17 jul. 2014

¿Qué dice la Biblia sobre la incineración?


"Hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás - Gen 3:19 (RVR)".


Las Escrituras no dicen nada sobre los modos en que se deben enterrar los cuerpos de los creyentes. La práctica estándar en el Antiguo Testamento y en el Nuevo Testamento fue el entierro. Saúl y Jonatán fueron incinerados por los Israelitas después de sus muertes, pero no era una práctica normal en Israel. 

Sus cuerpos fueron mutilados por los Filisteos, así que la decisión fue incinerarlos, y después enterrar sus cenizas (1 Samuel 31:8-13). Acán, y su familia, fueron incinerados después de su ejecución por haber pecado contra Israel, cuál otra vez parece ser una excepción a las prácticas de los entierros normales entre los Israelitas.



Cuando nos damos cuenta que todos los cuerpos eventualmente se pudren, ¡un cuerpo que ha sido incinerado no está peor! Y por supuesto, sabemos que Dios nos dará nuevos cuerpos glorificados, hayan sido sepultados, incinerados, decapitados, o hundidos en el mar. Una cosa positiva del entierro sin cremación es el cuadro de la muerte, entierro y resurrección de Jesús que es significativo en describir nuestros cuerpos nuevos (Romanos 6:3-5; 1 Corintios 15:3-4). Sin embargo, no es un asunto correcto o incorrecto. La preocupación sobre el costo de funerales es entendible, entonces tenga la seguridad que es parte de su libertad cristiana poder escoger cualquier opción que decida.

En realidad, la Biblia no da una enseñanza específica acerca de la cremación. Hay menciones en el Antiguo Testamento de personas que fueron quemadas al morir (1 Reyes 16:18;2 Reyes 21:6), y de huesos humanos siendo quemados (2 Reyes 23:16-20), pero ninguno de estos son ejemplos de cremación. Es interesante notar en 2 Reyes 23:16-20, que al quemar los huesos humanos sobre un altar, éste era profanado. Al mismo tiempo, en ninguna parte la ley del Antiguo Testamento condena el que un cuerpo humano sea quemado, tampoco confiere ninguna maldición o juicio sobre alguien que es cremado.

La cremación fue practicada en los tiempos bíblicos, pero no era comúnmente practicada por los israelitas o por los creyentes en el Nuevo Testamento. En las culturas de la Biblia, se mencionan las sepulturas en tumbas, cuevas, o en la tierra, que eran las formas comunes de disponer de un cuerpo humano  como antes mencionado (Génesis 23:19;35:4;2 Crónicas 16:14;Mateo 27:60-66). Mientras que los entierros eran una práctica común, en ninguna parte la Biblia ordena que éste sea el único método permitido para disponer de un cuerpo.

¿Es la cremación algo que pueda considerar un cristiano? Nuevamente, no existe mandamiento en las Escrituras en contra de la cremación. Algunos creyentes objetan la práctica de la cremación, sobre la base de que no se toma en consideración que un día Dios resucitará los cuerpos y los reunirá con nuestras almas / espíritus (1 Corintios 15:35-58;1 Tesalonicenses 4:16). Esto puede ser el caso con algunas personas. Sin embargo, el hecho de que el cuerpo haya sido cremado, no representa ninguna dificultad para que Dios los resucite. Los cuerpos de los cristianos que murieron hace miles de años, a la fecha se habrán convertido totalmente en polvo. 



Esto de ninguna manera evitará que Dios pueda resucitar sus cuerpos (Dios es Soberano). La cremación no es sino un proceso “práctico” para convertir un cuerpo en polvo. Dios es igualmente capaz de levantar los restos de una persona que ha sido cremada, tanto como los restos de una persona que no lo fue. La pregunta sobre el entierro o cremación está dentro del terreno de la libertad cristiana. Una persona, o familia, que esté considerando esta decisión, debe orar por sabiduría (Santiago 1:5), y seguir la convicción que de ello resulte.

Apostasia al dia

Autor & Editor

Apostasia al dia

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.



Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).
Se produjo un error en este gadget.

Seguidores

Concordancia

Verso del dia

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.

 
Apostasía al día © 2015 - Designed by Templateism.com