1 oct. 2015

Un analisis contextual de Apocalipsis 2:1–7; la vida y mensaje de Éfeso

Un analisis contextual de Apocalipsis 2:1–7; la vida y mensaje de Éfeso
Por: Dr. Félix Muñoz

Leer: Apocalipsis 2:1–7

La palabra griega apokalupsis significa “revelación”. Algunos pasajes apocalípticos del AT son Daniel 7 -12; Ezequiel 1; 40-48; Zacarías 1 -6; 14; Isaías 24 -27 y Joel 2. Desde el año 200 a. C. (tiempos del tirano Antíoco Epífanes) hasta cerca del 150 d. C. circulaba una gran cantidad de escritos apocalípticos que pretendían comunicar revelaciones divinas. El primero se llama 1 Enoc . De los tiempos de Jesús y Juan, los más importantes son Asunción de Moisés, Ascensión de Isaías, Apocalipsis de Abraham y 2 Baruc . Escribían bajo los nombres de personajes antiguos destacados, tanto para dar autoridad a sus escritos como para fingir que sus relatos fueran profecías anteriores a los sucesos que narran. En cambio, Juan escribe bajo su propio nombre, además de ser conocido por sus lectores.



Estos escritos, incluso el de Juan, tienen características muy especiales, y deben leerse según las reglas correspondientes. Nacida en tiempos de gran angustia, la literatura apocalíptica, apela a intervenciones divinas para dar esperanza al pueblo de Dios. Abundan ángeles y demonios, y animales que simbolizan a seres humanos. Ángeles aparecen como estrellas y tiranos como monstruos grotescos. A veces las visiones emplean los colores simbólicamente: blanco simboliza victoria o lo celestial, escarlata lo malo, negro lo oscuro, rojo sangre y guerra y el verde, la muerte o la vegetación. Hay también simbolismo numérico: siete significa completo (como a veces también diez), doce alude al pueblo (como los doce patriarcas y doce apóstoles), cuatro a la creación entera. Las fracciones sugieren lo incompleto, mientras una multiplicación, un cuadrado o un cubo aumenta el sentido simbólico (ciento cuarenta y cuatro mil es el cuadrado de doce por el cubo de diez). El simbolismo suele pertenecer a una narración que, junto con sus elementos simbólicos, forma un gran drama apocalíptico. Todas estas técnicas literarias servían como medios eficaces para expresar la esperanza de la fe en tiempos de crisis.

Casi todos los símbolos eran conocidos por los lectores originales. En algunos casos Juan explica el sentido de algún símbolo (1:20; 7:14; 17:9-12, 15, 18). A veces un mismo símbolo puede tener dos o más referentes muy distintos (la siete cabezas, 17:9-10; la mujer del capítulo 12). En otros pasajes Juan mezcla lo literal con lo simbólico (19:11;? 21:13); otros tienen sentido solo literal (6:6; 18:9-19). En algunos cuadros visuales no todos los detalles tienen un significado específico (10:1-11; 12:1, 2). El mensaje debe buscarse en el cuadro como un todo.

Es claro que Juan conocía bien la literatura apocalíptica. Hay detalles en el Apocalipsis que la misma Biblia no explica pero se aclaran por escritos extrabíblicos, como por ejemplo el maná escondido, el seiscientos sesenta y seis y el milenio.

Este mensaje sigue el patron dado en la antiguedad, en los mensajes del AT para el antiguo Medio Oriente, Éfeso habia sido uno d elos primeros centros del culto imperial en Asia, y Domiciano le habia otorgado el titulo de guardiana de su templo. Acerca de su notoriedad en las artes magicas d etales tiempos y la adoracion pagana a la diosa Artemisa, La ciudad de Éfeso se encontraba en medio del culto pagano y habia sin numero de creencias erradas. Las inscripciones atestiguan que Éfeso tenia tambien  una conciderable poblacion judia, de la que los cristianos habian sido originalmente una parte comoda (Hch 18:19–20, v.26, 19:8–9). En la practica, Éfeso era el centro dominante de Asia menor en tal periodo. Cuando afirma en el mensaje "asi escribe el angel de la iglesia" tal expresion  es un resueno al AT , tal formula era usada por lo sprofetas de Dios, y fue tomada prestada en tales timepos para los edictos reales y las formulas tipicas d elos mensajeros que decian "Asi dice el rey".



El Señor se presenta a la iglesia en Éfeso como El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro. La mayoría de las descripciones del Señor en estas cartas son similares a las que vemos en el capítulo 1 de Apocalipsis. Esta iglesia (Éfeso) se destacaba por su abundancia de obras Cristocentricas, su arduo trabajo, y su paciente perseverancia. Algo que caracterizaba a Éfeso era que no toleraba a los malos en medio de ella. Tenía la capacidad de discernir conforme la Escritura a los falsos apóstoles y tratarlos de la forma correspondiente. «Fatigados con lealtad, no sin
ella. La iglesia de Éfeso pudo soportarlo todo menos la presencia de impostores en su membresía».

Éfeso, por causa del nombre de Cristo había soportado pruebas y adversidades con paciencia, y había trabajado de manera infatigable. Pero la tragedia de Éfeso era que había dejado su primer amor. El fuego de su afecto se había extinguido. El ardiente entusiasmo de sus primeros días había desaparecido. Los cristianos podían mirar atrás a mejores días cuando su amor nupcial por Cristo fluía cálido, pleno y libre. Seguían siendo sanos en doctrina y activos en el servicio, pero había desaparecido el verdadero motivo de todo culto y servicio. Lexico sintacticamente: Tu primer amor del Gr."tën agapën sou tën prötën". da a entender «Tu amor principal o Tu amor el primero.» Este amor evangelistico temprano, es prueba de la nueva vida en Cristo y en base a esa nueva vida experimentada nace una motivacion por compatirle (1 Jn. 3:13s.), Éfeso se había enfriado en la predicacion a los perdidos, y a pesar de la pureza doctrinal. Y haber permanecido ortodoxos, habían llegado a enfriarse en el amor por las vidas sin Cristo y en parte por las controversias con los nicolaítas. Éfeso era un semillero evangelistico, y tal obra se habia perdido por los falsos, en este caso los los impostores hicieron mal a la iglesia en su predicacion de la verdad hasta cierto punto. La iglesia de Éfeso mantenía su celo por la sana doctrina y la perseverancia, indicando así que estaban amando a Dios. Ellos habían hecho un divorcio entre el amor a Dios y el amor al prójimo. No distinguieron entre el rechazo a los errores teológicos y la necesidad de amar a quienes cometían esos errores. La sana doctrina y la perseverancia sin amor son insuficientes. 

Los creyentes de Éfeso debían recordar los buenos días de su temprana fe, arrepentirse de su apagamiento
de su primer amor, y repetir el devoto servicio que caracterizó el inicio de su vida cristiana. En caso contrario, Él quitaría el candelero, es decir, la asamblea dejaría de existir. Su testimonio se extinguiría [No tiene nada que ver con lo que muchos exponen: que Dios quitaria su Espiritu de en medio de ellos]. Otra palabra que podemos ver de encomio tiene que ver con su odio contra las obras de los nicolaítas. No podemos saber de cierto quiénes eran estas personas. Algunos piensan que eran seguidores de un líder religioso llamado Nicolás. Otros observan que el nombre significa «gobierno sobre los laicos», y ven en esto una referencia al surgimiento del sistema clerical. Pero sea cual sea la postura, da a entender que las acciones de los tales eran malas, y por ende debian ser rechazadas. Algunos eruditos afirman que los nicolaítas (2:6, 15) son los mismos que sostenían la doctrina de Balaam (Apoc 2:15) y que seguían a Jezabel (Apoc 2:20). Posiblemente estas tres herejías tenían como elemento común el que se habían dejado permear por los valores de la cultura grecorromana, la religión imperial, y habían contemporizado con costumbres que no tenían los valores del reino.Esta doctrina como bien mencione, se podia relacionar con Balaam (Apoc 2:14–15); tal secta pudo haber aceptado el culto imperial para evadir la persecucion. Los padres d ela iglesia en timepo mas lejano identificaron esta secta como Gnostica e inmoral, como ocurre en los Rollo MM.

Los que tienen oídos para oír la palabra de Dios son alentados a escuchar lo que el Espíritu dice a las iglesias. Luego se da una promesa al vencedor. En general, un vencedor como bien explica el Nuevo Testamento es uno que cree que Jesucristo es el Hijo de Dios (1 Jn. 5:5): en otras palabras, un verdadero creyente [No una persona que lucha por obtener o permanecer en lo divino]. Un vencedor, su fe le capacita para vencer al mundo con todas sus tentaciones y seducciones y asi reflejar la vida de Cristo. El judaismo asociaba especialmente "el Espiritu" com la habilidad profetica; e spor esto que el Espiritu inspiro la vision y la profecia Juanina (Apoc 1:10; 14:13). Con respecto a tener "oido" (Marc 4:9) Algunos moralistas tambien exhortaban a los oyentes a "oir" a los sabios de la antiguedad que ellos citaban, pero la formula aqui se asemeja a la del AT "Oid esta palabra de Dios" (Amos 3:1, 4:1; 5:1).

Quizá en cada una de las cartas la palabra tiene un pensamiento adicional, relacionado con la condición de aquella iglesia determinada. Así, un vencedor en Éfeso puede ser quien muestre la genuinidad de su fe arrepintiéndose cuando ha recaído. Todos estos podrán comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios. Esto no implica que son salvos por vencer, sino que su victoria demuestra la realidad de su experiencia de conversión. La única manera en que los hombres son salvos es por la gracia por medio de la fe en Cristo. Todos los salvos comerán del árbol de la vida, es decir, entrarán en la vida eterna en su plenitud en el cielo. Éfeso es a menudo tomada como descriptiva de la condición de la iglesia poco después de la muerte de los apóstoles. Y su ejemplo es descontextualizado para implanta el terror relgioso en algunos. "Vencer" era especialmente una imagen militar y atletica de ocnquista o victoria, y en este mensaje implica perseverar de cara al conflicto y a la dificultad, y esto es todo lo que Dios requiere para asegurar la victoria en El. Aunque el "arbol de la vida" se utilizava para simbolizar la ley en la catedra judia posterior, esta vision alude a Genesis 2:9 y a una restauracion del paraiso (cf. 2 Cor 12:2–4). Cad auna de las promesas a las iglesias en esos mensajes se cumplen en (Apoc 21–22). Esto demuestra que el aterrorizar a un creyente con estos versos en conformidad a su salvacion o bendiciones es errar.



Hay varios principios de aplicacion sumamente importantes para su aplicacion personal:

1. Dios siempre esta presente y tiene el control [Lo contrario al deismo que afirma que Dios no maneja nada despues de crearlo, que las leyes se manejan solas en si mismas].

2. Un verdadero creyente debe ejercitar el discernimiento conforme las Escrituras y asi rechazar doctrinas erradas contrarias a la Sana Palabra de Dios y todo su consejo, sin alvidar el amor hacia el projimo.

3. Ningun creyente puede abandonar la obra evangelistica, debe proclamar a toda voz la obra y persona de Jesus, no hacerlo es desobedecer el mandato divino y tener por poco su autoridad, por simple el scrificio de Cristo en la cruz, y por vano el mensaje dado por El (Mt 28:18–20).

4. El creyente verdadero debe oir la voz de Dios en Su Palabra (Biblia), y rendirse a ello.

5. Toda promesa hecha por Dios se cumple,y por ende debemos confiar en El.

6. Dios restaurara todo para el pleno disfrute en comunion con El eternamente [Esto debe ser un refrigerio esperanzado a nustras vidas].

– Dr.Félix Muñoz

Apostasia al dia

Autor & Editor

Apostasia al dia

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).
Se produjo un error en este gadget.

Seguidores

Verso del dia

Concordancia

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.

 
Apostasía al día © 2015 - Designed by Templateism.com