elegir líderes que en sus principios tengan la cosmovisión cristiana y puedan ser guiados por el Señor. (1 Samuel 12:13-25)
Por ello les advertimos a los cristianos que tenemos tener sumo cuidado con los candidatos o aspirantes que violan los mandamientos bíblicos como la vida, la familia, el matrimonio, o la libertad religiosa, este tipo de candidatos nunca deben ser apoyados (Proverbios 14:34).


Los cristianos deben votar guiados a través de la oración y el estudio tanto de la Palabra de Dios así como de las propuestas de cada candidato.
Los cristianos en muchos países de este mundo son oprimidos y perseguidos. Sufren bajo gobiernos ante los que ellos no tienen el poder para cambiar, gobiernos que odian su fe y silencian sus voces. Estos creyentes predican el Evangelio de Jesucristo a riesgo de su propia vida. Muchos son muertos para que otros puedan beneficiarse del amor de Dios.
Los cristianos norteamericanos han sido bendecidos con el derecho de hablar y elegir a sus líderes sin temer por ellos mismos y sus familias.
En los Estados Unidos, por ejemplo Donald Trump ha ido en contra de la agenda LGBT quitando su sección de la página web de la Casa Blanca, de la ideología de género, y quitando el financiamiento a instituciones pro abortistas. Cosa que honra mandamientos como el “no matarás”, y la familia original; de esta manera ayuda a que los predicadores puedan ejercer libremente la predicación de la Palabra, sin miedo a que puedan ir a la cárcel por mencionar pecados como la homosexualidad, cosa contraria que está pasando en otros países donde la censura, puede llevarnos a la cárcel, o perder la custodia de nuestros hijos por no dejar que los adoctrinen con la Ideología de Género.
En nuestros días y en esta era, hay muchos que quieren retirar el nombre y el mensaje de Cristo totalmente fuera del ojo público tal como sucede con gobiernos socialistas y la nueva dictadura gay que está siendo impulsada por partidos que no toman en cuenta a Dios.
De esta manera votar es una oportunidad para promover, proteger y preservar un buen gobierno. Dejar pasar esa oportunidad, significa permitirles a aquellos que denigrarían el nombre de Cristo que se abran camino en nuestras vidas.
Los líderes que elegimos – o no hacemos nada para quitarlos – tienen gran influencia en nuestras libertades. Ellos pueden elegir proteger nuestros derechos de adorar y propagar el Evangelio, o pueden restringir nuestros derechos. Ellos pueden dirigir nuestra nación hacia la rectitud o hacia un desastre moral.
Los cristianos que pueden votar alrededor del mundo deben ponerse de pie y seguir nuestro mandato de cumplir con nuestros deberes cívicos, y sobretodo lo más importante la gran comisión de ir y predicar el Evangelio a toda criatura. (Mateo 22:21).

¿POR QUIÉN DEBEN VOTAR LOS CRISTIANOS?

9 may. 2018





La mayoría de los filósofos a través de los siglos, han creído que la historia está formada por ideas, la búsqueda de la realidad actual, o la razón humana.
Pero hay un filósofo famoso que por el contrario, sostuvo que el factor de impulso detrás de toda la historia humana, es la economía.
Carlos Marx nació de padres judíos alemanes en 1818 y recibió su doctorado a la edad de 23 años. Entonces se embarcó en una misión para probar que la identidad humana está ligada al trabajo de una persona y que los sistemas económicos controlan totalmente a la persona. Argumentando que es por su trabajo que la humanidad sobrevive, Marx creía que las comunidades humanas son creadas por la división del trabajo.
Marx estudió historia y concluyó que la sociedad por cientos de años se ha basado en la agricultura. Pero en la opinión de Marx, la Revolución Industrial cambió todo eso, porque aquellos que habían trabajado libremente para sí mismos, ahora eran forzados por la economía a trabajar en fábricas.
Esto, consideró Marx, les despojó de su dignidad e identidad, porque su trabajo definía quiénes eran, y ahora, eran reducidos a meros esclavos controlados por un poderoso capataz. Esta perspectiva significaba que la economía del capitalismo era el enemigo natural de Marx. 
Marx dedujo que el capitalismo enfatizaba la propiedad privada, y por lo tanto, reducía la propiedad a unos cuantos privilegiados. Dos “comunidades” separadas surgieron en la mente de Marx: los empresarios, o la burguesía; y la clase trabajadora, o el proletariado.
De acuerdo a Marx, la burguesía usa y explota al proletariado con el resultado de que una persona gana lo que otra persona pierde. Además, Marx creía que los empresarios influían en los legisladores para asegurar que sus intereses se defendieran a costa de la pérdida de dignidad y los derechos de los trabajadores.
Por último, Marx consideraba que la religión era el “opio de las masas” que usaban los ricos para manipular a la clase obrera; al proletariado se le promete que un día tendrán recompensas en el cielo, si se mantienen trabajando diligentemente donde Dios los haya colocado (subordinados a la burguesía).


En la utopía terrenal que Marx visualizó, la gente colectivamente es dueña de todo y todos trabajan para el bien común de la humanidad. El objetivo de Marx era terminar con la posesión de la propiedad privada a través de otorgar al estado la propiedad de todos los medios de producción económica. Una vez que la propiedad privada era abolida, Marx consideraba que esto elevaría la identidad de una persona y el muro que supuestamente el capitalismo había construido entre propietarios y clase obrera, sería derribado.
Todos se valorarían unos a otros, y trabajarían juntos por una meta compartida. 
Hay al menos cuatro errores en el pensamiento de Marx.
En primer lugar, su afirmación que la ganancia de una persona se produce a expensas de otra, es un mito.
La estructura del capitalismo deja suficiente lugar para que todos eleven su estándar de vida, a través de la innovación y la competencia. Es absolutamente factible para varias personas competir y tener éxito en un mercado de consumidores que solicite sus bienes y servicios. 
Segundo; Marx estaba equivocado en su creencia de que el valor de un producto está basado en la cantidad de trabajo que se le ha invertido. La calidad de un bien o servicio, simplemente no puede ser determinado por la cantidad de esfuerzo invertido por un trabajador.
Por ejemplo, un maestro ebanista puede hacer un mueble con más rapidez y belleza de lo que pudiera hacerlo un carpintero no calificado, y por tanto su trabajo tendrá mucho más valor (y justamente) en un sistema económico como el capitalismo.
Tercero, las teorías de Marx, necesitan un gobierno que esté libre de corrupción y niegue la posibilidad de un elitismo dentro de sus filas. Si la historia nos ha enseñado algo, es que el poder corrompe a la humanidad caída, y un poder absoluto corrompe absolutamente.
Una nación o gobierno puede matar la idea de Dios, pero alguien más tomará el lugar de Dios. Ese alguien es a menudo un individuo o grupo que comienza a gobernar sobre el pueblo y busca mantener su posición privilegiada a cualquier costo. 
Cuarto, y el más importante, Marx estaba equivocado en que la identidad de una persona está ligada al trabajo que desempeña. Aunque la sociedad secular ciertamente impone esta creencia en casi todos, la Biblia dice que todos tienen igual valor, porque todos fueron creados a la imagen de un Dios eterno. Es ahí donde radica intrínsecamente el verdadero valor humano. 
¿Tenía razón Marx? ¿Es la economía el catalizador que impulsa la historia de la humanidad? No, lo que dirige la historia de la humanidad es el Creador del universo, quien controla todo, incluyendo el ascenso y caída de cada nación.


Además, Dios también controla a quien pone a cargo de cada nación, como dice la Escritura, “… para que conozcan los vivientes que el Altísimo gobierna el reino de los hombres, y que a quien él quiere lo da, y constituye sobre él al más bajo de los hombres.” (Daniel 4:17).
Más aún, es Dios quien le da a una persona la habilidad en el trabajo, y la riqueza que proviene de ello, no el gobierno: “He aquí, pues, el bien que yo he visto: que lo bueno es comer y beber, y gozar uno del bien de todo su trabajo con que se fatiga debajo del sol, todos los días de su vida que Dios le ha dado; porque esta es su parte. Asimismo, a todo hombre a quien Dios da riquezas y bienes, y le da también facultad para que coma de ellas, y tome su parte, y goce de su trabajo, esto es don de Dios.” (Eclesiastés 5:18-19). 

¿PUEDE UN CRISTIANO SER SOCIALISTA/COMUNISTA?



Los lingüistas han intentado durante muchos años descubrir las relaciones entre los sonidos de las distintas lenguas con el propósito de identificar un origen evolutivo común para toda la humanidad.


Se puede decir sin temor a equivocarse que no han tenido éxito. Los lingüistas asumen que se requerirían decenas de miles de años para que se formasen las lenguas modernas, pero la historia de Babel indica que las lenguas modernas comenzaron en su forma básica hace sólo unos miles de años. Se nos dice en Génesis capítulo 11 que antes de los acontecimientos de Babel, la humanidad hablaba un solo idioma.
Por lo tanto, los idiomas modernos comenzaron a desarrollarse sólo hace unos miles de años, no cientos de miles.
Las opiniones tradicionales de la evolución afirman que el ritmo de cambio en los organismos es extremadamente lento. Hoy en día obviamente el cambio evolutivo es imperceptible. No se puede observar! Teorías más recientes, como la del equilibrio puntuado, sugieren la evolución mediante cambios rápidos para poder justificar la ausencia tanto de eslabones perdidos y como de cualquier evolución observada.
Es desafortunado para los lingüistas evolutivos que no puedan hechar mano de las mutaciones lentas, ni tampoco del cambio rápido en pequeñas poblaciones, para poder apuntalar la teoría evolutiva del desarrollo del lenguaje.
Las mutaciones no se aplican al lenguaje.
El cambio rápido va muy en contra de la teoría popular del lenguaje según la cual las pequeñas sociedades cambian su forma de lenguaje más lentamente que las grandes. En otras palabras, los lingüistas que creen en la evolución se han trabado la lengua en cuanto a cómo se originaron las lenguas modernas.

¿Cuánto tiempo necesita un idioma para desarrollarse?

Las diferencias entre inglés americano y el ingles británico hoy en día, o entre el español sudamericano y el español castellano, o entre el holandés y el afrikaans indican que en el espacio de unos pocos cientos de años se ha producido un cambio suficiente en las lenguas aisladas de forma que puedan ser calificadas como idiomas diferentes, a pesar de que proceden del mismo trasfondo.
En una escala más amplia, el inglés y el alemán parecen proceder de un ancestro común protogermánico. Las palabras comunes como “water” y “wasser” indican que esto es así. Pero este ancestro común tenía que haber existido por lo menos hace 3.000 años para justificar la aparición de tales formas diferenciadas de utilizar las palabras (por ejemplo, “ich spreche nicht deutsch” vs. “I don´t speak German“). Si todas las lenguas han evolucionado a partir de un ancestro común de la misma manera que lo ha hecho el inglés y el alemán, se necesitaría un tiempo increíblemente largo para lograr esta amplia variedad de idiomas.
Algunos han sugerido un período de al menos 300.000 años para que todos los idiomas del mundo se derivasen de un antepasado común.1 Aún así, la opinión de que todos los idiomas podrían haberse desarrollado partir de un primitivo idioma inicial presenta varias dificultades.
Existen barreras naturales en el lenguaje que impediría que tal cosa suceda. Los ingleses nativos se divierten cuando escuchan hablar inglés a una persona con una legua materna diferente. La razón no es que la persona de habla inglesa no nativa no pueda pronunciar las palabras en inglés correctamente, sino que las pronuncia con su ritmo de discurso nativo que es totalmente diferente del ritmo del habla inglesa.


Por esta misma razón, la gente de una lengua nativa diferente piensan que los ingleses hablan de una forma extraña. Así que una lengua es más que palabras y palabras usadas en orden; son también palabras que se pueden utilizar en un tipo particular de ritmo que se comunica a los usuarios del mismo idioma.
Para cambiar un idioma a fondo, se necesita cambiar todos sus atributos, es decir, palabras, patrones de palabras y ritmos del habla. El cambio de ritmos del habla es uno de los atributos más difíciles de alcanzar.
Los niños parecen aprender esto mientras todavía están en el vientre.2
Parece, por tanto, que la única manera de cambiar un ritmo de lenguaje natural, sería que todas las mujeres embarazadas fueran mudas y luego que se mudaran a otro país donde tuvieran contacto únicamente con otros idiomas que siguieran diferentes ritmos. Los estudios lingüísticos indican que las lenguas no parecen cambiar de ritmo por descendencia evolutiva, no importa el tiempo que tengan.
En base a lo ocurrido en Babel, no necesitamos cientos de miles de años para explicar el origen de las lenguas que escuchamos hoy. El texto del Génesis afirma que en Babel, Dios confundió su único idioma (v.7) y dispersó a la gente sobre la superficie de la tierra (v.8)3
Babel fue una rebelión comunitaria contra las instrucciones de Dios4 de llenar o rellenar toda la tierra después del Diluvio de Noé. La confunsión de la lengua, es decir, del medio que estaba siendo usado por las gentes para alcanzar su acuerdo común en contra de Dios, fue un castigo idoneo.
¿Pero que ocurrió en Babel? ¿Cómo confundió Dios el idioma? Sería conveniente observar en primer lugar cómo realmente se produce la comunicación o el lenguaje entre las personas. Este estudio muestra que hay al menos cuatro formas de distorsionar una lengua para llegar a crear confusión y proporcionar así la base para un idioma nuevo y diferente.

Mensaje distorsionado

La conversación entre una persona (el orador o la fuente) y otra persona (el oyente o el receptor) se produce gracias a un medio determinado (el aire).
Cuando un camión enorme pasa por delate suyo mientras usted está hablando con un amigo, su mensaje se distorsiona por el ruido. Su amigo ya no puede saber exactamente qué es lo que usted está tratando de decir. El ruido de camiones interfiere con sus palabras.
Si el ruido continúa causando tal confusión ambas partes renunciarán a comunicarse y se alejarán del ruido. En tal caso su discurso se ha distorsionado en el camino del uno al otro, en el aire.
La confusión de babel podría haberse logarado al hacer Dios uso de cualquier deformante o cambiar fenómenos entre los hablantes y oyentes.
Algunos creen que este procedimiento fue usado de forma inversa en Hechos 2: 4-8, de modo que Dios habría cambiado los mensajes de los que hablaban lenguas extranjeras en muchos idiomas humanos diferentes en camino del orador al oyente. Lo mismo pudo suceder en Números 22: 28 donde el burro puede haber rebuznado en lenguaje burro, pero fue oído al hablar en palabras humanas por Balaam.
Dios es perfectamente capaz de reordenar las moléculas de aire durante el tiempo suficiente para causar confusión, por lo que la gente dejaría de tratar de entender las conversaciones y se alejarían.
El problema con esta propuesta es que para cambiar un aspecto básico del idioma debería haberse mantenido durante mucho tiempo. La historia de Babel en el Génesis indica que la confusión ocurrió durante un corto período de tiempo, a fin de lograr una rápida distanciación.

Mensajero distorsionado

Algunos han sugerido que la gente de Babel eran incapaces de hablar correctamente o dar un mensaje claro, similar por ejemplo, a los efectos que le suceden a una persona cuando se emborracha, o utiliza algún fármaco con efectos similares al alcohol su forma de hablar se distorsiona.5
Una vez más el problema con esta alternativa es que Dios habría tenido que mantener los efectos durante el tiempo necesario para permitir que las personas se separaran e inventaran y dominaran las nuevas formas de hablar.
Aunque un procedimiento de este tipo ciertamente habría causado confusión, se habría requerido un tiempo muy largo para la producción de cualquier modelo nuevo de lengua. Por lo tanto, es poco probable que este método fuera utilizado para producir nuevos idiomas en Babel.

Receptor Distorsionado

La tercera posibilidad es que Dios hiciera que la gente de Babel sufriera temporalmente sordera (parcial o totalmente) durante varios años. La gente habría hablado pero no habría podido oír correctamente, ni siquiera a sí mismos (Los receptores estarían distorsionados). El término hebreo shama (שָׁמַע), traducido entendido en Genesis 11:7, tiene el significado básico de escuchar. Si se tratara de su audiencia que fue afectada en Babel, se produciría el efecto siguiente: Durante los años de tal sordera, sólo ciertos sonidos serían audibles tanto para los hablantes y como para los oyentes.
Cuando la siguiente generación llegó, los niños aprenderán totalmente nuevas formas de expresión, particularmente diferentes ritmos de habla. Incluso hoy en día las personas sordas se enfrentan con dificultades para comunicarse. Esto es particularmente así porque, aunque están usando las mismas palabras que sus oyentes, hablan utilizando diferentes ritmos del de los utilizados por sus oyentes.
Lo hacen sobre todo porque no pueden oírse a sí mismos.
Los idiomas distinguibles después de Babel debido al ritmo del habla harían que la gente finalmente se separaran más a fondo que las que simplemente tenían sonidos diferentes, por lo que parece razonable sugerir que también se habrían producido tales cambios en los sonidos, sobre todo teniendo en cuenta el número de familias lingüísticas distintas en el mundo de hoy.7
Como lingüista creo que el mecanismo natural más probable que Dios pudo haber usado para causar la confusión en Babel fue una sordera impuesta.


Existe otra alternativa. Dios pudo haber simplemente dado a los hombres nuevos y distintos patrones de lenguaje totalmente incorporados al igual que lo hizo con el primer hombre, Adán. Sin duda hubiera sido rápido y hubiera provocado una confusión total. La consecuencia inmediata sería la separación rápida en nuevos grupos lingüísticos, preparándose el escenario para el inicio del desarrollo de las lenguas modernas.
Sin embargo, el texto del Génesis no va tan lejos como para decir que Dios dio a la gente nuevas lenguas; se limita a decir que Dios confundió el lenguaje de ellos. Así que sospecho que esta sugerencia va un poco demasiado lejos para ser correcta.
Los sucesos de Babel enseñan que el propósito de Dios fue eliminar el elemento común en el habla de los hombres tanto para permitir y para forzar a la humanidad a obedecer su orden sabia de poblar el mundo entero. Lo consiguió con la mayor eficacia posible. Cualquier intento de revertir esta situación mediante una nueva y uniforme lengua en el mundo está abocado al fracaso.
Autor: Charles Taylor.

BABEL Y EL ORIGEN DE LOS IDIOMAS

5 may. 2018





¿Cuántos sabemos que hoy en día en los mega conciertos “cristianos” se hace acepción de personas, o porque no decirlo mas enfáticamente, en esos conciertos hay discriminación social?
No es una exageración, basta con ver las promociones de esos conciertos donde se clasifican las sillas de menor a mayor, para el que quiera “adorar a Dios”.
El que tiene más dinero gozará de una zona privilegiada llamada VIP, de una silla acolchonada, y quizás de un cariñito del “ungido”, sin duda un trato preferencial.
Así sucesivamente los tratos preferenciales van menguando en la medida que usted adquiere un boleto de menor categoría.
¿Y para los de menor recurso económico?
Si usted es una persona muy pobre y quiere adorar a Dios en esos eventos, su destino será una dura silla de piedra.
En la epístola de Jacobo que se conoce comúnmente como “Santiago”, Dios nos da la siguiente instrucción:
Si ustedes le dan un trato preferencial a la persona rica y le dan un buen asiento, pero al pobre le dicen: «Tú puedes quedarte de pie allá o bien sentarte en el piso», ¿acaso esta discriminación no demuestra que sus juicios son guiados por malas intenciones? Santiago 2:3 Biblia NTV


El pasaje bíblico es mas que claro, y parece quedar como anillo al dedo a la situación de los mega- conciertos cristianos que se dan hoy.
El versículo 8 de la epístola es contundente al señalar esta acción preferencial como PECADO:
Por supuesto, hacen bien cuando obedecen la ley suprema tal como aparece en las Escrituras: «Ama a tu prójimo como a ti mismo»; pero si favorecen más a algunas personas que a otras COMETEN PECADO. Son culpables de violar la ley. – Santiago 2:8-9 Biblia NTV.
Un verdadero creyente fiel a la palabra de Dios debería de reflexionar sobre este tema y llamar a las cosas por su nombre, así como la propia palabra de Dios lo dice.
TODO CONCIERTO EN DONDE SE CATEGORIZAN LOS ASIENTOS DANDO PREFERENCIA AL QUE PUEDA DAR MÁS DINERO ES BÍBLICAMENTE “PECADO”.
La discriminación social no puede existir en una Iglesia verdadera, que alguien pague mas por un boleto no le garantiza a nadie estar más cerca de Dios.
Este pecado también se da en muchos de esos llamados congresos, en donde los que trafican el evangelio, ofrecen a los que pagan más dinero, una mayor “unción” siempre y cuando escojan los asientos más caros que están más cerca de ellos, claro eso no será si no “se paga el precio”.
SOLUCIÓN:
1. En primer lugar, entendiendo que muchas Iglesias o entes eclesiales organizan conciertos o congresos con un objetivo económico, una manera sabia y que no incurran en pecado quizás sea el de dar un precio único a todos los asientos y que sea accesible sobre todo al que menos tiene.
2. En segundo lugar, la adoración a Dios no debe de ser vista como mercancía (2 Pedro 2:3-5), los que organizan estos eventos deben de rotular con claridad que la finalidad del tal evento es un objetivo económico y lo que se busca es el apoyo de los asistentes.
No disfrazar el concierto con que Dios bajará esa noche y te dará algo que nunca has recibido, eso es falso, ya que a Dios se le puede adorar en cualquier lugar, aún en el propio aposento, Dios puede derramar de su presencia de su gozo de su Espíritu sin salir de tu casa, el solo ocupa una vida con fe, y a alguien que reconozca su necesidad espiritual.
3. En tercer lugar, no pueden haber “ofrendas sugeridas” muchos que organizan esos eventos pretenden engañar disfrazando de espiritualidad esos eventos, y en lugar de decir que el boleto vale tanto, fruncen el ceño acomodan la voz en tono espiritual y dicen “ofrenda sugerida”, eso es una distorsión una herejía, las ofrendas sobre todo en el Nuevo Testamento son de carácter voluntario.2 de Corintios 9:7
4. En cuarto lugar, las iglesias deben de identificar que muchos de esos cantantes internacionales y famosos, no son mas que lobos rapaces que buscan trasquilar el rebaño, muchos de ellos cobran onerosamente y quieren hacerse millonarios a costa de la gloria de Dios, ya muchos de ellos lo hicieron, hoy son multimillonarios por vender un poco de la “presencia de Dios”.
Sin duda tendrán su paga en la eternidad, no obstante, la Iglesia verdadera no debe de seguirlos fomentando peor promocionándolos como “ungidos” de “otro nivel”, las radio emisoras cristianas y algunas de las mega Iglesias son culpables de que estos asaltantes con Biblia sean vistos como opción.


Sin duda la Iglesia de Cristo debe de pedir a Dios mas sabiduría para poder ver la manera cristiana de obtener recursos económicos.
Gracias a Dios porque su palabra está vigente hoy más que nunca, hemos aprendido por la Epístola de Jacobo (Santiago) que las personas que organizan conciertos en donde existan sillas preferenciales o que categoricen las entradas están cometiendo pecado y para Dios están actuando con malicia.
Suscríbete a nuestro sitio web o deja tu comentario al respecto.



EL PECADO EN LOS CONCIERTOS CRISTIANOS (VIDEO)





¿Por qué debemos hablar de feminismo con mujeres cristianas? ¿No se supone que, una vez convertidas, nuestras afiliaciones o prácticas a dicha corriente cesan inmediatamente? Pues, no.
El feminismo ha permeado toda nuestra cultura, nuestras artes, y nuestros sistemas educativos. 
Cuando venimos a los pies del Señor, llegamos con diversas ideas preconcebidas producto de nuestra formación, y en nuestro caminar cristiano y vida y servicio a la iglesia, consciente o inconscientemente, las implementamos. Es por eso que el feminismo no solo ha afectado a nuestras iglesias: en muchos casos, es defendido por ovejas y líderes.
Si bien la RAE solo define el feminismo como “una ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres” (algo con lo que debemos estar de acuerdos como creyentes: varón y hembra fuimos creados a imagen de Dios), Wikipedia nos muestra que el objetivo del feminismo es “la reivindicación de los derechos femeninos, así como cuestionar la dominación y la violencia de los varones sobre las mujeres y la asignación de roles sociales según el género”. Es en esta última parte donde encontramos el mayor peligro. 

Sus inicios

La corriente feminista comenzó como una ideología que prometió igualdad y libertad del control del hombre, debido al abuso que ellos mismos produjeron por su pecado. Prontamente este se convirtió en una ideología que lleva a las mujeres a usar su poder, su sexualidad, y su libertad para ganar control sobre el hombre.
El feminismo como movimiento formal tuvo sus inicios en los años 1700 con la búsqueda de lograr que la mujer pudiera ejercer el derecho al voto, obtener un grado académico, derecho a administrar y obtener propiedades. Todas estas son cosas justas y nobles para ayudar a ver a la mujer como Dios la ve, con el mismo valor que el hombre.
Ahora bien, lo que comenzó como un simple reclamo de derechos esenciales, sin interrumpir con los roles de género, se convirtió en la lucha por destruir los valores Judeo–Cristianos que enarbolaban la idea Bíblica de que ambos, hombre y mujer tenían igual valor, pero con diferentes roles. Así se da comienzo en el 1960 a la “segunda ola” de la batalla feminista por minimizar y anular la belleza peculiar que Dios dio al crear roles para ser “mujer”.

Sus etapas

Tres etapas marcaron este período. La primera de ellas fue la etapa en donde las feministas buscaban “nombrarse a ellas mismas”. Aquí expusieron la insatisfacción que las mujeres tenían al tener que vivir conforme a unos roles que no admiraban ni abrazaban.


Las feministas entendían que necesitaban buscar la liberación, ya que habían sido oprimidas por su género. Argumentaban que habían sido consideradas como el sexo de segunda clase, que habían sido encarceladas en sus roles de ama de casa y madre, un rol tradicional pero opresivo, al ser determinado por los hombres.
En la segunda etapa de esta ola, las feministas “nombraron al mundo”. Se buscó redefinir y reinterpretar la psicología, la lingüística, la maternidad, la sociología, y la sexualidad desde una perspectiva feminista. Esto es evidente al ver cómo el mismo lenguaje cambió, de decir “todos” a que lo correcto sea decir “todos y todas”, por ejemplo.
La última etapa fue la búsqueda de “nombrar a Dios”. Aquí, diversos grupos feministas afirman que la Biblia debe ser liberada del odio a la mujer con el cual había sido encarcelada. Se argumenta que la Biblia había sido escrita en un período patriarcal, por lo que había sido permeada por esa mentalidad.
Una de las afirmaciones que particularmente me asombran más es su insistencia en llamar a Dios “Padre-Madre Dios”, y así no restringir con el lenguaje los aspectos femeninos que en su naturaleza Él posee.

Feminismo hoy

La lucha feminista no ha cesado. En este momento, experimentamos una búsqueda energética de aceptación de los matrimonios de un mismo sexo y la legalización del aborto. Además, la mujer es exhortada a hacer con su cuerpo lo que quiera, y a ignorar las costumbres de la Palabra de dejar que sea el hombre el que marque los pasos en el cortejo y en la relación de pareja.
Pero la pregunta que debemos hacernos es qué tanto de este pensamiento ha entrado a formar parte del entendimiento y del ejercicio de la feminidad en la vida de las mujeres cristianas. Al observar el comportamiento humano, en este caso en particular el de las mujeres, me atrevería a afirmar que cada una de nosotras lleva por dentro una feminista, entendiendo que el feminismo es la sublevación a vivir conforme al diseño bíblico de Dios.
Ciertamente los esfuerzos formales comenzaron en el Siglo XVIII, pero pienso que Eva fue la primera feminista. Eva ignoró el liderazgo masculino, el feminismo busca la igualdad de roles. Eva actuó de forma independiente, las feministas buscan hacer lo mismo.
Eva pensó que había propósito fuera del diseño divino, las feministas siguen en la búsqueda de ese propósito sin Dios. Eva cuestionó la Palabra de Dios, las feministas cristianas buscan reinterpretar las Escrituras para ajustarlas a su ideología y justificar sus pensamientos y filosofía ministerial.
Si estás de acuerdo conmigo, entonces también estarás de acuerdo en considerar que debes examinarte y evaluar a la luz de la Palabra tu caminar y ver qué tan gozosa estás de vivir el diseño de Dios.

Planteamientos y objeciones

El feminismo ha reclamado que el vivir dentro del rol de esposa y madre ha sido opresivo, y por lo tanto la mujer debe ser liberada. También ha proclamado que al ser creadas iguales al hombre, la jerarquía debe ser anulada, por lo tanto, en la práctica, el hombre o la mujer indistintamente pueden ejercer roles de liderazgo en el hogar y en la iglesia.
Nuestro Señor Jesús nos dijo que conoceremos la verdad y la verdad nos hará libres. La verdad es Él, y Él ha plasmado su voluntad a través de su Palabra. Si queremos vivir en libertad, tenemos que vivir conforme al criterio pautado por nuestro Creador, y esto es lo que Dios ha dicho de Él mismo, de sus criaturas y del mundo en que las colocó.


Las feministas dicen: “La mujer fue relegada a un estatus de segunda clase”. Pero Dios dice en Génesis 1:27 “Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”. Dos grandes verdades que se desprenden de este texto: (1) Dos seres de igual valor por ser creados a la imagen de Dios y (2) Dos seres distintos, uno varón y otra hembra. En otras palabras, hombre y mujer son de igual valor pero conforme a su diseño tienen roles diferentes, porque Dios diseñó que fuera el trabajo complementario de ambos que hiciera que Su Imagen se reflejara perfectamente. Por lo tanto, a la luz de esta verdad la mujer no debe considerarse que ella ha sido relegada a un rol de segunda clase, aun si hombres no piadosos la hacen sentir de esa manera. El valor de ella viene de Dios y no de los hombres.
Las feministas dicen: “La jerarquía es opresiva”. Pero Dios diseñó que: “Las mujeres estén sometidas a sus propios maridos como al Señor. Porque el marido es cabeza de la mujer así como Cristo es cabeza de la iglesia, siendo El mismo el Salvador del cuerpo” (Efe. 5:22-23). La jerarquía ayuda al orden y al buen funcionamiento de las tareas. Si la jerarquía resulta opresiva no es un problema de diseño sino un problema de carácter del que está liderando. Somos más libres como seres humanos cuando afirmamos la legítima estructura que Dios ideó. Además, ese fue el diseño del Creador, y ¿quienes somos nosotros para objetarlo (Isaías 45:9-12)?
Las feministas cristianas dicen que los roles existieron producto de la caída y que gracias a la redención en Cristo Jesús todos somos uno (Gal. 3:28). Una lectura correcta de Génesis 1 y 2, nos va a llevar a reconocer que antes de la caída (Gen. 3) los roles ya estaban establecidos por Dios haciendo a Eva la Ayuda Idónea de Adán (Gen. 2:18). Una lectura correcta de Gálatas 3:28 nos ayudará a ver que el contexto en el cual está este versículo es el de la salvación, en la cual no hay distinción de géneros, y no uno de anulación de roles. Otros pasajes del NT hablan claramente de los roles en el matrimonio (Efe. 5; 1 Pe. 3) y de los roles en la iglesia (1 Ti. 2:12; 1 Co. 14:34).

Viviendo conforme a nuestro diseño

Tal vez no hayas adoptado ningún accionar que te coloque directamente en afiliación con el pensamiento feminista, pero toma en cuenta algunas de las siguientes cosas que puedes estar pensando o haciendo que sí tienen consigo dicho trasfondo:
  • Rechazas al matrimonio por no estar sujeta a tu esposo, o por no compartir tus recursos con él.
  • No querer tener hijos por miedo a no poder ejercer tu profesión, por miedo a perder tu libertad con tu tiempo y dinero.
  • Si eres soltera, no atesoras la pureza sexual porque entiendes que es tu cuerpo y tienes libertad para hacer con él lo que quieras.
  • En tu soltería, regularmente tomas la iniciativa para entablar una relación de noviazgo.
  • En el matrimonio, solo te sometes a las cosas en las que estás de acuerdo, pero a las otras que no te convienen no te sometes. (No me refiero a lo pecaminoso, a lo cual ningún cristiano debe someterse).
  • Piensas que tu rol de madre no es productivo y no tiene un impacto en la sociedad, cuando en realidad tú estás educando y formando un ciudadano útil y responsable para aportar a tu sociedad.
  • Buscás una posición pastoral en la iglesia, pensando que sería “injusto” de parte de Dios el que Él ordenara solo a los hombres al oficio del pastorado.
Estos y otros pensamientos pudieran estar reposando en tu cabeza, pero recuerda el mandato de nuestro Señor a través de Pablo y su carta a los Romanos: “Y no se adapten a este mundo, sino transfórmense mediante la renovación de su mente, para que verifiquen cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno y aceptable y perfecto” (Ro. 12:2).
Mi oración para ti, amada hermana, es que en cada palabra que salga de tu boca, cada acción que realices, y cada pensamiento que esté en tu mente, tu motivación sea ejecutar con excelencia los roles y llamados que Dios ha orquestado para ti. Que puedas reflejar su imagen con tu diseño único y singular de mujer.
Autora: Charbela El Hage.





¿PUEDE UNA CRISTIANA SER FEMINISTA? (VIDEO)

24 abr. 2018

Félix Muñoz - Rechazo Doctrinal (Video)



Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).
Se produjo un error en este gadget.

Seguidores

Concordancia

Verso del dia

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.

 
Apostasía al día © 2015 - Designed by Vidayverdad.org