5 oct. 2014

"Halloween" ¿Día de brujas o día de los santos?

"Halloween" ¿Día de brujas o día de los santos?




"Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios - 1 Tim 4:1 (RVR)."



En la actualidad muchos creyentes han adoptado posiciones extremas con respecto al día de “Halloween”. En algunas iglesias, celebrar “Halloween” es totalmente prohibido y el sólo mencionar la palabra es considerado como equivalente a mencionar al demonio mismo. En otras iglesias no hay nada de malo en disfrazarse del diablo, drácula, brujas, fantasmas, la llorona y otros. Ambas posiciones son incorrectas.

La palabra “Halloween” no es más que la contracción de la frase en inglés “Holy Evening” (noche santa). En realidad en esta noche, desde el siglo IV en adelante, la Iglesia comenzó a celebrar un día en homenaje a todos los santos que habían muertos por la fe. Al transcurrir el tiempo la Iglesia del norte de Europa y las Islas Británicas, decidieron establecer "El día de todos los santos" en Noviembre 1. Debido a raíces con origen en el judaismo, este día, como otros, comenzaba a celebrarse en la noche del día anterior (octubre 31), ya que por tradición la víspera era tan importante como el día mismo. ¿Por qué esta fecha? Porque este día coincidía con un festival pagano que se celebraba al comienzo del invierno.



La Iglesia siempre tuvo una estrategia definida en cuanto a procurar de contrarrestar fiestas paganas con celebraciones de carácter religioso. El objetivo era evangelizar a un mundo donde prevalecía el paganismo y la superstición. Por ejemplo, la Navidad y el día de la Resurrección son commemorados en días en que los paganos homenajeaban a alguna divinidad. La idea no era promover un festival pagano, sino establecer una celebración rival.

Según los paganos, en este día en particular (o noche) las fronteras entre este mundo y el más allá se diluían. Las celebraciones eran llevadas a cabo por los “druidas” (sacerdotes y líderes del pueblo celta) en las Islas Británicas y Francia, estas consistían en sacrificios de animales para apaciguar a los dioses, y ofrendas que se daban para que las almas de aquellos seres fallecidos hicieran el viaje definitivo hacia el más allá, ya que según la superstición muchas de ellas estaban aun vagando por este mundo. También se creía que en esa noche, demonios, duendes, brujas y otros seres demoniacos eran dejados libres por las fuerzas del mal para atacar y perturbar a los seres vivos. Es por eso que muchos se vestían como brujas, diablos, etc. y participaban en ceremonias satánicas para pasar desapercibidos, y supuestamente de esa forma, no ser atacados por estos espíritus.

La Iglesia del norte de Europa y las Islas Británicas confrontaron esta superstición con el mensaje de Cristo. Enseñaban que Jesucristo resucitó de la muerte y así, era posible ahora tener salvación, vida eterna y verdadera libertad. No era necesario ganar el camino al cielo ni comprar la salvación de los parientes a través de ofrendas. Hoy día “Halloween” es básicamente un día festivo secular. No se dice esto para ocultar su origen pagano y sus implicaciones, sino para explicar como la gente puede celebrarlo sin pensar en las consecuencias espirituales.

Sin embargo, la pregunta que tiene mayor vigencia para los cristianos es: ¿Qué debemos hacer en ese día? He aquí algunas sugerencias:



1) Aprovechemos este tiempo para enseñar a nuestros hijos, familiares, amigos o compañeros de trabajo, que aunque la muerte es real, Jesucristo la venció, y nosotros ahora somos más que vencedores sobre las tinieblas por la fe en Cristo Jesús. “Halloween” provee una excelente oportunidad para evangelizar con la verdad de Cristo sin tener que ser participe de tal celebración.

2) Motivemos a los líderes de nuestra iglesia para que en ese día se lleven a cabo actividades tales como concursos de personajes bíblicos, junto con juegos y diversiones para los niños, sin olvidar los dulces por supuesto para que no sea victimas de la festividad pagana secular.

El objetivo principal de estas actividades es darle a nuestros niños una noche mucho más sana y divertida que la que pueden tener saliendo a las calles a pedir dulces. Curiosamente, la paradoja está en que a nuestros niños se les enseña todo el año a través de la televisión y en la escuela, a no recibir dulces de los extraños, pero en esta noche son muchos los padres que permiten a sus hijos hacer precisamente eso.

Finalmente, a nivel de hogar, “Halloween” es una oportunidad para compartir con los niños la noción de que la maldad sí existe, y que Satanás no es un personaje vestido de rojo, con un "gran tenedor" y cola, sino un adversario malvado que se disfraza de "ángel de luz", y sus tácticas son muy ingeniosas para arruinar la vida de las personas desde su temprana edad. Después, compartamos con ellos Efesios 6, que nos habla de como vestirnos efectivamente con toda la armadura de Dios.

Es importante que como cristianos encontremos un equilibrio con la ayuda del Señor. No demos al mundo la impresión de que somos paranoicos, completamente en pánico frente a esta fecha, ni tampoco de que celebramos “Halloween” como ellos lo hacen. En lugar de eso, usemos esta fecha estratégicamente para enfatizar la victoria de Cristo sobre los poderes de las tinieblas.

Apostasia al dia

Autor & Editor

Apostasia al dia

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.



Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).
Se produjo un error en este gadget.

Seguidores

Concordancia

Verso del dia

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.

 
Apostasía al día © 2015 - Designed by Templateism.com