13 dic. 2018





Mientras que algunas personas elogiaron al predicador por el regalo que dio a su esposa, otros se enojaron porque un predicador se entregaba a tal despliegue de opulencia.

Dos semanas después de recibir elogios por permitir que los feligreses necesitados tomaran dinero en efectivo directamente de las canastas de ofrendas, el pastor John Gray de la Iglesia Relentless en Greenville, Carolina del Sur, está recibiendo críticas por haber regalado a su esposa un Lamborghini Urus para su octavo aniversario de boda. Un Lamborghini Urus tiene precios que varía un del año 2017 costaba 200 mil dólares, según Fortune, tiene un motor V8 twin-turbo de 4.0 litros que produce 650 caballos de fuerza. 

También cuenta con una transmisión automática de ocho velocidades, puede viajar de 0 a 62 millas por hora en 3.6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 304 kilómetros por hora. En un clip del momento publicado en Instagram por Sue Mayweather, se muestra a Gray llevando a su esposa, Aventer, al lujoso vehículo y, una vez que se da cuenta que es su regalo, estalla en gritos. Se ve a su esposo sosteniendo su mano antes de declarar a la multitud que es un “Lamborghini Urus”. 

Mayweather observó que la esposa de Gray también le regaló el Rolex Explorer II que tiene un precio de aproximadamente 8,000 dólares. En una publicación de Instagram el domingo, el cantante Tyrese, quien asistió a la celebración, escribió: “Es un honor haber estado allí para ver y presenciar cada momento … El pastor John Gray y su bella Primera Dama renovaron sus votos después de 8 años de matrimonio… gracia y magia, honor y honra de nuevo por haber estado en la habitación y, aparte de ustedes, una noche mágica. Desde los #Gibsons hasta los #Grays Dios los guarde y los cubra con su sangre ¡Amén!”. 

Mientras que algunas personas elogiaron al predicador por el regalo que dio a su esposa, otros se enojaron porque un predicador se entregaba a tal despliegue de opulencia. En respuesta a las críticas que le hicieron a su esposo, incluyendo a algunos que dijeron que bien podía haber usado los fondos de la iglesia para comprar el regalo, Aventer Gray dejó en claro que su esposo había estado trabajando duro durante mucho tiempo y había ahorrado su dinero para “bendecir a su esposa”.




También señaló varias fuentes de ingresos fuera de su trabajo como pastor, incluso como compositor y productor de películas. También instó a los críticos a que dejen de criticar a su marido, señalando que nadie se molesta si los jugadores de baloncesto manejan autos caros. “No veo a nadie gritar acerca de cómo los jugadores de baloncesto manejan lo que hacen mientras pagas $$$ para verlos jugar en campos. ¡No vivimos para la gente! ¡Vivimos para Dios! ¡De vuelta a mi viaje programado para la tienda de comestibles! ¡Feliz domingo!”, terminó ella. La muestra de riqueza del pastor Gray se produce pocas semanas después de que criticó a los “proxenetas del púlpito” que solo piden a los feligreses que “den, den, den”, luego permitió a los miembros de la iglesia necesitados que apenas tenían gasolina para asistir a su iglesia y comida para que sus familias tomaran lo que necesitaran. Así que permitió que tomaran dinero en efectivo de las canastas de ofrendas de su iglesia. 



También reveló en ese momento que su joven iglesia todavía no estaba nancieramente segura. “Estas personas no saben lo que me costó hacer esto. Somos una iglesia de seis meses sin cuenta de ahorros. “Le creemos a Dios cada semana, pero el Señor me dijo que hiciera esto porque si confío en Él, cualquier cosa que quede deberá ser suciente”, dijo. Luego explicó que, mientras Dios bendice a la iglesia, harán que su misión sea continuar bendiciendo a los necesitados. “Solo sepa que el Señor nos sigue bendiciendo, vamos a hacerlo cada vez más. Vamos a comenzar a comprar autos para mujeres que están tomando el autobús. Vamos a comprar casas para personas que han estado alquilando. Vamos a tener más de lo que necesitamos y Dios va a levantar empresarios y ellos tendrán tanto que van a sembrar en la visión. Y no tendremos que preocuparnos por ofrecer”, dijo.



Video: Pastor le regala a su esposa un Lamborghini Urus

12 dic. 2018






Es muy probable que usted haya escuchado a varias personas que profesan ser cristianas decir: “Yo declaro”.
Este tipo de expresiones son comunes en las iglesias pentecostales.
En las próximas líneas haré un análisis del libro de Joel Osteen titulado “Yo declaro”.
El libro está compuesto por 31 capítulos, donde cada uno es el desarrollo de una de las 31 promesas que el autor invita al lector a declarar sobre su vida para que así pueda cumplir sus sueños y tener éxito.
En la introducción, Osteen dice que “nuestras palabras tienen poder creativo. Cuando declaramos algo, ya sea bueno o malo, damos vida a lo que estamos diciendo”.
Él dice que las personas no se dan cuenta que cuando hablan de ellas mismas están profetizando su futuro. “Si yo profetizo mi futuro, quiero profetizar algo bueno”.
El autor desea que las personas usen “este libro como su guía para declarar su victoria cada día. Declare salud. Declare favor. Declare abundancia”.
Un ejemplo de ese ejercicio de declaración es pararse frente al espejo y decir: “Buenos días, guapa. Buenos días, bendito, próspero, exitoso, fuerte, talentoso, creativo, confiado, seguro, disciplinado, enfocado y muy favorecido hijo del Dios Altísimo”.
En resumen, los 31 capítulos son el desarrollo de estos adjetivos y otros sueños.
Cualquier lector curioso se preguntaría dónde da Dios esas 31 promesas, cosa que Osteen no menciona.
En lo que resta, mi intención es analizar algunos puntos importantes que pude notar durante la lectura del libro. Pero antes de eso quiero explicar el origen de la tan usada expresión “Yo declaro”.


EL ORIGEN DE “YO DECLARO”
No creo que la expresión “yo declaro” sea original de Osteen, ya que el libro no tiene un año de ser publicado y yo particularmente escuché la expresión años antes.
Lo que sí tengo claro que no es original de Osteen es la idea de que “nuestras palabras crean realidades”.
En Estados Unidos y América Latina es común escuchar a líderes religiosos, regularmente asociados al llamado “evangelio de la prosperidad”, afirmar que nuestra mente y nuestras palabras tienen el poder de crear cosas materiales y hacer que los sucesos ocurran.
Esa es la tesis de este libro. Este concepto tiene su origen en una corriente filosófica denominada “Nuevo Pensamiento” (“New Thought” en inglés).
El “Nuevo Pensamiento” comenzó en el siglo XIX, y ganó mucha popularidad en los Estados Unidos en las primeras décadas del 1900.
También se le conocía como “Mente Sanadora” o “armonialismo”.
Aunque el movimiento nace en el siglo XIX, sus orígenes se encuentran en las ideas del inventor sueco Emanuel Swedenborg, que en su búsqueda del alma humana dijo que Dios se le reveló y lo declaró “Revelador de Dios”.
Swedenborg decía que hablaba con el apóstol Pablo, con Martín Lutero y en ocasiones con Moisés. Negó las verdades del cristianismo y enseñaba que el mundo físico era una extensión de la mente y que por lo tanto la mente podía formar y dictar cosas materiales.
Estas ideas fueron desarrolladas en Estados Unidos por Phineas Quimby quien se conoce como el padre del “Nuevo Pensamiento”. Quimby decía que lo que alguien cree es realidad, incluyendo las enfermedades. Los proponentes del “Nuevo Pensamiento” tomaron ideas de diferentes religiones, especialmente del cristianismo.


Las ideas del “Nuevo Pensamiento” fueron popularizadas por el gurú Ralph Waldo Trine quien publicó un libro en 1897 que vendió millones de copias.
Trine decía que lo que uno afirmaba con la mente y con palabras ocurría; que las razones de las enfermedades en las personas eran porque hablaban o pensaban sobre ellas. Pero las enseñanzas no llegaron claramente a las iglesias de mano de Trine —quien negaba la Biblia y la deidad de Cristo—, sino a través del pastor E. W. Kenyon.
Kenyon fue compañero de estudio de Trine en la escuela de oratoria Emerson College en Massachusetts. El predicador Kenyon es conocido por su idea del “pensamiento positivo”. Él enseñó que las confesiones positivas eran la clave para una vida próspera. También se le conoce como el padre del “evangelio de la prosperidad”.
Kenyon influenció a personas como Kenneth Hagin y Oral Roberts, este último fundador de la universidad que lleva su nombre donde estudió Joel Osteen.
En resumen, la idea del “yo declaro” no es más que la representación de las ideas paganas originalmente conocidas como el “Nuevo Pensamiento”, que luego popularizaron algunos pastores con el término “pensamiento positivo y próspero”.
EL “YO-ISMO” DE “YO DECLARO”
El cristianismo bíblico es cristocéntrico, mientras que el libro “Yo declaro” es “hombrecéntrico” (antropocéntrico).
La Biblia enseña que Cristo es el centro de la Biblia, y que el Antiguo Testamento atestigua de Él (Lc. 24:44).
La Palabra de Dios nos enseña que Jesucristo es Dios encarnado, el Hijo obediente, el ultimo Adán, el verdadero Israel, y el heredero del trono de David (cf. Jn. 1:14; Mt. 1:1; 2:15; Ro. 5:12-21; 1 Co. 15:20-28; Fil. 2:6-11); y que al mismo tiempo es Yahweh, el Señor (Jn. 8:58; Hch. 2:36).
Cristo vino a vivir la vida que nosotros no pudimos vivir, a recibir la muerte que nosotros merecemos, y resucitó al tercer día declarando victoria sobre la muerte, para que todo aquel que se arrepienta de sus pecados y ponga su fe en Él como Señor y Salvador, sea salvo y tenga vida eterna.
El Cordero de Dios murió como sustituto de todos los que en Él crean.
En cambio, este libro es estrictamente “antropocéntrico”. Todo es acerca de mí, y nada acerca de Cristo y lo que Él hizo en la cruz. Expresiones como estas son comunes: “yo declaro que las personas serán buenas conmigo (59)”, “éste es mi tiempo de brillar (141)”. Y llega al punto de decir que el hombre está en control. “Yo tengo el control (166)”.
LA HERMENÉUTICA DE “YO DECLARO”
Algo claro en las páginas de “Yo declaro” es la pobre hermenéutica del autor.
Osteen trata la Biblia como si fuera un libro mágico de la novela Harry Potter y, en los mejores casos, la moraliza de una forma triste.
Por ejemplo, cita Salmos 2:8, donde Dios dice: “pídeme, y te daré por herencia las naciones”. Osteen aplica este versículo a su lector, diciéndole, ves, pídele a Dios y te dará tus sueños (148).
Cualquiera que haya leído con detenimiento su Biblia sabe que el Salmo 2 es un texto mesiánico. El libro de Hechos aplica este Salmo a Jesús (Hechos 4:23-27). El versículo que Osteen usa en realidad habla sobre la soberanía de Cristo sobre las naciones. Dios Padre le dio a su Hijo las naciones como herencia. Esto habla del alcance del evangelio a los gentiles. Es un versículo que los misioneros han usado por años. Es por eso que algunas traducciones, como la King James en inglés, no usan la palabra naciones, sino “paganos”.
Osteen hace algo similar con Job 3:25 (139), usando ese versículo para decir que las calamidades de Job le llegaron porque él las llamó con su mente, ignorando totalmente el contexto y todo lo que el capítulo 1 dice sobre esas calamidades.


Lo mismo hace con otros versículos del Nuevo Testamento, donde solo cita la mitad de un versículo para usar algunas palabras para decir algo diferente a lo que el texto enseña.
Por ejemplo, después de narrar la historia del milagro donde Jesús convirtió el agua en vino en Juan 2, Osteen concluye lo siguiente: Este vino era excelente. Un buen vino toma entre veinte y treinta años. Jesús aceleró el proceso del vino. Y luego añade: “Quizás normalmente le costaría veinte años pagar su casa, pero la buena noticia es que a Dios le gusta acelerar los procesos (56-7)”.
En fin, el uso de la Biblia en este libro es un recordatorio de la popular expresión de que “todo texto usado fuera de contexto es un pretexto”.
PONIENDO PALABRAS EN LA BOCA DE DIOS
La Biblia es bastante clara prohibiendo añadir o quitar palabras (Dt. 4:2; Ap. 22:19). Dios nos da eso como mandamiento; desobedecerle es condenatorio.
Tristemente, eso es lo que Osteen hace en su libro cuando pone palabras en la boca de Dios cuando la Biblia no las expresa (cf. 10, 52, 68, 84, 148, 156), trayendo condenación sobre su alma. Y no es que use palabras a modo de ilustración, sino que cita usando comillas.
Por ejemplo, en la página 148, inmediatamente después de citar Salmos 2:8, Osteen añade: “Dios dice: Pídeme cosas grandes, pídeme acerca de esos sueños ocultos que yo he puesto en tu corazón, y pídeme por esas promesas que en lo natural parecen imposibles de cumplir”. En ninguna parte la Biblia dice eso. Esto es herejía.


EL PANENTEÍSMO DE “YO DECLARO”
El panenteísmo enseña que la creación es una extensión de lo divino. El término significa “todo en dios”. Esto está ligado a la idea de que todo está cambiando, incluyendo “dios” y los seres humanos, lo cual es totalmente opuesto a lo que la Biblia enseña.
Lamentablemente, entre los maestros del evangelio de la prosperidad es común encontrar ideas panenteístas y panteístas (todo es dios). Por ejemplo: Paul Crouch ha dicho públicamente: “yo soy un pequeño dios. Críticos, ¡aléjense!” Otro predicador de la prosperidad, Kenneth Copeland, ha dicho: “Usted no tiene a Dios en usted, usted es uno”. Osteen es un poco más sofisticado y sutil. Él usa el lenguaje de ADN. Dice que los humanos tenemos el ADN de Dios, que nuestra sangre es real porque somos hijos del Rey (118-120). Y ¡claro! sí tenemos la sangre de realeza divina, debemos andar, vestir y hablar como reyes, concluye Osteen (120).
Yo me pregunto si el supuesto hecho de que los humanos tengan el ADN de Dios es lo que le permite a Osteen igualar la Palabra de Dios a la palabra humana.
Esto es lo que hace cuando motiva a su lector a que crea en el poder de su propia palabra y le diga al cáncer “te derrotaré”. Para ilustrar esto, él hace una analogía con el poder de la Palabra de Dios en la creación cuando dijo “sea la luz” y la luz fue (170-171).
CONCLUSIÓN
Permítame ser claro en algo, este libro no es cristiano. Estas “promesas” son cosas que cualquier libro espiritista, místico y de auto ayuda le dirían. Estamos ante un libro religioso motivacional, pero no es un libro cristiano.
La motivación de hacer esta reseña es la cantidad de personas que han creído estas distorsiones.
Me preocupa que algunas personas entiendan que son salvas por estar de acuerdo o por agradarle lo que leen en este libro, cuando quizás no lo sean. “Yo declaro” es un libro con un carácter universal, que cualquier religioso o pagano puede afirmar. Aquí no hay evangelio, no hay cruz, no hay pecado, y mucho menos hay perdón y reconciliación con el Dios trino y verdadero.
El “dios” que se presenta en este libro se parece más a la imagen de un abuelo tierno que está en la grada del estadio animando y gritándole a su nieto que siga corriendo, que todo va bien en la carrera. No es el Dios santo, omnipresente, omnisciente, verdadero, justo y misericordioso que se reveló en la Biblia, el que “de tal manera amó al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”.
Autor: Edgar Aponte.
Fuente: Evangelioreal.com














VIDEO:



VIDEO: ¿POR QUÉ NO DEBES DE LEER LIBROS DE JOEL OSTEEN?




El Concejo añadió que el Ministerio Público (MP) debe de realizar una investigación profesional, la cual se sustente con información “fehaciente”. 

El Concejo Ecuménico Cristiano pidió ayer mediante un comunicado a Cash Luna, que rinda cuentas y que se ponga a disposición de las autoridades de Guatemala. La entidad cristiana lo invitó a que facilite información y colabore con las pesquisas que realiza la Fiscalía contra el Lavado de Dinero en su contra, debido a la investigación periodística de Univisión, la cual reveló que habría recibido importantes sumas de dinero de la narcotracante Marllory Chacón, para construir su iglesia que está valuada en US$44 millones.



La organización se describe como un espacio de diálogo y articulación de acciones comunes entre las principales iglesias del país, según se lee en su página ocial de Facebook. El Concejo añadió que el Ministerio Público (MP) debe de realizar una investigación profesional, la cual se sustente con información “fehaciente”. “Este caso pone una vez más sobre la mesa, la necesaria reexión y discusión que se debe dar alrededor de los privilegios que en Guatemala tienen las iglesias”, resaltó. El testimonio de un piloto aviador que colaboró con la DEA asegura que se inltró en la organización dirigida por la Reina del Sur, y aunque Luna no formaba parte, sí conocía a lo que se dedicaba su amiga, señala el reporte de Univisión.



 En 2015, Chacón fue condenada a 12 años de cárcel en EE. UU luego de que se declaró culpable. Apoyo de comunidad evangélica de Guatemala “Gracias a los representantes de la Alianza Evangélica, Presbiterio, Asociación de Ministros Evangélicos y el Consejo Apostólico que hoy estuvieron presentes en nuestros servicios dominicales para expresar, en unidad, su apoyo a nuestros pastores y a la congregación”, publicó el domingo 9 en su cuenta de Twitter Casa de Dios. Los grupos que llegaron a dar apoyo a Cash Luna fue la Alianza Evangélica, Presbiterio, Asociación de Ministros Evangélicos y el Consejo Apostólico. Los asistentes al servicio también realizaron una oración por los señalamientos que ha enfrentado Cash Luna, por la investigación periodística. “Haz lo que te corresponde para sanar tu corazón y deja que Dios haga su obra, porque nunca harás mejor lo que a él le corresponde”, dijo Cash Luna ante su congregación.


Consejo Ecuménico pide a Cash Luna rendir cuentas





Cash Luna lamenta: “Al verme al espejo no me reconozco” “Etiquetan como tontos e ignorantes a los cristianos. Eso es lo que realmente me llena de frustración”, dijo el pastor



El pastor Cash Luna, publicó este viernes un mensaje en su blog, donde responde a los señalamientos que lo relacionan con la Reina del Sur. Él centró su mensaje en el refrán: “Si la vida te da limones, haz limonada”, y cuenta sobre su pasado y presente en el cristianismo cómo esto lo llevó a convertirse en una gura pública sin que él quisiera. “Las dicultades nunca se hacen esperar y las enfrento con la mejor actitud.

Pero creo que ahora, con los limones que estoy recibiendo, grandes y jugosos, ¡haré la mejor limonada de mi vida!”, señala Cash Luna. La publicación es alusiva al reportaje investigativo de Univisión, donde una persona señala que es amigo de Marllory Chacón, narcotracante condenada en EE. UU., y a quien supuestamente le pedía dinero “constantemente”. Recuerda en su publicación que cuando era un niño deseaba ser misionero y ayudar a las personas. “Los años pasaron y cuando le entregué mi vida al Señor, inmediatamente comencé a servir en la iglesia. Siempre fui de los voluntarios más dispuestos. Fui mensajero, chofer, acomodador de sillas, asistente de limpieza, de cocina, de escuela dominical, de portería, animador de grupos… lo que fuera con tal de mantenerme activo en el ministerio”, explica en su mensaje. Él fue miembro de la Iglesia Fraternidad Cristiana, la cual dejó para fundar Casa de Dios, que actualmente tiene tres servicios cada domingo, con hasta 25 mil personas. “Durante esta semana, en la que he debido enfrentar las acusaciones implícitas en un reportaje que publicó la cadena televisiva Univisión, me pongo de rodillas delante de Dios y me veo al espejo para recordar esa esencia”, dijo Cash Luna.



 “Al verme a través de los ojos de quienes hicieron ese reportaje no me reconozco y mi mente hace corto circuito intentando explicar cómo es posible que se tergiverse de forma tan malintencionada la fe de millones de personas”, añadió. “Etiquetan como tontos e ignorantes a los cristianos. Eso es lo que realmente me llena de frustración”, dijo el pastor y reconoce que los ataques en su contra no son nuevos y que “Los limones siempre llegan para quienes, por la gracia y misericordia de Dios, sabemos hacer limonada”. Sin embargo, Cash Luna, dice que no son marionetas y tampoco ingenuos con aquella gente que son les envían cuestionarios insolentes y groseros. “Tampoco respondemos a cuestionarios capciosos, insolentes y groseros. No somos marionetas, no somos ingenuos. A través del ejemplo motivamos a las personas a superarse, a ser íntegros como cristianos y ciudadanos. Sabemos de respeto porque respetamos. Sabemos de autoridad porque nos sujetamos”, reere Cash Luna. “Aquí estoy listo para ofrecer una limonada más dulce que amarga porque he mezclado los limones con el agua de la verdad y la miel de la transparencia”, concluyó. 





Cash Luna: “Al verme al espejo no me reconozco”

11 dic. 2018





VIDEO: Guillermo Maldonado - Yo abro un portal de millones de dolares




VIDEO: Los 6 Pastores que Denunciaron las Herejías del Pastor Cash Luna



Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).

Seguidores

Concordancia

Verso del dia

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.

 
Apostasía al día © 2015 - Designed by Vidayverdad.org