17 ago. 2015

El costo del discipulado cristiano

El costo del discipulado cristiano
Por: Víctor Hugo Peralta

¿Te has puesto a pensar el costo de ser cristiano?

Tal vez no prestemos atención a las exigencias que nos muestra las Escrituras, y por esa razón perdamos de vista el objetivo. Es terrible pensar que nos podemos fabricar una imagen de lo que significa ser “discípulo” de Jesús, que no coincide con la Palabra de Dios y lo que Jesús mismo exigió a los discípulos de lo que significaba seguirlo a Él.
Veamos por un momento el texto de Lucas 14: 26.


Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo.
Aquí Lucas utiliza un lenguaje fuerte, mas fuerte que los otros evangelios. Pero nos enfatiza la demanda radical al discipulado. Nos preguntamos: ¿Realmente Señor debemos abandonar todo esto? Padre, madre, el hogar la familia, las propiedades, el trabajo etc. Bueno aquí está el punto. ¿Cuál es tu principal prioridad? A veces tenemos estas cosas como más sublimes. La reputación de mi trabajo, mis amistades, mi familia y sus tradiciones. Entonces tratamos de “adaptar” a Jesús y sus exigencias a “mis” prioridades y no a las que Jesús mismo nos exige. Y entonces torcemos la Palabra de Dios, para fabricarme un Dios a nuestra medida, prioridades y exigencias. Entonces es ahí donde vamos por mal camino.


¿Qué es un discípulo?

Un discípulo es un “principiante”, “seguidor” o “partidario” de un líder determinado como Jesús. Tenemos discípulos que verdaderamente son cristianos (ver. Hechos 11:26). El discípulo deja todo y  sigue a Cristo de todo corazón. (Lucas 14: 26,27,33). También tenemos a “discípulos” presuntuosos que seguían a Jesús sólo por un tiempo y evidentemente eran incrédulos (Juan 6:60-66Juan 8:31-32). Entonces esto nos debería llevar a meditar en que lado estamos del discipulado que nuestro Señor nos exige bíblicamente.  ¿Estoy teniendo menor amor a las cosas que Dios me dice que “aborrezca” o las estoy tratando de introducir en mi cristianismo liviano?
El costo es grande. DEBES DEJAR TODO, y aun más:


Debes morir a ti mismo

Esto sí que es radical. Además esto suena muy loco. No encaja en el pensamiento del mundo de hoy, admitir que Cristo es más grande y prioritario que una carrera, un buen trabajo, o los sueños y metas personales. Seguir a Jesús se expresa en la Biblia como “aborrecer mi propia vida”, pero con el fin de amarlo a él en una entrega total.  Déjame decirte que en los tiempos que Jesús llamó a sus discípulos también era “loco” esto. Ellos dejaron sus trabajos (Mt. 4:18-22). Y dejar sus trabajos para “morir” era algo fuera del pensamiento de la sociedad de la época.
¿Qué me ofrece Jesús para que yo lo siga?

Querido hermano tengo que decirte que Jesús te ofrece una cruz donde morir todos los días. Pero lo más Glorioso que nos ofrece el Señor Jesús, es invitarte a que “dejes todo” por la satisfacción del tesoro eterno. Si has hallado a Cristo verdaderamente, has hallado el “tesoro”, has hallado “la perla de gran precio”, entonces de alegría “vendes todo”.  ¡Si mi hermano! Estas perdiendo tu vida para ganar a Jesús, y por Jesús vale la pena perderlo todo, con tal de ganarlo a Él.  Porque cuando abandonamos las baratijas de este mundo y respondemos a la invitación radical de Jesús, descubrimos el infinito tesoro de conocerlo y experimentarlo.
Una vida que vale la pena vivir

Con Cristo, tenemos todo, y sin Él no tenemos nada. Que las cosas de este mundo, quedan opacadas ante el gran brillo de su majestad. Y lo precioso que es servirlo. ¿Vale esto la pena? ¡Claro, mil veces que vale la pena! Te invito a que calcules los gastos, el precio del discipulado es alto, realiza hoy un inventario de tu vida antes de que puedas decir que vas a seguirlo. Y luego, si has considerado el costo, ríndete absoluta e incondicionalmente. Hay tanto todavía por hacer. Muchos necesitan escuchar el evangelio, muchos necesitan ser discipulados, los obreros son pocos y el trabajo es mucho. Nuestro país necesita obreros que sean verdaderos discípulos de Cristo. Necesitan que les mostremos a Jesús y su Cruz, y que lleguen a la reconciliación con Dios por medio de la obra de Cristo.
¡Déjalo todo, si has hallado la perla de gran precio!
 También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas,

 que habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía, y la compró. (Mateo 13:45).


Víctor Lidera actualmente la plantación de la Iglesia Cristiana de la Gracia en la ciudad de Bahía Blanca. Trabaja también en un emprendimiento familiar y co-conduce un programa de radio local llamado “Anclados en la Verdad”. Está cursando sus estudios de Predicación expositiva en IDEAR. Es esposo de Débora y padre de Efraín y Ana.

Apostasia al dia

Autor & Editor

Apostasia al dia

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.



Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).
Se produjo un error en este gadget.

Seguidores

Concordancia

Verso del dia

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.

 
Apostasía al día © 2015 - Designed by Templateism.com