18 jul. 2014

Definiendo prioridades; el mensaje contradictorio a los promotores de la prosperidad

Definiendo prioridades;
el mensaje contradictorio a los promotores de la prosperidad
Por: Dr. Félix Muñoz

"Y les dijo: —Miren, guárdense de toda codicia, porque la vida de uno no consiste en la abundancia de los bienes que posee - Lc 12:15 (BMH)".

La prosperidad de Dios ha sido sumamente malformada por los descontextualizados bíblicos, la palabra prosperidad viene del griego "Euodoo"  y significa "ayudar en el camino, triunfar en lograr". 

Esto da a entender "Vivir compartiendo con otros las bendiciones, dando nuestro mayor esfuerzo, amando, perdonando, ayudando a otros. Viviendo con un propósito. Es lo que le da sentido a la vida. Todo lo que tenemos y logramos en el caminar por la vida, debe ser para bendición de otros y también para satisfacción y felicidad nuestra. En el sentido original transmite la idea de "Una persona plena y llena de paz" es decir "que la plenitud de Dios (Jesucristo mediante la Persona del Espíritu) viva en uno"(cf. Col 2:8-10). Todo lo contrario al mensaje expuesto por los predicadores contemporáneos de la supuesta prosperidad malformada.



Del análisis de diversas palabras en el griego y el hebreo y del estudio de varios pasajes de la Escritura podríamos obtener una definición de prosperidad que nos ayude a comprender y desarrollar una mayor filosofía y estilo de vida. Una persona prospera es aquella que ha sido bendecida por Dios, que mira hacia adelante, inteligente y considerado. Que tiene una gran riqueza espiritual e intelectual y sabe administrar correctamente los recursos que Dios pone en sus manos acorde a Su Palabra (Biblia). Que tiene un estilo de vida basado en principios de laboriosidad, honestidad, integridad y productividad como su fuente la Persona de Cristo. Que vive con propósito. Que disfruta de la gracia de Cristo y las bendiciones materiales reconociendo a Dios y estableciendo una relación de sociedad con el Creador que le permite invertir apropiadamente en esta vida y en el reino de Dios.

La vida es mucho más que obtener y poseer cosas materiales. Dios quiere, más bien, que gocemos de una vida plena, completa y equilibrada; y ha hecho provisión a través de Su Palabra para que disfrutemos la vida que recibimos de Él. El Señor ha prometido colmar los deseos del creyente conforme Su voluntad (1 Jn 5:14). Pero quiere también que definamos prioridades con claridad (Mt 6:33). De esa manera (Buscando primeramente Su reino y Su justicia), el creyente se apoye tanto en las promesas Suyas, como en prioridades bien establecidas dirigidas por la Escritura, el creyente puede confiar en que al mantener el enfoque correcto de buscar Su reino y Justicia, todas las cosas serán añadidas.



La parábola de Jesús (Lc 12:13-34) subraya la transcendencia de la vida. La verdadera vida no tiene nada que ver con lo que se posee. El pecado de codicia (avaricia) conduce a la adquisición de más y más posiciones y, por ello, a la futilidad y la decepción. No conoce el significado de la vida. Los exponentes contemporáneos, afirman que la prosperidad es en base a la economía y/o posiciones adquiridas. Todo lo contrario al mensaje expuesto en la Palabra de Dios. Tales personajes, desean adquirir cosas malas, o intentan obtener cosas buenas en la forma equivocada. La gran mayoría (al igual que los del mundo) intentan encontrar la vida en las posiciones; sin embargo, no hay vida en tales cosas; la vida misma es Cristo (Jn 14:6), y la verdadera Vida, entrego Su vida, para que tengamos vida en El.


Pablo comunica el mismo pensamiento Cristo-centrico: "Sin embargo, grande ganancia es la piedad con contentamiento - 1 Tim 6:6 (BMH)". La palabra griega traducida como contentamiento no significa, de ninguna manera, conformismo; ni se puede considerar como un llamado a no tener interés en progresar, o mejorar en la vida, eso e slo que dan a entender los falsos predicadores ocn sus exposiciones erradas. La palabra usada en el griego es "autarkeia" significa “lo necesario”, es decir, vivir en una condición ideal en la cual no se necesita ayuda exterior, sean cosas o personas, y se cuenta con lo suficiente para vivir contento y feliz. 



Cualquier cosa que vaya más allá de lo que la persona necesita, ya entra en el límite de la avaricia y el amor al dinero, que es condenado por el Señor a lo largo de las Escrituras. Por ello la Biblia afirma: "Porque nada trajimos a este mundo, y es evidente que nada podremos sacar. Así que, teniendo el sustento y con qué cubrirnos, estaremos contentos con esto. Porque los que desean enriquecerse caen en tentación y trampa, y en muchas pasiones insensatas y dañinas que hunden a los hombres en ruina y perdición. Porque el amor al dinero es raíz de todos los males; el cual codiciando algunos, fueron descarriados de la fe y se traspasaron a sí mismos con muchos dolores. Pero tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la perseverancia, la mansedumbre - 1 Tim 6:7-11 (BMH)."

Concluyo con esto, ningún bien material puede compararse al autor de todo lo creado y a lo que Este imparte a aquel que le sirve, y todo aquel que le reconoce a Él como el Señor de su vida, debe primero negar todo lo que posee, es decir, desprenderse por completo de sus adquisiciones terrenales (Lc 14:33). ¿Es bíblico el mensaje de prosperidad expuesto por muchos hoy día? No, no lo es, es una malformación plena al mensaje comunicado en el consejo de Dios, la biblia.






Apostasia al dia

Autor & Editor

Apostasia al dia

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.



Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).
Se produjo un error en este gadget.

Seguidores

Concordancia

Verso del dia

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.

 
Apostasía al día © 2015 - Designed by Templateism.com