25 jun. 2014

Examinando los predicadores y sus enseñanzas

Examinando los predicadores y sus enseñanzas





Ezequiel 33:6: “Pero si el atalaya viere venir la espada y no tocare la trompeta, y el pueblo no se apercibiere, y viniendo la espada, hiriere de él a alguno, éste fue tomado por causa de su pecado, pero demandaré su sangre de mano del atalaya”.


Tristemente, examinar los predicadores y maestros es una necesidad. Algunos podrían pensar, e incluso afirmar, que esta es una cacería de brujas, al resaltar lo negativo de las personas que no están de acuerdo con la ortodoxia bíblica cristiana. Pero debido a que no se puede controlar la opinión de las personas y no es tampoco el deseo de hacerlo– es importante pedir a aquellos que se sientan ofendidos por los análisis, revisar lo que dice la Escritura, la cual nos advierte contra lo que está sucediendo dentro del mismo cuerpo de Cristo:

Gálatas 5:9: “Un poco de levadura leuda toda la masa”.

Se necesita muy poco para dañar a alguien. Unas pocas gotas de arsénico adicionadas a una bebida pueden matar, aunque la mayoría del porcentaje de la bebida se encuentre, aparentemente, en buen estado. La preocupación no está en que la mayoría de las cosas estén bien. Indudablemente algunos pocos errores podrían no afectar la salvación de una persona; pero otros, definitivamente, sí.

Por ejemplo, si alguien enseña que la cena del Señor debe hacerse cada primer día de la semana, esto, no afecta para nada la salvación. Pero si ese mismo predicador o maestro, enseña que Dios no se encarnó en la persona de Jesús entonces, significaría, que la persona está violando uno de los fundamentos de la fe cristiana, y debemos evitar a esta persona. Una vez más, sólo un pequeño error con relación a lo que es correcto, es peligroso.
Por lo tanto, cuando se examina a los predicadores y maestros, no debe ser el enfoque con las diferencias de opinión en lo que no es fundamental; se debe estar más preocupado con los temas que tienen qué ver con la salud del cuerpo de Cristo y la representación adecuada de la teología bíblica. Estas son entonces, las preocupaciones que todo creyente sano debe tener:


1. La Escritura
A. Afirmar su total inspiración y suficiencia.
B. Usar la Palabra de Dios de tal forma que sea consistente con su contexto.


2. La revelación extra bíblica
A. Asegurar que la revelación del conocimiento proviene directamente de Dios.


3. Estar en armonía con los fundamentos de la fe cristiana
A. Dios: La Trinidad, el monoteísmo, la inmutabilidad de Dios y Su santidad.
B. Jesús: Dios encarnado; la segunda persona de la Trinidad, tiene dos naturalezas: como hombre actual y permanente, actúa como mediador; Su resurrección física y Su vida sin pecado.
C. El hombre: Su naturaleza de pecado, la total impotencia para salvarnos por nosotros mismo a través de nuestras obras de inmundicia, comprender que ni somos divinos ni podemos convertirnos es pequeños dioses.
D. Expiación: La expiación de Cristo fue completada en la cruz.
E. La salvación: La salvación por la sola fe, a través de la sola gracia en la sola persona de Cristo.

4. La iglesia
A. El llamado a los hombres para liderar Su cuerpo.
B. Las iglesias o congregaciones, están constituidas para equipar al cuerpo de Cristo; no para que estas dependan del predicador o del maestro.
C. Hacia quién está dirigido el servicio, ¿hacia los no creyentes o hacia los creyentes? ¿O simplemente se está buscando tocar las emociones y los sentimientos tanto de creyentes como de no creyentes?
D. La iglesia que está emergiendo y que no tiene nada que ver con el concepto bíblico de iglesia.
E. Los sermones y las enseñanzas deben ser centradas solamente en Cristo; y obviamente, tomadas de la misma Escritura.


5. Dinero
A. ¿Están pidiendo dinero? ¿Para qué? ¿Están exigiendo establecer “pactos” unilaterales? El dinero es necesario para la obra; pero también debe ser invertido sabiamente.

Todo esto necesita ser examinado por todo aquel que abra la Palabra de Dios y le enseñe al cuerpo de Cristo lo que esta significa. Algunas veces, y desafortunadamente, parecería que esto fuera crítico; pero piense acerca de esto: las herejías se manifestaron rápidamente en la naciente iglesia y esta es una de las razones por las que muchas de las epístolas del Nuevo Testamento fueron escritas: para corregir los errores

Aquí hay algunos ejemplos de estos:

· Romanos 14:1-12: No juzgar a las personas con relación a lo que no es fundamental.

· 1ª Corintios 1:10-17: Evitar divisiones dentro del cuerpo de Cristo.

· 1ª Corintios 5:1-13: Todo tipo de inmoralidad dentro de la iglesia debe ser reprendida.

· 1ª Corintios 11:23-30: Forma correcta para tomar la comunión.

· 1ª Corintios 12:1-31: Uso adecuado de los dones y manifestaciones espirituales.

· 1ª Corintios 15:20-49: El orden de la resurrección.

· Gálatas 5:1-15: La circuncisión no es necesaria para la salvación.

· 2ª Tesalonicenses 2:1-12: Cristo no volverá hasta que el anticristo esté en su escenario.

· 1ª Timoteo 4:1-5: Advertencia contra la idolatría.

· Tito 1:5-7: Requisitos para ser anciano.

· Santiago 2:1-13: No mostrar ninguna parcialidad.

· 1ª Juan 4:1-6: Advertencia contra aquellos que enseñan que Dios no se encarnó en la persona de Jesús.


Si los errores surgieron tan rápidamente en la iglesia temprana, ¿no deberíamos todos ser más diligentes, sabiendo que el tiempo está cerca y examinar cuidadosamente a esos predicadores y maestros que ofrecen tantas interpretaciones contradictorias de la Escritura?



Hechos 17:10-11: “Inmediatamente, los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas hasta Berea. Y ellos, habiendo llegado, entraron en la sinagoga de los judíos. Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así”.



¿Son los predicadores y maestros de hoy mejores que Pablo? ¡Ni por ahí! Por lo tanto, tenemos que ser muy cuidadosos porque…

Mateo 24:24: “Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos”.




2ª Pedro 2:1: “Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina”.



1ª Juan 4:1: “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo”.

Hoy, existen muchas falsas enseñanzas dentro de la iglesia cristiana. Algunas de estas incluirían, el afirmar que somos pequeños dioses; que Cristo murió para hacernos prósperos, que Cristo perdió Su naturaleza divina después de ser crucificado y la adquirió posteriormente; que la homosexualidad es sólo una alternativa de vida; que el aborto es justificable; que la salvación se sostiene por las buenas obras; que podemos obligar a Dios a que haga nuestra voluntad; declárelo y recíbalo (como por arte de magia), etc. Estos, y otros errores profundos atacan la misma estructura de la verdad cristiana y esta, es la razón por la que tenemos que ser diligentes, examinando todas las cosas (1ª Tesalonicenses 5:21: "Examinadlo todo; retened lo bueno") y usar la Escritura como nuestra autoridad final (2ª Timoteo 3:16: "Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia").




No se puede exagerar la seriedad con la que los cristianos deben tomar la Palabra de Dios y examinar a los que la enseñan. Si no enseñamos correctamente, los maestros recibiremos mayor condenación.



Santiago 3:1: “Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos mayor condenación”.



El creyente verdadero debe buscar las falsas enseñanzas en las personas. De hecho, es con tristeza que se examina a los predicadores y maestros dentro del cristianismo buscando identificar cualquier problema que es, desafortunadamente, común y profundo. Todo creyente esta obligado a comparar todas las cosas con la Escritura, usar juicio sano, promover la verdad de la Palabra de Dios, y denunciar todo aquel que se opone y usa equivocadamente esta Palabra. Por lo tanto, estos exámenes de varios predicadores y maestros serán usados por Dios para informar a Su cuerpo y también, por Su gracia, ayudar a aquellos que están enseñando falsa doctrina, a arrepentirse.

Apostasia al dia

Autor & Editor

Apostasia al dia

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).
Se produjo un error en este gadget.

Seguidores

Verso del dia

Concordancia

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.
script type='text/javascript'> /*Mensaje que puedes personalizar*/ var mensajeerror = "Boton derecho deshabilitado ¡Gracias por visitarnos!"; if(document.layers) window.captureEvents(Event.MOUSEDOWN); function bloquear(e){ if (navigator.appName == 'Netscape' && ( e.which == 2 || e.which == 3)) { alert(mensajeerror);return false; } if (navigator.appName == 'Microsoft Internet Explorer' && (event.button == 2 || event.button == 3)) { alert(mensajeerror);return false; }} window.onmousedown=bloquear; document.onmousedown=bloquear;

 
Apostasía al día © 2015 - Designed by Templateism.com