8 jul. 2014

Desmintiendo la dosificación humana

Desmintiendo la dosificación humana
Por: Dr. Félix Muñoz

"Entonces dijo Dios: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza, y tenga dominio sobre los peces del mar, las aves del cielo, el ganado, y en toda la tierra, y sobre todo animal que se desplaza sobre la tierra”. 

Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; hombre y mujer los creó - Gen 1:26-27 (BMH)."



La doctrina hereje nacida en el siglo XIX, llamada "palabra de fe", la cual es un sincretismo doctrinal de budismo, hinduismo, misticismo y un toque de cristianismo, afirma que la fe es un poder supremo el cual Dios debe sujetarse y, de igual forma cree en el poder mental y verbal, dando a entender en sus bases fundamentales doctrinales que somos pequeños dioses con poder creativo al igual que Dios. Tomando como punto de partida (Gen 1:26-27 y otros textos) descontextualizada mente. Pero, ¿en realidad tales versos expresan esa idea?, veamos.



¿Con quién hablaba Dios? Estas son las respuestas dadas a la pregunta: 1). Es una referencia a la Trinidad. 2). Es un diálogo con los ángeles. Es verdad que hay una corte celestial (1 Rey. 22:19Job 1:62:138:7), pero nunca los ángeles aparecen como colaboradores de la creación. 3). Es un plural de plenitud que se explica por la plenitud que se encierra en el plural Elohim (Dios). 4). Es un plural de majestad, muy propio de los reyes. El problema es que tal plural no se encuentra en el hebreo del AT. 5). Es un plural que manifiesta la pluralidad que existe en la unidad de Dios. 6). Es un soliloquio divino. Dios habla consigo mismo.

Aunque el ser humano es creado el día sexto, junto con los animales, es de notar que no surge igual que estos. Mientras los animales son producidos por la tierra, por orden divina, el ser humano aparecerá como un acto directo de la voluntad de Dios. El término “Adam” se usa aquí como un colectivo y no como nombre propio. Esto se aprecia en el hebreo, pues en la expresión tenga dominio el verbo está en plural, de modo que literalmente sería “tengan dominio”.

Cuando Dios creo al hombre, lo coloco a cargo de la creación. Lo doto de su propia imagen. Históricamente, en el mundo antiguo, se creía que una imagen llevaba la esencia de lo que representaba. En relación a las creencias erradas antiguas, la imagen del ídolo de una deidad (pagana), que es la misma terminología que se emplea aquí, debía ser usada en el culto a tal deidad por el contenido de su esencia. Más bien, se pensaba que la obra de la deidad era cumplida mediante el ídolo. De manera similar, se consideraba que la obra del gobierno de Dios había de ser cumplida por los seres humanos. Pero eso no es todo lo que hay en la imagen de Dios. En relación a la creencia pagana antigua, es importante observar que los exponentes de tal herejía (Palabra de fe) expresan en sus afirmaciones tal pensar de igual forma, "somos pequeños dioses". 

Cuando Dios expresa "Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza" lo hace desde el mismo principio de distinción y preeminencia del hombre sobre las criaturas de la tierra, no como una igualdad de carácter o soberanía como la de Él. El plural [Hagamos]  fue considerado casi unánimemente por los primeros teólogos como un indicativo de la Trinidad. La afirmación hecha anteriormente, comunica que el hombre tiene, capacidades intelectual, comunicativa, moral,  y creativa. No proyecta la idea de esencia idéntica al de su creador como una co-igualdad con El. En si la Palabra "Imagen" viene del hebreo "tselem" y significa: "hacer una sombra, tener un parecido" esto comunica la idea de "una figura representativa". Para que el hombre pudiese ser quien administrara el orden en la tierra sobre la creación debía tener las facultades antes mencionadas "capacidades intelectual, comunicativa, moral, y creativa" para que se hiciera como Dios deseaba, en orden. 

La Palabra "semejanza" del hebreo "demut" significa: "un parecido, modelo" comunica: "un aspecto o forma parecido a su autor". Al ver tal análisis léxico sintáctico, desmiente la idea presentada por la herejía "Palabra de fe" que somos pequeños dioses, en co-igualdad a Dios aquí en la tierra. No solo toman el verso de Génesis para tales afirmaciones herejes, sino también (Sal 82:6, Jn 10:34-35), en los cuales dicen "dioses" en si tales textos como otros del AT comunican la idea de los reyes, magistrados, jueces, gobernantes y portavoces (profetas) de la Palabra de Dios, no es como tales exponentes herejes afirman, "somos dioses, porque así Dios lo declaro".



Si exponemos exegéticamente el contenido del texto podemos ver que llegando ahora a la última etapa en el progreso de la creación, dijo Dios: Hagamos al hombre—palabras que muestran la peculiar importancia de la obra que estaba por hacerse, la formación de una criatura, que había de ser el representante de Dios, investida de autoridad y dominio como visible cabeza y monarca del mundo a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza—Esta es una distinción peculiar, cuyo valor aparece en el hecho de que las palabras se repiten dos veces. Y ¿en qué consistía esta imagen de Dios?—no en la forma recta o vertical o en las facciones del hombre, no en su inteligencia, porque a este respecto el diablo y los ángeles son muy superiores; no en su inmortalidad, porque no tiene, como Dios, una eternidad pasada como una futura, sino en las disposiciones morales de su alma, comúnmente llamadas justicia original (Ecle 7:29). 

Como la nueva criatura no es sino una restauración de esta imagen, la historia de la una arroja luz sobre la otra; y se nos informa que es renovada según la imagen de Dios en conocimiento, justicia y verdadera santidad (Efe 4:24; Col 3:10). El hombre siempre ha querido tomar la posición divina inyectada por el diablo (Gen 3:5 - serán como Dios), el cual siempre la deseo (Is 14:12-14 - Subiré sobre las alturas de las nubes y seré semejante al Altísimo). Con esto podemos concluir que tal doctrina es una totalmente diabólica y sin ningún contenido divino, porque el lugar de Dios es único.

"Reconoce, pues, hoy y considera en tu corazón que el SEÑOR es Dios arriba en los cielos y abajo en la tierra, y no hay otro - Deut 4:39 (BMH)".






Apostasia al dia

Autor & Editor

Apostasia al dia

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).
Se produjo un error en este gadget.

Seguidores

Verso del dia

Concordancia

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.
script type='text/javascript'> /*Mensaje que puedes personalizar*/ var mensajeerror = "Boton derecho deshabilitado ¡Gracias por visitarnos!"; if(document.layers) window.captureEvents(Event.MOUSEDOWN); function bloquear(e){ if (navigator.appName == 'Netscape' && ( e.which == 2 || e.which == 3)) { alert(mensajeerror);return false; } if (navigator.appName == 'Microsoft Internet Explorer' && (event.button == 2 || event.button == 3)) { alert(mensajeerror);return false; }} window.onmousedown=bloquear; document.onmousedown=bloquear;

 
Apostasía al día © 2015 - Designed by Templateism.com