22 jul. 2014

En defensa de la fe: el carácter de los falsos maestros no regenerados

En defensa de la fe: 
el carácter de los falsos maestros no regenerados
Por: Dr. Félix Muñoz



"Amados, mientras me esforzaba por escribirles acerca de nuestra común salvación me ha sido necesario escribir para exhortarles a que contiendan eficazmente por la fe que fue entregada una vez a los santos. Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los cuales desde antiguo habían sido destinados para esta condenación. Ellos son hombres impíos, que convierten la gracia de nuestro Dios en libertinaje, y niegan al único Soberano y Señor nuestro, Jesucristo - Jud 1:3-4 (BMH)".

En sumamente importante observar que el posesivo español nuestro traduce la mejor lectura de los manuscritos griegos, y que contienen la forma correspondiente al pronombre personal de primera persona plural. Sin embargo, hay otros manuscritos que tienen a la segunda persona (de ustedes), refiriéndose a la “común salvación” de los lectores específicamente. La palabra griega traducida "una vez" (v.3) es "hapax", que significa “una vez por todas”. En la fe cristiana, como conjunto de doctrinas, no debería darse la posibilidad de innovaciones. Como asegurara un famoso escritor cristiano, en teología hay que actuar en forma conservadora. Judas plantea en su tercer versículo la obligatoriedad de la defensa de la fe. Lo hace fundamentando el deber apologético y presentando una demanda de cómo llevarlo a cabo. Este fundamento se basa sobre el hecho de que la fe cristiana, o sea, el conjunto de doctrinas que se desprenden de actuar como discípulos de Cristo, fue entregada una vez, o “una vez para siempre” (BLA). En cuanto a la demanda sobre cómo cumplir con el deber apologético, Judas afirma que debe hacerse eficazmente, o “vigorosamente” (NVI). En efecto, a la fe hay que defenderla con pasión. Una actitud que debe mantenerse vigente aun entre los cristianos del siglo XXI.



Tal apologética es una sumamente necesaria en estos tiempos, ya que como en la antigüedad, los falsos maestros se introducen encubiertamente para implantar sus herejías destructoras. El término griego traducido "han entrado encubiertamente" es un verbo compuesto, integrado por dos preposiciones y un verbo simple. Al tomar en cuenta el sentido de todas sus partes, puede determinarse que significa “deslizarse secretamente”, “infiltrarse fraudulentamente”, “introducirse inadvertidamente”. Por ello es que hace la mención en el (v.6) del ejemplo del pueblo de Israel. Judas demanda recordar lo acontecido cuando la falta de fe de los judíos en el desierto llevó a que Dios decidiera que solo Josué y Caleb se mantuvieran vivos con el propósito de que pudieran entrar en la tierra prometida (Núm. 14). Por ello en el (v.8) Presenta a los tales como "soñadores que mancillan la carne, rechazan toda autoridad y maldicen las potestades superiores." Dando a entender con eso que tales falsos, y los que les siguen vienen a ser igual de rebeldes que la mención en los (vv.6-7). Por ello en el (v.8) presenta la gravedad de la actitud de los impíos infiltrados en el pueblo de Dios y como esta se manifiesta a través de la intensificación con que se enumeran tres de sus acciones, de las cuales la última es su clímax: "mancillan [Deshonran, dañan la reputación de algo o alguien], rechazan y maldicen [lo contrario a Cristo]".



Judas luego de sus exposiciones presenta a los falsos maestros y a todo aquel que apostate con un "Ay" de juicio (v.11), lo cual representa en tales tiempos el dolor que sufrirán, los falsos por sus inclinaciones y los seguidores por su camino. Las afirmaciones suponen un conocimiento previo de los lectores de la incredulidad de Caín (Gén. 4), de la codicia por la actitud mercenaria de Balaam (Deut. 23:4) y de la rebelión de Coré contra Moisés (Núm. 16), y con ello el carácter de los mismos (v.12). Las comidas fraternales mencionadas aquí se refieren a los famosos ágapes de la iglesia primitiva. Consistían en un momento de compañerismo espiritual mientras se compartían algunos alimentos y se celebraba la conmemoración de la Cena del Señor, tales ágapes eran malformados por ellos, dando a entender que rompen el compañerismo y unidad que Dios desea en Su Palabra para Sus hijos, eso es parte esencial en el carácter de tales falsos maestros, desunir y hacer sus grupos prosélitos de preferencia.

Los impíos infiltrados [apostatas/herejes/falsos] son como elementos de la naturaleza que no cumplen lo que parecen prometer (v.13). Son tan engañadores como nubes desprovistas de agua, tan inútiles como árboles desprovistos de fruto, tan reducidos a pura apariencia como olas reducidas a espuma, tan errantes como estrellas desprovistas de rumbo. Son presentados como los que "se quejan de todo y todo lo critican, andando según sus propios malos deseos. Su boca habla arrogancias, adulando a las personas para sacar provecho (v.16)". El término griego traducido "se quejan" es un verbo compuesto que proviene del verbo que significa “quejarse” y del sustantivo "moira", nombre de la divinidad griega que representa el destino, y que significa “suerte”. Describe a personas que se quejan por estar descontentas con su “suerte”. En si comunica que los falsos como sus seguidores [los cuales aprenden el mismo patrón de conducta errado] viven descontentos cuando no les salen las cosas según como profesan.



Su carácter e inclinaciones quejumbrosas son expuestos en que "Estos son los que causan divisiones. Son sensuales y no tienen al Espíritu (v.19)". Los falsos maestros que causan divisiones son ajenos al pueblo de Dios, son calificados como sensuales del griego (psykixos, naturales en 1 Cor. 2:14 ), que no tienen el Espíritu. Esto da a entender que los falsos maestros son NO REGENERADOS, y por ende no salvos (1 Jn 2:19).























Apostasia al dia

Autor & Editor

Apostasia al dia

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.



Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).

Seguidores

Concordancia

Verso del dia

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.

 
Apostasía al día © 2015 - Designed by Vidayverdad.org