27 jun. 2017

¿Que es sana doctrina?

¿Que es sana doctrina?

Por: Dr. Félix Muñoz




"Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina - Tito 2:1 (RVR)."

(Leer: Tito 2:1-15)

Hoy día se ha hecho una modalidad entre muchos creyentes el hablar sobre la "Sana Doctrina" pero, ¿verdaderamente los que proclaman conocer y predicar la misma, conocerán lo que realmente significa? Para tener una clara idea de lo que es "Sana Doctrina" debemos hacer su respectivo analisis a cada verso expuesto sobre el tema, y comenzaremos primeramente haciendo un analisis Literario, HIstorico Cultural, Lexico Sintactico y Teológico de la Carta de Pablo a Tito, ya que la misma es el modelo a seguir de lo que es verdaderamente la "Sana Doctrina."

I- Contexto literario de Tito

  Autor: Tito 1:1 identifica al apóstol Pablo como el autor de la carta de Tito.

Fecha de su Escritura

  La epístola de Tito fue escrita aproximadamente en el 66 d.C. Los múltiples viajes de Pablo están bien documentados, y muestran que él escribió Tito desde Nicópolis en Epiro. En algunas Biblias, la anotación sobre la epístola puede mencionar que Pablo escribió desde Nicópolis en Macedonia. Sin embargo, no hay conocimiento de tal lugar, y tales afirmaciones no tienen autoridad por no ser auténticas.


Propósito de la Escritura

  La epístola de Tito es conocida como una de las Epístolas Pastorales, semejantes a las dos cartas a Timoteo. Esta epístola fue escrita por el apóstol Pablo para animar a su hermano en la fe, Tito, a quien había dejado en Creta para dirigir la iglesia que Pablo había establecido en uno de sus viajes misioneros (Tito 1:5). Esta carta aconseja a Tito respecto a las cualidades que debían buscarse en los líderes para la iglesia. También le advierte a Tito sobre la reputación de aquellos que vivían en la isla de Creta (Tito 1:12).

  Además de instruir a Tito en lo que debía buscar en un líder de la iglesia, Pablo también lo anima a regresar a Nicópolis para visitarlo. En otra palabras, Pablo continuaba discipulando a Tito y a otros, mientras crecían en la gracia del Señor (Tito 3:13).

Versos Clave de la carta: (1:5, v.16, 2:15, 3:3-6)

Breve Resumen

  Que maravilloso debe haber sido cuando Tito recibió una carta de su tutor, el apóstol Pablo. Pablo era un hombre muy honrado por muchos, y con razón, después de haber establecido varias iglesias en todo el mundo oriental. Esta famosa introducción del apóstol debió haber sido leída por Tito (Tito 1:4).

  La isla de Creta, donde Pablo dejó a Tito para dirigir la iglesia, estaba habitada por nativos de la isla y judíos quienes no conocían la verdad de Jesucristo (Tito 1:12-14). Pablo sintió que era su responsabilidad seguir discipulando a Tito para instruirlo y alentarlo en el desarrollo de líderes dentro de la iglesia en Creta. Mientras que el apóstol dirigía a Tito en su búsqueda de líderes, Pablo también sugirió la manera en que Tito debía instruir a los líderes, a fin de que pudieran crecer en su fe en Cristo. Sus instrucciones incluían aquellas destinadas tanto para hombres como para mujeres de todas las edades (Tito 2:1-8). Para ayudar a que Tito permaneciera en su fe en Cristo, Pablo le sugirió venir a Nicópolis y traer con él a otros dos miembros de la iglesia (Tito 3:12-13).

Conexiones

  Una vez más, Pablo encuentra necesario instruir a los líderes de la iglesia para que estuvieran alertas en contra de los judaizantes, aquellos que buscaban añadir las obras al regalo de gracia que produce la salvación. Él le advierte en contra de aquellos que eran engañadores rebeldes, especialmente aquellos que continuaban asegurando que aún era necesaria la circuncisión y la adherencia a los rituales y ceremonias de la Ley Mosaica (Tito 1:10-11). Este es un tema recurrente a través de las epístolas de Pablo y en el libro de Tito, él va más allá hasta decir que era preciso taparles la boca.

Aplicación Práctica

  El apóstol Pablo merece nuestra atención mientras buscamos en la Biblia la enseñanza de cómo vivir una vida agradando a nuestro Señor. Podemos aprender lo que debemos evitar así como a quién debemos luchar por imitar. Pablo sugiere que busquemos ser puros, mientras evitamos las cosas que corromperán nuestra mente y conciencia. Y posteriormente Pablo hace una declaración que nunca debe ser olvidada: “Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, reprobados en cuanto a toda buena obra.” (Tito 1:16). Como cristianos, debemos examinarnos a nosotros mismos para estar seguros de que nuestras vidas estén de acuerdo con nuestra profesión de fe en Cristo (2 Corintios 13:5).

  Junto con esta advertencia, Pablo también nos dice cómo evitar negar a Dios: “Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador.” (Tito 3:5-6). Al buscar diariamente renovar nuestra mente por el Espíritu Santo, podemos desarrollarnos como cristianos que honran a Dios por la forma en que vivimos.



II- Contexto Historico Cultural

 Dado que los romanos sospechaban que las religiones minoristas (especialmente las  relgiones del Oriente con elementos extácticos en su adoración) pervertían los valores familiares tradicionales, estas a menudo imitaban a los filósofos al exhortar a sus seguidores para que observaran "códigos familiares". Estos códigos instruían a los patriarcas sobre cómo tratar a cada miembro de su casa, especialmente a las esposas, los hijos y los esclavos. Bajo el tema general de "manejo de la familia",  dichos códgos también incluían el trato a los padres, deberes para con el estado (Tito 3:1) y sus deberes para con los dioses (paganos). Dado a que la iglesia se reunía en casas y era vista como una epecie de familia extendida alrededor de la familia del *protector [*Superior de la escala social romana, una persona que otorgaba favores y era patrocinador político a favor de sus protegidos, es decir sus dependientes sociales], la iglesia se reunía en la casa del mismo e incluían naturalmente categorías de relación con la iglesia. 

  La adaptación de las relaciones sociales romanas por parte de los primero creyentes era muy importantepara el testimonio de la iglesia ante la sociedad, y para disminuir o evitar cualquier posible oposición al evangelio (2:5, v.8, v.10). Los lectores modernos a menudo solo reconocen los valores tradicionales romanos de su cultura, pero uno debería reconocer que Pablo trata con los valores tradicionales romanos de su época (incluyendo los esclavos, quienes diferían de otros modelos sociales en relación con la esclavitud). Debido a que los falsos maestros estaban menoscabando la estructura de las familias, la "Sana Doctrina" (cf. Tito 2:15) que Pablo comparte en este caso se aplica especialmente a las relaciones familiares (2:2-14). Las familias eran definidas en términos de jerarquía y dependencia (es decir, de esclavos a amos o de protegido a protector) y no estrictamente en términos de relaciones sanguineas.

III- Contexto inmediato

I- La importancia de una dirección piadosa en la iglesia (1:5-16).
  a) distinción de los lideres calificados (1:5-9).
  b) haciendo frente a los falsos maestros (1:10-16).

II- La importancia de la vida piadosa en la iglesia (2:1-15).
  a) LIderes en la iglesia (2:1, v.15).
  b) Varios grupos (2:2-10).
  c) Todos los creyentes (2:11-14).

III- L aimportancia de una vida piadosa fuera de la iglesia (3:1-9).
  a) Conclusión (3:10-15).


  En relación a la sección II del contexto inmediato (La importancia de la vida piadosa en la iglesia - 2:1-15). Podemos notar algo de suma importancia. Los lideres deben estar constantemente educando la verdad de Dios. La verdad debe der enseñada con autoridad, porque conocer la verdad es crucial para vivir rectamente.Luego de ello se da una serie de exhortaciones. Se alienta a los ancianos a que sean disciplinados y fiables. Las ancianas son animadas a ser ejemplo, y a que empleen sus lenguas para instruir a las jóvenes y no para la maledicencia. Las mujeres jóvenes deben centrarse en sus responsabilidades hogareñas, y al hacerlo así darán honra a Dios. Los más jóvenes deben demostrar autodisciplina y exelencia en sus vidas. Los esclavos deben sujetarse bien dispuestos a sus amos. Como poseedores de tan grán salvación, las vidas deben reflejar la posición en Cristo. Cristo vino por primera vez trayendo salvación (v.11), y vendrá por segunda vez en poder y gloria (v.13). Entre esos dos acontecimientos, los creyentes deben vivir vidas piadosas (v.12).


IV- Exegesis, analisis lexico sintactico y sus principios de aplicación

  Aqui vemos un contraste con los falsos maestros, las vidas de los tales era un libelo en lugar de una Biblia. Por su conducta negaban grandes verdades de la fe. ¿Quien puede medir el grán daño al testimonio cristiano que hacen los que profesan una gran santidad pero viven en una mentira? La tarea asignada a Tito (y a todo verdadero creyente de Cristo) era enseñar "lo que estaba de acuerdo con la sana doctrina". Tenía que cerrar la enorme sima entre los labios del pueblo de Dios y la vida de ellos. En realidad, ésta es la nota clave de la Epistola, vivir en la práctica de la sana doctrina en buenas obras. 

  Hagamos un analisis lexico sintactico de la spalabras calve del Cápitulo 2 de la Carta  a Tito para poder comprender de esta manera lo que significa vivir la "Sana Doctrina". 

(Favor leer Tito 2:1-15 completo antes de pasar al resumen lexico sintactico del mismo).

"Pero habla tú" (su de lalei). En contraste con estos fariseos gnósticos de Creta. Está de acuerdo (prepei). Viejo verbo denotando ser apropiado, ser adecuado, concordar con. Véanse 1 Timoteo 2:10; Efesios 5:3. Con el caso dativo didaskaliâi. Sana (hugiainousëi). Llena de salud como en 1:13; 2:2; 1 Timoteo 1:10, palabra común en las Pastorales. Las vidas de los falsos maestros eran un libelo en lugar de una Biblia. Por su conducta negaban las grandes verdades de la fe. ¿Quién puede medir el gran daño al testimonio cristiano que hacen los que profesan una gran santidad pero viven una mentira? La tarea asignada a Tito (y a todos los verdaderos siervos del Señor) era enseñar lo que está de acuerdo con la sana doctrina. Tenía que cerrar la enorme sima entre los labios del pueblo de Dios y la vida de ellos. En realidad, ésta es la nota clave de esta Epístola —vivir en la práctica la sana doctrina en buenas obras—. Los siguientes versículos dan ejemplos prácticos de lo que estas buenas obras debieran ser.

"Ancianos" (presbutas). Véase Filemón 9 para esta palabra. Para una consideración de la vida familiar, véase igualmente Colosenses 3:18–4:1; Efesios 5:22–6:9; 1 Timoteo 5:1–6:2. Para los adjetivos aquí véase 1 Timoteo 3:2, 8; para los sustantivos véase 1 Timoteo 6:11. Primero llegamos a los ancianos —no en su sentido oficial, sino los hombres de edad física y madurez—. Deberían ser sobrios. Primordialmente, esto significa ser moderados en el uso del vino, pero se extiende a significar el ser cuidadosos en todas las áreas de conducta. Deberían ser serios y dignos, pero, por favor, ¡no lúgubres! ¡Otros ya tienen bastantes problemas propios! Los hombres de mayor edad deberían ser sensatos, es decir, equilibrados y discretos. Deberían ser sanos en la fe. La edad vuelve a algunas personas encallecidas, amargas y cínicas. Los que son sanos en la fe son agradecidos, optimistas y buena compañía. Deberían ser sanos en amor. El amor no es egocéntrico; piensa en los demás y se manifiesta en dar. Y deberían ser vigorosos en paciencia. La edad tiene sus debilidades e incapacidades, a menudo difíciles de aceptar. Los que son sanos en paciencia soportan sus pruebas con gracia y fortaleza.

"Ancianas" (presbutidas). Una palabra antigua, el femenino de presbutës, solamente aquí en el N.T. Véase presbuteras en 1 Timoteo 5:2. "Reverentes" (hieroprepeis). Palabra vieja también, compuesta de heiros y prepei. Sólo aquí en el N.T. La misma idea en 1 Timoteo 2:10. Como personas encargadas de debe- res sagrados (Lock). En su porte (en katastëmati). Palabra tardía y rara (inscripciones) proveniente de kathistëmi, porte, sólo aquí en el N.T. No calumniadoras (më diabolous). Véanse 1 Timoteo 3:11; 2 Timoteo 3:3. No esclavas del mucho vino (mëde oinöi pollöi dedoulömenas). Participio perfecto pasivo de douloö, con el caso dativo oinöi. Véase 1 Timoteo 3:8. «Está demostrado por la experiencia que es casi imposible la rehabilitación de una mujer alcohólica» (White). Pero Dios puede hacer lo «imposible». Maestras del bien (kalodidaskalous). Palabra compuesta sólo hallada aquí, bona docentes (enseñando cosas buenas y bellas). Una misión extremadamente necesaria. 

Las ancianas deberían también ser reverentes en su porte. ¡Que seamos librados de mujeres superficiales cuyos pensamientos están centrados en cosas frívolas! No deben ser calumniadoras. La palabra que Pablo emplea aquí es el vocablo griego para el diablo (diabolos). Es una palabra adecuada, porque la maledicencia es de fuente y carácter diabólicos. No deberían ser esclavas de la bebida. De hecho, no deberían quedar esclavizadas por ningún alimento, bebida o medicina. Aunque no tengan asignado un ministerio de enseñanza pública en la iglesia, las mujeres mayores reciben el encargo de enseñar en el hogar. ¿Y quién puede valorar el potencial de un ministerio así?


"Para que enseñen" (hina söphronizösin). Cláusula de propósito, (hina) y presente de subjuntivo activo de (söphronizö), viejo verbo (de söphrön, de sana mente, saos, phrën, como en este versículo), hacer sano, restaurar al buen sentido, disciplinar, sólo aquí en el N.T. A ser amantes de sus maridos (philandrous einai). Predicado acusativo, con einai, del viejo adjetivo philandros (philos, anër, encariñada con el propio marido), sólo aquí en el N.T. Anër significa varón, natu- ralmente, así como marido, pero aquí es sólo marido, no «amantes de hombres» (de otros hombres que el propio de cada una). Y de sus hijos (philoteknous). Otro antiguo compuesto, aquí sólo en el N.T., «amantes de sus hijos». Esta exhortación sigue siendo necesaria, ya que algunas casadas prefieren tener perros mascota a niños. 

De manera específica, una mujer mayor debería enseñar a las mujeres jóvenes. Años de estudio bíblico y de experiencia práctica la capacitan para transmitir un consejo valioso a las que comienzan en la vida. En caso contrario, cada nueva generación está condenada a aprender a través de duras experiencias, repitiendo errores del pasado. Mientras la responsabilidad para la enseñanza es asignada aquí a las ancianas, toda persona joven con sabiduría cultivará la amistad de cristianos mayores piadosos y pedirá su consejo y corrección. A las mujeres jóvenes se les debe enseñar a ser amantes de sus maridos. Pero eso significa más que simplemente besarle cuando se va a trabajar. Incluye la multitud de maneras en que le puede mostrar que de verdad lo respeta —reconociendo su puesto de cabeza en el hogar, no tomando ninguna decisión importante sin él, manteniendo un hogar ordenado, prestando atención a la apariencia personal, confesando con presteza, perdonando con gracia, manteniendo las líneas de comunicación siempre abiertas, refrenándose de criticar o contradecir a su marido delante de otros, y prestando su apoyo cuando las cosas no vayan bien. Se les debe enseñar a ser amantes … de sus hijos: leyendo y orando con ellos, estando en la casa cuando vuelven de la escuela o de los juegos, disciplinando con firmeza y justicia, y moldeándolos para el servicio del Señor y no para el del mundo y del infierno.

"Hacendosas en el hogar" (oikourgous). Así los MSS. más antiguos (de oikos, ergou) en lugar de oikourous, cuidadoras del hogar (de koiso, ouros, guar- dador). Palabra rara, que se encuentra en Soranus, un escritor médico, dice Field. Cf. 1 Timoteo 5:13. «Cuidadosas de su casa» significa generalmente «hacen- dosas en el hogar». Buenas (agathas). Véase Romanos 5:7. Véanse Colosenses 3:18; Efesios 4:22 para el mismo uso de hupotassomai, estar en sujeción. Nóte- se idiois (sus propios). Véase 1 Timoteo 6:1 para la misma cláusula de propósito negativo (hina më blasphëmëtai). 

Se debería enseñar a las jóvenes a ser sensatas. Esto significa tener un fino sentido de lo que es apropiado para ellas como cristianas y a evitar extremos. Deberían ser castas, esto es, fieles a sus maridos y evitando impureza de pensamiento, palabra o acción. Deberían ser cuidadosas de su casa. Deberían darse cuenta de que es un servicio divino que puede llevarse a cabo para la gloria de Dios. Las mujeres mayores deberían intentar inculcar el alto honor de servir al Señor en el hogar como esposa y madre en lugar de trabajar en la industria o en los negocios, descuidando el hogar y la familia. Habría que enseñar a las jóvenes a ser buenas —cómo vivir para otros, ser hospitalarias, gentiles y generosas, y no egocéntricas y posesivas—. Deberían estar sujetas a sus maridos, reconociéndolos como cabezas de familia. Si una esposa está más dotada y es más capaz que su marido, en lugar de dominarlo debería alentarlo y ayudarlo a ser más activo en el liderazgo del hogar y en el servicio en la iglesia local. Si se siente tentada a regañar, debería resistir esta tentación, y en lugar de ello encomiarlo. Todo esto es para que la palabra de Dios no sea blasfemada o desacreditada. A lo largo de esta Carta, Pablo se muestra consciente de la afrenta que recae sobre la causa del Señor a causa de las vidas inconsecuentes de Su pueblo.

 "A los jóvenes" (tous neöterous). Tan sólo un extremo acerca de ellos, además de «asimismo» (hosautos como en el v. 3 y 1 Ti. 2:9), «a que sean sensa- tos» (söphronein, viejo verbo como en Ro. 12:3). Es posible tomar «en todo» (peri panta) con söphronein, aunque los editores lo toman con el versículo 7. Pablo no apremia a Tito a enseñar a las jóvenes. Por discreción, este ministerio corresponde a las mujeres mayores. Pero a Tito se le dice que exhorte a los jóvenes, y la amonestación particular es que sean sensatos y se dominen. Esta es una palabra apropiada, por cuanto la juventud es el tiempo de celo vehemente, de una energía en continua agitación y de impulsos ardientes. Necesitan aprender continencia y equilibrio en todas las áreas de la vida.



 "Presentándote tú" (seauton parechomenos). Participio presente en voz media (redundante) de parechö, con el pronombre reflexivo seauton como si la voz activa parechön. El Koiné muestra un número creciente de tales construcciones (Robertson, Grammar, pág. 811). Véase la forma activa en 1 Timoteo 1:4. Modelo (tupon). Para esta palabra véanse 2 Tesalonicenses 3:9 y Filipenses 3:17. Integridad (aphthorian). El único ejemplo, proveniente del adjetivo tardío apht- horos (a, privativo, y phtheirö). Pablo tiene también un consejo que dar a Tito mismo. Como encargado de un ministerio público en las iglesias, Tito ha de mostrar cuidado en presentarse en todo como modelo de buenas obras. Debía darse un estrecho paralelo entre su doctrina y su conducta. Su enseñanza tendría que estar caracterizada por integridad, seriedad, incorruptibilidad. Integridad significa que la enseñanza debería corresponderse con la fe entregada a los santos una vez por todas. Por seriedad, Pablo significa que la enseñanza debería ser digna y fundada. Incorruptibilidad, una virtud desafortunadamente omitida aquí en la mayoría de las versiones modernas de la Biblia, tiene que ver con el maestro sincero que no puede ser corrompido y apartado del camino de la verdad.

 "Sana" (hugië, en ático generalmente hugiä (en acusativo singular), en otros pasajes de las Pastorales aparece el participio hugianön (v. 1). Irreprochable (akatagnöston). El único ejemplo del N.T. (adjetivo verbal; a, privativo, y katagnöstos) y en 4 Mac. 4:7. Deissmann (Bible Studies, pág. 200) cita esta palabra de una inscripción, y su adverbio de un papiro. El adversario (ho ex enantias). «El que está en el lado opuesto» (vuestro oponente). Cf. versículo 9 y 1 Timoteo 5:14. Se [p 593] avergüence (hina entrapëi). Cláusula final con hina y segundo aoristo de subjuntivo pasivo de entrëpo, girar, en voz media y pasiva volverse uno sobre sí mismo, y así avergonzarse (sonrojarse) como en 2 Tesalonicenses 3:14; 1 Corintios 4:14. Este sentido es el que tiene en los papiros. Malo (phaulon). Vieja palabra, fácil (moral fácil), indigno, malo, como en 2 Corintios 5:10. 

Palabra sana e irreprochable: está exento de cualquier cosa a lo que se pudiese presentar objeción. Debería estar exenta de cuestiones colaterales, de novedades doctrinales, de modas, crudezas y cosas semejantes. Este tipo de ministerio es irresistible. Los que se oponen a la sana enseñanza son avergonzados porque no pueden encontrar una fisura en la armadura del creyente. ¡No hay argumento tan efectivo como una vida santa!

"Siervos" (doulous). «Esclavos.» Súplase «exhorta» (parakalei). Véase 1 Timoteo 6:1 para «amos» (des potais). Complazcan (euarestous). Véase 2 Corin- tios 5:9. Sin contradecir (më antilegontas). «No respondiendo de vuelta.» Véase Romanos 10:21. 

Ahora se dan instrucciones a los esclavos. Deberíamos recordar que la Biblia reconoce la existencia de instituciones que no necesariamente aprueba. Por ejemplo, el AT registra las vidas polígamas de muchos de los patriarcas, aunque la poligamia nunca fue la voluntad de Dios para Su pueblo. Dios jamás ha aprobado las injusticias y crueldades de la esclavitud: Él tendrá a los amos como responsables en un día venidero. Al mismo tiempo, el NT no aboga por la abolición de la esclavitud por revolución violenta. Más bien, condena y elimina los abusos de la esclavitud mediante el poder del evangelio. La historia muestra que los males de la esclavitud han desaparecido allí donde la palabra de Dios ha sido abiertamente predicada y enseñada.

Pero entre tanto, allí donde sigue existiendo la esclavitud, un esclavo no queda excluido de los mejores beneficios del cristianismo. Puede ser testigo del poder transformador de Cristo y puede adornar la doctrina de Dios nuestro Salvador. ¡En el NT se presta más atención a los esclavos que a los gobernantes de las naciones! Esto puede ser una indicación de su importancia relativa en el reino de Dios. Los siervos cristianos deberían ser obedientes, excepto en lo que signifique desobedecer al Señor. En tal caso, deberían rehusar y sufrir pacientes las consecuencias como cristianos. Deberían dar satisfacción en todos los puntos, esto es, ser productivos tanto en cantidad como en calidad. Todo servicio así puede hacerse como para Cristo y será plenamente recompensado por Él. No deberían contradecir ni ser desvergonzados. Muchos esclavos tuvieron el privilegio de llevar a sus amos al Señor, en los tempranos tiempos del cristianismo, principalmente debido a la diferencia que había entre los esclavos paganos y ellos mismos.

"No sustrayéndoles" (më nosphizomenous). Participio presente en voz media de nosphizö, viejo verbo (de nosphi, aparte), en voz media poner aparte para uno mismo, defraudar, en el N.T. sólo aquí y en Hechos 5:2s. Fieles (pistin). «Fidelidad» (V.M.). Véanse Gálatas 5:22 y 1 Timoteo 5:12 para pistis en el sen- tido de fidelidad. En ningún otro lugar en el N.T. tenemos juntos agathë con pistis, pero un papiro de Oxyrhynchus (iii. 494, 9) tiene esta misma frase (päsan pistin endeiknumenëi). Westcott y Hort ponen agapën en el margen. Véase 3:2. Para que … adornen (hina kosmösin). Cláusula final con hina y presente de activo sub- juntivo. Véase 1 Timoteo 2:9 para kosmeö. Pablo muestra a los esclavos cómo pueden «adornar» la enseñanza de Dios. 

Una de las diferencias más evidentes era que los cristianos no sucumbían al pecado constante de otros esclavos, esto es, la sustracción. La ética cristiana los obligaba a una estricta honradez. ¿Acaso puede causar asombro que los esclavos cristianos alcanzasen mayores precios en las subastas públicas? De manera general, se les enseñaba a ser total y verdaderamente fieles. Debían ser totalmente dignos de confianza y con ello adornar la doctrina de Dios nuestro Salvador en cada aspecto de sus vidas y servicio. Lo que era cierto de los esclavos cristianos entonces debería ser cierto de todos los empleados cristianos en la actualidad.

"Se ha manifestado" (epephanë). «Apareció», la primera Epifanía (la Encarnación). Segundo aoristo de indicativo en voz pasiva de epiphainö, viejo ver- bo, en el N.T. aquí, 3:4; Lucas 1:79; Hechos 27:20. Para ofrecer salvación (sötëriös). Viejo adjetivo proveniente de sötër (Salvador), aquí sólo en el N.T., excepto to sötërion (salvación, «el acto salvador») en Lucas 2:30; 3:6; Efesios 6:17. Enseñándonos (paideuousa). Véase 1 Timoteo 1:20. Impiedad (asebeian). Ver Romanos 1:18. A los deseos mundanos (tas kosmikas epithumias). Aristóteles y Plutarco emplean kosmikos (de kosmos) acerca del universo, como en Hebreos 9:1 acerca de lo terreno. Aquí sólo tiene en el N.T. el sentido malo, «en esta era presente», como con kosmos en 1 Juan 2:16. Los tres adverbios describen lo opuesto (sobriamente söphronös, justamente dikaiös, piadosamente eusebös). 

Los siguientes cuatro versículos forman una hermosa ilustración de nuestra salvación. Pero al admirar esta perla literaria, no debemos separarla de su engarce. Pablo ha estado apremiando a todos los miembros de la familia de Dios a una conducta consecuente. Ahora muestra cómo uno de los grandes propósitos de nuestra salvación es producir vidas de una santidad no adulterada.



Porque la gracia de Dios se ha manifestado. Aquí, la gracia de Dios es virtualmente sinónimo del Hijo de Dios. La gracia de Dios se ha manifestado en la visita del Señor Jesús a nuestro mundo, y de manera especial cuando se dio a Sí mismo por nuestros pecados. Se apareció para la salvación de todos los hombres. Su obra sustitutiva es suficiente para la redención de todos. Se hace a todos un ofrecimiento genuino de perdón y de salvación. Pero únicamente los que le reciben en verdad como Señor y Salvador son salvos. No hay sugerencia ni aquí ni en ningún otro pasaje en la Biblia de que al final todos serán salvos. La salvación universal es una mentira del diablo.

"Aguardando" (prosdechomenoi). Participio presente en voz media de prosdechomai, viejo verbo, el empleado acerca de Simeón (Lc. 2:25) y otros (Lc. 2:38) que estaban esperando al Mesías. La esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa (tën makarian elpida kai epiphaneian tës doxës). La palabra epiphaneia (empleada por los griegos de la aparición de los dioses, de epiphanës, epiphainö) aparece en 2 Timoteo 1:10 de la Encarnación de Cristo, la primera Epifanía (como en verbo epephanë, Tit. 2:11), pero aquí de la segunda Epifanía de Cristo o segunda venida, como en 1 Timoteo 6:14; 2 Timoteo 4:1, 8. En 2 Tesalonicenses 2:8 aparecen juntos epiphaneia y parousia (la palabra usual) denotando la segunda venida. De nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo (tou me- galou theou kai sötëros Iësou Christou). Éste es el significado necesario de un artículo con theou y sötëros, igual que en 2 Pedro 1:1, 11. Véase Robertson, Grammar, pág. 786. Westcott y Hort leen Christou Iësou. 

La misma gracia que nos salva también nos instruye en la escuela de la santidad. Hay cosas inaceptables para esta escuela a las cuales debemos aprender a renunciar. La primera es la impiedad, lo que significa irreligión. La segunda es deseos mundanos no sólo pecados sexuales, también la codicia por las riquezas, el poder, el placer, la fama o cualquier otra cosa que sea esencialmente mundana. Del lado positivo, la gracia nos enseña a vivir de manera sobria, justa y piadosa a la pura luz de Su presencia. Estas son las virtudes que deberían caracterizarnos en este mundo, donde todo a nuestro alrededor va a ser disuelto. Este mundo es el camino de nuestra peregrinación, no nuestro hogar final.

 "Quien se dio a sí mismo por nosotros" (hos edöken heauton huper hëmön). La gran doctrina de Pablo (Gá. 1:4; 2:20; 1 Ti. 2:6). Para redimirnos (hina lutrösëtai). Cláusula final, hina y el aoristo de subjuntivo en voz media de lutroö, viejo verbo proveniente de lutron (redención), en el N.T. sólo aquí, en Lucas 24:21 y 1 Pedro 1:18. Purificar para sí (katharisëi heautöi). Cláusula final con primer aoristo de subjuntivo activo de katharizö, para el cual verbo véase Efesios 5:26. Iniquidad (anomias). Ver 2 Tesalonicenses 2:3. Un pueblo de su propiedad (laon periousion). Palabra tardía (de perieimi, estar sobre y por encima, en papi- ros así como periousia), sólo en la LXX y aquí, aparentemente acuñada para la LXX, la posesión de uno, y así el pueblo escogido de Dios. Véase 1 Pedro 2:9 (laos eis peripoiësin). Celoso de buenas obras (zëlötën kalön ergön). «Un zelote de buenas obras.» Sustantivo para el cual ver 1 Corintios 14:12; Gálatas 1:14. Genitivo objetivo ergön. 

Mientras vivimos como extranjeros en el mundo, somos inspirados por una gloriosa esperanza: la manifestación de la gloria de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo. ¿Debemos entender por eso el arrebatamiento, cuando Cristo aparecerá en gloria a la iglesia y la llevará al cielo (1 Ts. 4:13–18)? ¿O se refiere a la venida de Cristo a reinar, cuando aparecerá en gloria al mundo, abatirá a Sus enemigos y establecerá Su reino (Ap. 19:11–16)? Básicamente creemos que Pablo está refiriéndose a lo primero —a la venida de Cristo a por Su esposa, la iglesia—. Pero tanto si se trata de Su venida como Esposo o como Rey, el creyente debería estar preparado para Su gloriosa llegada.

Mientras esperamos Su Regreso, nunca olvidamos el propósito de Su Primera Venida y de Su sacrificio de Sí mismo. Él se dio a sí mismo no sólo para salvarnos de la culpa y pena del pecado, sino también para redimirnos de toda iniquidad. Habría sido una salvación a medias si hubiese sido cancelada la pena del pecado pero hubiese quedado sin vencer su dominio en nuestras vidas. También se dio a Sí mismo para purificar para sí un pueblo de su propiedad, para que le perteneciésemos de manera particular —no al mundo ni a nosotros mismos. Y se dio a sí mismo por nosotros para que pudiésemos ser un pueblo celoso de buenas obras. Deberíamos tener entusiasmo en llevar a cabo actos de bondad en Su nombre y para Su gloria. Cuando pensamos en el celo de los hombres por los deportes, la política y los negocios, deberíamos sentirnos provocados al celo por las buenas obras.

"Con toda autoridad" (meta pasës epitagës). Ver 1 Corintios 7:6 y 2 Corintios 8:8. En ocasiones es necesaria la aserción de la autoridad. Nadie te me- nosprecie (mëdeis sou periphroneitö). Presente de imperativo activo en prohibición de periphroneö, viejo verbo, sólo aquí en el N.T., pensar alrededor (por todos lados). Literalmente, «que nadie piense a tu alrededor» (y por ello te menosprecie). En 1 Timoteo 4:12 es kataphroneitö (pensar abajo sobre), una palabra de escarnio más intensa, pero esto implica la posibilidad de que uno haga círculos mentales alrededor de otro, y así «piense más allá de él». La mejor manera con que el ministro moderno podrá atraerse el respeto por su «autoridad» es hacer un pensamiento que lo merezca. 

Esto es lo que Tito estaba encargado de enseñar —todo lo tratado en versículos anteriores, y de modo particular los propósitos de la pasión del Salvador. Debía exhortar o alentar a los santos a vidas de piedad práctica y reprender a todos los que contradijesen las enseñanzas apostólicas, bien de palabra o con sus vidas. Y no había de andar pidiendo excusas en el cumplimiento de un enérgico ministerio; debía hacerlo con toda autoridad y con la franqueza del Espíritu Santo. Nadie te menosprecie. Tito no tenía que abrigar temores por su juventud, su trasfondo gentil o por ninguna incapacidad natural. Estaba proclamando la palabra de Dios, y esto marcaba toda la diferencia.



Conclusión

  Teniendo una clara visión bíblica de las palabras originales en su contexto en conjunto de las costumbres, cultura e historia, podemos llegar a la conclusión de que vivir la "Sana Doctrina" o "Enseñanza Saludable" Es hacer que la conducta esté de acuerdo con las creencias. Esto es "Sana Doctrina." 

  Vivir de acuerdo a la "Enseñanza Saludable" conciste en una dependencia total de la gracia de Dios (de otra forma la santidad sería imposible), la persona consagrada da el ejemplo al vivir rendido y sujeto dependientemente al Espíritu de Dios en un control divino, vivir la sana doctrina conciste en decir No a las actitudes impías y mundanas, y decir Sí a la vida justa y santidad. Esto supone obediencia consciente a las autoridades, tanto como Divina, como las humanas, algo fundamental en la vida consagrada es la constante disposición para realizar buenas obras, el hablar de la persona santificada es hablar de una persona llena de la humildad de Cristo, apacible y no escandaloso, es decir de una persona que vive como Jesús vivió (1 Jn 2:6), vivir la "Sana Doctrina" es mantener una mente firme en la gracia de Dios, vivir bajo el contról del Espíritu el cual lleva a la práctica de un buen comportamiento, y de esa manera con su vida habla la verdad. En Resumen, Vivir la "Sana Doctrina" Es vivir como Jesús, dependiento plenamente de la Palabra de Dios.

Apostasia al dia

Autor & Editor

Apostasia al dia

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.



Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).
Se produjo un error en este gadget.

Seguidores

Concordancia

Verso del dia

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.

 
Apostasía al día © 2015 - Designed by Templateism.com