14 jul. 2014

CLASIFICADORES DE LA UNCIÓN

CLASIFICADORES DE LA UNCIÓN
Por: Freddy W. Cervantes.



“Pero vosotros tenéis la unción del Santo, y conocéis todas las cosas... Pero la unción que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; así como la unción misma os enseña todas las cosas, y es verdadera, y no es mentira, según ella os ha enseñado, permaneced en él.” - 1 Jn. 2:20,27.



Introducción

Hace un tiempo atrás, en una de las muchas actividades "espirituales" que se realizan dentro del ámbito neopentecostal había un hombre que presumía de grandes cosas y hablaba una y otra vez de que "Dios" llevaría a las personas a un "nuevo nivel de unción", de elevarlas a un "nivel de unción" que nunca habían visto, conocido y entendido, y de que una "ola de unción" estaba cayendo sobre todos y de que había una "unción de milagros" que "Dios" estaba dando. Después de tanto alboroto y gritería innecesaria dijo también que "Dios" le había mostrado los "niveles de unción" que se estaba perdiendo...

Así como este hombre muchos hoy suelen clasificar (ordenar o disponer por clases o grupos según el criterio personal) la unción en diversidad de formas y maneras:




La unción del patazo y el manguerazo:https://www.youtube.com/watch?v=LdC7FXvjelw
La unción en tercera dimensión:https://www.youtube.com/watch?v=kYINIpe2xRU
La unción de redoma, depósito, de mano, etc.,:http://ethoslog.com/photo/22317/launcion/
y un largo etc. 



A estas conclusiones puede llegar el individuo cuando desconoce por completo el verdadero sentido bíblico de lo que es en sí la unción y el propósito de esta.



        I. Unción bíblica.

Unción (gr., chrisma). El acto de ungir, aplicar ungüento o derramar aceite sobre algo o alguien.  

En el AT se ungía con aceite a objetos (Éx. 40:9), reyes (1S. 10:1; 15:1,17), profetas (1R. 19:16) y sacerdotes (Éx. 40:9; 8:12) para consagrarlos al servicio de Dios. Esta era una forma simbólica en que Dios apartaba a ese algo o a ese alguien para un propósito especial. 



Luego en el NT se emplea en un sentido metafórico para describir al Espíritu Santo (1Jn. 2:20, 27), por medio del cual el creyente es separado para Dios tanto en cuanto a su posición como con respecto a su servicio.

Definamos ¿Qué es la unción? La unción tiene que ver concretamente con el Espíritu Santo, su obra y la capacitación espiritual del creyente para conocer la verdad, no es brujería pintada como acto profético, no es una especie de clasificación espiritual antojadiza, tampoco es emocionalismo, ni soplos, caídas al piso, revolcones indecentes, gritos estrepitosos, sonidos de animales, carcajadas incontrolables, tambaleos faltos de equilibrio, desordenes masivos, o cualquier otra manifestación espiritual opuesta a la enseñanza concerniente al Espíritu Santo. 

Antes de continuar, aclaro no sea que me malentiendan, creo en la diversidad de los dones, ministerios y operaciones del Espíritu Santo (1Co. 12:4-6), pero también creo que todo debe hacerse decentemente y con orden (Cap. 14:40), pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos (v. 33).

Conclusión 

Cinco verdades a considerar en estos dos versículos escriturales del capítulo 2 de la 1 epístola de Juan:

  • Juan habla de la unción del Santo (v. 20). En ningún momento trata de clasificarla ordenándola por clases, rangos o grados ni hace referencia a "varias unciones", o "niveles de unción", ni a la "unción financiera", ni a la "unción apostólica-profética" ni a esta "unción" o aquella. Es claro al hablar de una sola y única unción la unción del Santo a saber, Dios.
  • La unción viene de Dios a través de Cristo (v. 27a).Por tanto, resulta erróneo pensar que pueda venir por asistir a un congreso de avivamiento, o por el toque de un supuesto ungido, o a través de un patazo, o de un manguerazo de agua, o de una experiencia extraña que en ocasiones no hace sino exponer al vituperio la causa del evangelio. 
  • La unción permanece en el creyente (V. 27b). No hay necesidad de que hoy con este asunto de los actos proféticos haya ungimientos con harina, sal, leche ni nada parecido. El creyente ya ha sido ungido con el Espíritu Santo (2Co. 1:21) y esto es más que suficiente.
  • La unción es verdadera y no falsa (v. 27c). Falsas son todas esas otras unciones que de espirituales no tienen sino solo el nombre.
  • La unción enseña todas las cosas que el creyente necesita sabe(v. 27d). El creyente se encuentra plenamente capacitado para poder discernir la verdad del error de modo que no precisa de falsos maestros y enseñanzas que a muchos ya han hecho caer de su firmeza.
Cualquiera que atrevidamente hace burla, pues eso es lo que hace, cuando clasifica la unción en tal o cual clase está predicando otro espíritu (2 Co. 11:4) diferente al Espíritu Santo, que por demás está decir, no tiene nada que ver con lo que hoy se dice y enseña acerca de él. 

Amados en la gloriosa fe de nuestro Señor y Salvador Jesucristo ante la intensa campaña por desprestigiar y ridiculizar la enseñanza concerniente a la unción, que es el mismo Espíritu Santo, les exhorto a crecer en el conocimiento doctrinal que a más de ser esencial para el desarrollo completo del carácter cristiano nos protege del error en el que muchos por ignorancia han caído.

Apostasia al dia

Autor & Editor

Apostasia al dia

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.



Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).
Se produjo un error en este gadget.

Seguidores

Concordancia

Verso del dia

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.

 
Apostasía al día © 2015 - Designed by Templateism.com