Aborto: Mujeres homicidas quisieron decidir sobre el cuerpo de una niña en Argentina - Apostasía al día

Apostasía al día

Defendiendo la Sana Doctrina.

Última Hora

Home Top Ad

Post Top Ad

23 mar. 2019

Aborto: Mujeres homicidas quisieron decidir sobre el cuerpo de una niña en Argentina






Una niña de 11 años de la provincia de Tucumán - Argentina abrió nuevamente el debate sobre el aborto. 

A la niña no se le permitió matar a su bebe que llevaba adentro suyo por causa de una violación que sufrió tiempo atrás. A la niña de 11 años hace cuatro años, la corte en Argentina colocó a la niña bajo el cuidado de su abuela después de que, según los informes, el novio de su madre abusó de sus dos hermanas mayores. La niña tampoco estaba a salvo en la casa de su abuela, ya que fue violada por el novio de su abuela y quedó embarazada.
Según los medios de comunicación y en especial los medios que hacen apología explícitamente al asesinato, la niña dijo: “Quiero que quites lo que el viejo puso dentro de mí”. 
Este nuevo caso abrió las puertas para las abortistas de Argentina que perdieron en 2018 la legalización por el aborto, este caso les vino bien para revivir y comenzar nuevamente su movimiento de apología al asesinato contra bebes por nacer.  
Según la ley Argentina, aprobada en 1921, los abortos son legales solo en caso de violación o riesgo para la vida de la mujer. Aunque no hay excusas para asesinar a un niñito, la ley no según Dios, sino según leyes humanas, muchos países permiten el aborto en caso extremos como este. Pero, el gobierno de la provincia de Tucumán, donde vive la niña, no permitió el aborto al que tenía derecho por ley humana, porque corría riesgos tanto ella como él bebe.
Eso hizo estallar a las futuras criminales que se jactan con la frase hecha por ellas mismas: “Mi cuerpo es mio, yo decido”. La contradicción e hipocresía quedó al descubierto, quisieron mandar e imponer sobre el cuerpo de una niña que ni siquiera es familia. 
En Argentina hay mujeres perversas que creen ser dueñas de la verdad. Son anti-Dios y la mayoría no tienen hijos, por eso creen que pueden imponer sus ideas macabras al resto de la población e influenciar a otras mujeres para que maten. Nos le importó ni siquiera la vida de la propia niña, que según los médicos, su vida corría peligros serios de vida y no soportaría un atroz asesinato. 


Para ellas, la ley humana está por encima de la ley de Dios. Y aunque la constitución Argentina dice ser uno estado laico. Eso no tiene ninguna validez delante de Dios.

También la tierra es profanada por sus habitantes, porque traspasaron las leyes, violaron los estatutos, quebrantaron el pacto eternoIsaías 24:5

Los procesos de aborto son algo atemorizantes y bizarros.  Durante el primer trimestre los métodos son dilatación y succión, llamados DNS; o Dilatación y Curetaje llamado D&C. Básicamente significa que una aspiradora rasga al niño en pedazos y succiona las piezas a través de un tubo, o un instrumento afilado desmonta al feto en secciones, y luego a menudo se usan pinzas para aplastar la cabeza y reducir su tamaño. Y esto, por supuesto, puede resultar en útero desgarrado, útero perforado, esterilidad, entre otras cosas peores.
Durante el segundo trimestre, el hogar cómodo y seguro del niño conocido como el saco amniótico se hiere con una aguja, que extrae el líquido amniótico y lo reemplaza con una solución salina pesada que básicamente quema al niño con vida.  Y en 24 horas a 72 horas el cuerpo expulsará al feto muerto.
Durante el tercer trimestre, se utiliza una histerotomía. A veces, las prostaglandinas, un fármaco que produce la administración estimulando el útero falsamente en el parto.  Estos a veces producen hijos nacidos vivos que luego son dejados morir o incluso asesinados.
Los abortos involuntarios son casi dos veces más comunes para las mujeres que han abortado.  Un estudio de 26,000 nacimientos indicó un aumento de más de tres veces el número de bebés nacidos muertos y las muertes de recién nacidos entre madres que habían tenido un aborto. 


Dado que aproximadamente dos o tres mujeres por cada cien necesitan una transfusión de sangre, existe un mayor riesgo de exposición a la hepatitis y el SIDA.  El sangrado es más común en los embarazos posteriores deseados.  Muchos investigadores han observado nacimientos prematuros subsiguientes y bajo peso al nacer.  Entre las mujeres que han tenido abortos, existe un mayor riesgo de daño en el cuello uterino.  Un aumento de siete veces en la placenta previa.  Ahí es donde la placenta cubre el canal de parto, y a menudo, requiere una cesárea. 
Aproximadamente hay un doble del riesgo de cáncer de mama cuando se practican abortos en el primer trimestre antes de completar un embarazo a término.  Eso es porque Dios en parte ha diseñado el cuerpo para comenzar a prepararse para el nacimiento de ese niño. Cuando se aborta, se crean ciertos factores de riesgo en el cuerpo a medida que el cuerpo se retira para tratar de compensar.  Existe un riesgo hasta 30 por ciento mayor de infección pélvica.
La pregunta que las feministas de Argentina deben hacerse es: ¿por qué quieren hacer esto?  ¿Quién empezó esto? Si queremos saber dónde comenzó todo, tenemos que ver que comenzó ciertamente en la mente de Satanás, según Juan 8:44, él es un asesino. Ciertamente, comenzó con el mismo tipo de actitud caída que hizo que Caín matara a Abel.  Caín fue un asesino.  Esa es la expresión de la caída.  Puede volver atrás y encontrará que ha habido esfuerzos por parte de Satanás para asesinar bebés en el tiempo de Moisés y en el tiempo de Jesús, y él tuvo éxito, como saben, en el tiempo de Jesús en Masacrar a bebés menores de dos años para intentar eliminar al Mesías. Es por esto que las abortistas odian la verdad de Dios.
Todo es consecuencia de la revolución sexual con su amor libre que realmente preparó el escenario para la masacre de millones de bebés, que no son más que una intrusión en las fornicaciones y los adulterios de una sociedad miserable y degenerada. Y ahora quieren entrar a un holocausto.  Un holocausto que Dios juzgará, lo que no saben las abortistas es que la sangre de la víctima asesinada clama desde el suelo contra la persona que cometió el asesinato.
La ciencia médica ha establecido claramente que la concepción produce una vida individual única.  La vida comienza en la concepción.  Eso es absolutamente un hecho médico. Cuando miramos a la Biblia, la concepción es un acto de Dios.  

El Salmo 127:3 dice: “He aquí, los niños son un regalo del Señor”.  Dios crea personalmente cada vida. La Escritura aclara ese hecho. Dios dice: “Ningún niño nacerá en esa matriz”. Él tiene control sobre eso (1 Samuel 1:5-6).

Dios es el poder detrás de la esterilidad y Dios es el poder detrás de la concepción.  Donde quiera que haya concepción, Dios lo ha hecho realidad.  Así que las abortistas quieren manipular lo que Dios ha hecho. Ese es el punto.
Una vez que el bebé es creado, es el bebé nace o no nace.  El momento real de nacimiento no determina la viabilidad o la vida.  La vida está en la concepción, y por lo tanto el bebé es el bebé en el útero, el bebé fuera del útero, no hay una terminología diferente.  Esto no es una mera colección de células, esto es un bebé (Jeremías 1:5; Galatas 1:15). 
Matar esa vida es jugar a Dios.  Una afrenta seria contra la vida misma, es más seria contra el Dios que es el Creador.  El declive de la cultura es la última evidencia de la miseria de la cultura.  Es la prueba definitiva de cuán profundo es el ateísmo que quieren matar la vida que Dios crea. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.
Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).

Post Bottom Ad