Encontrándole sentido al Sufrimiento - Apostasía al día

Apostasía al día

Defendiendo la Sana Doctrina.

Última Hora

Home Top Ad

Post Top Ad

16 feb. 2019

Encontrándole sentido al Sufrimiento



"Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, Y se traspasen los montes al corazón del mar, aunque bramen y se turben sus aguas, Y tiemblen los montes a causa de su braveza."(Salmo 46:1-3).
Este conmovedor Salmo inspiró el gran himno de Lutero, “Castillo fuerte es nuestro Dios”, este ha consolado a muchos que sufren de miedo y ansiedad por los problemas de la vida. Nuestro Dios puede ser y es un refugio tan fuerte “que podemos no temer, aunque la tierra sea removida.” Es una metáfora poderosa, sin embargo, en ocasiones pudiera parecer improbable.
Los hijos de Coré
Pero tal acontecimiento no era hipotético para los autores de este Salmo. Números 16 narra la triste historia de Coré, bajo cuyos pies la tierra literalmente fue removida y se lo tragó, debido a la rebelión que lideró. Insatisfecho con su papel como levita de custodiar el tabernáculo de Jehová, “Coré y Datán, Abiram, y On, tomaron gente, y se levantaron contra Moisés con doscientos cincuenta varones de los hijos de Israel, príncipes de la congregación, de los del consejo, varones de renombre. ¡Basta ya de vosotros! Porque toda la congregación, todos ellos son santos, y en medio de ellos está Jehová; ¿por qué, pues, os levantáis vosotros sobre la congregación de Jehová? (Números 16:2-3).
La rebelión de Coré contra Moisés es cómico si observamos la resistencia continua que Moisés tenia al liderar (ver Éxodo 4:10-13, por ejemplo). No sólo Moisés y Aarón no habían buscado este papel, sino que Dios los había elegido, contra su voluntad, para una tarea que no querían y eran totalmente incapaces de cumplir. Como Moisés señala, las quejas de Coré y de sus seguidores eran con Dios (Números 16:11). Y es algo peligroso el desafiar la autoridad del Señor, como Coré y sus co-conspiradores descubrieron cuando la tierra literalmente se los tragó “y descendieren vivos al Seol” (Números 16:28-33).

Coré y sus seguidores serán recordados a lo largo de la historia por su rebelión marcada por la auto-glorificación en vez de humildad (Números 16:3), por continua impaciencia en lugar de tranquila confianza en el Señor (Números 16:13-14) y el deseo de acercarse al Señor en sus propios términos en lugar de los de Dios (Números 16:36-49) — perversiones de la verdad revelada por Dios, de las cuales incluso Judas estaría advirtiendo a los creyentes en el Nuevo Testamento, siglos más tarde bajo el aun deshonrado nombre de Coré (Judas 11).
¡Celebrando la Redención!
"Pero los hijos de Coré no murieron" (Números 26: 11).
Dios ama redimir, reconciliar y restaurar, y de esas familias en desgracia, Dios eligió para llevar a cabo su obra redentora a través de los hijos de Coré. Durante el reinado de David como rey de Israel, algunos de los descendientes de Coré fueron líderes de adoración que David puso a cargo: "Estos son los que David puso sobre el servicio de canto en la casa de Jehová, después que el arca tuvo reposo, los cuales servían delante de la tienda del tabernáculo de reunión en el canto, hasta que Salomón edificó la casa de Jehová en Jerusalén; después estuvieron en su ministerio según su costumbre. "(1 Crónicas 6:31-32). También mantuvieron la misma posición de la cual su antepasado había intentado promover a sí mismo, "Salum hijo de Coré, hijo de Ebiasaf, hijo de Coré, y sus hermanos los coreítas por la casa de su padre, tuvieron a su cargo la obra del ministerio, guardando las puertas del tabernáculo, como sus padres guardaron la entrada del campamento de Jehová." (1 Crónicas 9:19).
Celebramos el rescate del legado de Coré mientras leemos, estudiamos, memorizamos, meditamos, enseñamos y aconsejamos sobre Salmos 42-49 y 84-88, estos Salmos son atribuidos a los "hijos de Coré". A través de estos Salmos, generaciones futuras de Coré lucharon a través de sentimientos de abandono, miedo, pena, rabia, impotencia, depresión y desesperación, temas que pueden haber relacionados a su famoso apellido. Por supuesto, estos temas pueden encontrarse en la mayoría de los Salmos, pero me encuentro gravitando en estos con más frecuencia en mis consejerías.
Y otros también lo han hecho. Martyn Lloyd-Jones explicó Salmo 42 en su clásico, Depresión espiritual: su causa y cura, y Jared C. Wilson utiliza el mismo texto en su capítulo sobre "Depresión" en su reciente libro, El despertar del Evangelio. ¿Podemos ver en la desesperación del salmista por Dios y en su anhelo de la presencia de Dios en el Salmo 42 y 84, la redención del deseo de Coré de auto exaltarse?


El grandemente desesperanzador Salmo 88, con frecuencia le asigno a aconsejados en duelo para ayudarles a dar voz a la sensación de abandono que sienten de Dios, termina con "Has alejado de mí al amigo y al compañero, Y a mis conocidos has puesto en tinieblas."(Salmo 88:18). No hay final feliz en este Salmo, no hay giro por alabar a Dios, sólo la desesperación y la angustia de estar clamando a Dios y que aparentemente solo responde con silencio. Sin embargo, sus continuas súplicas, día y noche, revelan que los hijos de Coré entienden la necesidad de seguir clamando a Dios que es soberano y es su única esperanza.
Esta tranquilidad y confianza en Dios es un cambio radical comparado con la impaciencia de sus antepasados. Este escritor no quiere perecer bajo la ira de Dios, separado del amoroso pacto de Dios, como sus antepasados: "¿Será contada en el sepulcro tu misericordia, O tu verdad en el Abadón?" (Salmo 88:11). Gritando en el Salmo 44 para que Dios venga en su ayuda, vemos que los hijos de Coré han aprendido que Dios debe ser abordado con humildad, en sus términos y no los nuestros.
Dios es implacable en perseguir su Gloria en nuestras vidas y en las vidas de quienes aconsejamos. Ruego a Dios bendecir y multiplicar las lecciones aprendidas por los hijos de Coré al dar sentido a nuestras luchas y las luchas de los que aconsejamos.
Únete a la conversación
¿Cómo se aplica la cariñosa soberanía de Dios en Coré a tu vida y ministerio?
ESCRITO POR: GREG WILSON | TRADUCIDO POR: PRISCILA ACUÑA

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar!

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Copyright © 2014 Apostasía al día . Con tecnología de Blogger.
Me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos - Jud 1:3 (RVR).

Post Bottom Ad